Iberdrola encarga a Garrigues, su bufete de confianza, la protección por el caso Villarejo
  1. Empresas
ANTE EL RIESGO DE SER IMPUTADA

Iberdrola encarga a Garrigues, su bufete de confianza, la protección por el caso Villarejo

La eléctrica ha contratado los servicios del bufete dirigido por Fernando Vives, un abogado muy cercano a Sánchez Galán, para analizar las consecuencias jurídicas de las grabaciones

Foto: iberdrola villarejo (imagen: EC)
iberdrola villarejo (imagen: EC)

Iberdrola sigue escrudiñando todas las facturas que potencialmente puedan ser sospechosas de pagos irregulares desde el departamento de seguridad al excomisario de policía José Manuel Villarejo y a empresas dudosas de cobrar por trabajos ilícitos que incumplen el código ético de la compañía. Para protegerse de cualquier incidencia judicial, la compañía eléctrica se ha puesto en manos de Garrigues, bufete muy próximo a Ignacio Sánchez Galán, al que ha asesorado en numerosos asuntos de la comisión de cumplimiento.

Fuentes oficiales de Iberdrola confirman la contratación y explican que el despacho de abogados dirigido por Fernando Vives está asesorando a la Comisión de Auditoría y Cumplimiento sobre el caso Villarejo. Vives ha sido un letrado al que el grupo presidido por Sánchez Galán ha recurrido con frecuencia en asuntos judiciales delicados, según las numerosas actas a las que ha tenido acceso El Confidencial.

Foto:  Imagen: EC.

Fuentes oficiales de Garrigues matizan que el bufete no ha participado en ninguna de las dos auditorías que la eléctrica llevó a cabo a finales de 2018 cuando tuvo conocimiento de las primeras facturas abonadas al policía nacional, en prisión desde noviembre de 2017. Aquellos dos análisis fueron solicitados por Xavier Sagredo, presidente de la Fundación Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) y máximo responsable de la citada comisión en calidad de consejero independiente. Y en ambos no se detectó ningún pago irregular a sociedades vinculadas a Villarejo.

La nueva auditoría, la tercera en menos de doce meses, la está realizando PwC, otra firma muy próxima a Iberdrola, ya que ha trabajado en numerosas ocasiones para el grupo energético. A diferencia de las dos anteriores, la consultora dirigida por Gonzalo Sánchez ha ampliado la investigación a las facturas cargadas al departamento del dentro del área de seguridad denominado “Servicios Especiales”.

placeholder

Un cajón donde, según distintas fuentes, se acumulan pagos a empresas propiedad de detectives, como Clavenna y Quark 2001, de alquiler de vehículos, como VIP Car Spain, o de vigilancia, como Inviseg, donde trabaja el hermano del actual jefe de seguridad de España, Patxi Blázquez, y candidato número uno a sustituir al destituido Antonio Asenjo.

Según documentación en poder de este medio, tanto Garrigues como PwC han sido, precisamente, asesores legales de la Comisión de Responsabilidad Social Corporativa. Hasta el punto de que ambas firmas se han encargado durante años de vigilar los riesgos penales de esta comisión y de evaluar a cada uno de sus miembros sobre su idoneidad para cumplir con su cometido.

En el caso de la segunda, hasta la fecha siempre ha sostenido que los miembros de la Comisión de Cumplimiento han tenido "un excelente desempeño" en comparación con empresas nacionales e internacionales.

Garrigues Ignacio Sánchez Galán PwC Noticias de Iberdrola
El redactor recomienda