El grupo espera volver a los beneficios

Mango ampliará su planta logística de Lliçà generando una inversión de 35 millones

Incrementará su capacidad hasta los 280.000 m2, lo que supone 90.000 m2 más para tener la posibilidad de que Mango pueda seguir creciendo en el futuro

Foto: Vista de la central de la empresa Mango en un polígono de Lliçà d'Amunt, en Barcelona,
Vista de la central de la empresa Mango en un polígono de Lliçà d'Amunt, en Barcelona,

Mango ampliará su planta logística en Llicà de Munt (Barcelona) lo que supondrá una inversión de 35 millones de euros. La inversión no será asumida por la empresa que preside Isak Andic, sino de forma mayoritaria por su casero, el fondo británico Tritax Ebox, si bien la gestión de la misma, como pasa en cualquier planta logística corresponderá al inquilino, es decir, a la propia Mango.

Tritax Ebox invertirá 30 millones de euros en ampliar la planta, la cual incrementará su capacidad hasta los 280.000 m2, lo que supone 90.000 m2 más para tener la posibilidad de que Mango pueda seguir creciendo en el futuro. El resto, otros cinco millones corresponderá a la instalación final de mecanismos de almacenaje y distribución inteligentes, que sí asumirá Mango. Esta es la planta de reparto mundial de Mango, es decir, en ella se reciben las prendas de los fabricantes de países como Turquía, Marruecos y China y se reparten a las más de 2.100 tiendas que ubicadas en más de un centenar de países distintos.

La operación de ampliación de la planta de Lliçà acabará en 2023, ya que la complejidad de este tipo de centro logísticos, con plantas de producto plegado y colgada y sistemas inteligentes para la clasificación de los productos.

En una rueda de prensa en Lliçà de Munt el director general de Mango, Toni Ruiz, se ha mostrado optimista sobre la evolución financiera de Mango, que arrastra tres años de pérdidas. Según Ruiz, “hasta 2018 habíamos bajado ventas y los resultados no nos habían acompañado. Ahora a cinco semanas de cerrar 2019, las ventas este años nos han ido bien. Y esperamos llegar a resultados positivos este año”.

Sin embargo, Ruiz ha optado por ser prudente “porque esta cinco semanas resultan claves, entre el Black Friday y la campaña de Navidad se trata de nuestra época clave en las ventas del año”.

Respecto a la deuda del grupo y a la salida al mercado de pagarés Ruiz ha asegurado que la intención del grupo es doble: por un lado diversificar las fuentes de financiación y por otro reducir la deuda de la empresa, la segunda compañía de moda de España por volumen de facturación, después de Inditex.

“En 2016 llegamos a tener 617 millones de deuda neta y ahora es 315 millones. Este año se seguirá reduciendo el endeudamiento. La voluntad de Mango será capaz de devolver esta deuda en poco tiempo. La deuda neta será positiva, ha asegurado Toni Ruiz, si bien no ha especificado cuántos años tardará Mango en tener caja positiva. Ruiz anteriormente había sido el director financiero del grupo.

Plantilla y ventas

Mango factura 2.233 millones de euros al año. Sólo en el centro logístico de Lliçà de Munt ocupa a más 600 personas. La ampliación está pensada en cubrir el aumento de las ventas online. En 2018 el 20% de las ventas de Mango ya fueron por internet y se espera que dentro de dos años, según fuentes de la compañía, este porcentaje se eleve al 30%.

Desde Lliçà no sólo se distribuye a las tiendas de todo el mundo. También se remiten las prendas al centro de e-comerse en la sede de Mango en Palao de Plegamans, que da servicio a la mayor parte del negocio por internet.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios