Barings entra en deuda 'core'

La Mutua de Massachusetts entra a competir por los megapréstamos inmobiliarios

Barings Real Estate, que tiene invertidos en nuestro país 475 millones en activos inmobiliarios, ha decidido entrar a competir con la banca en la financiación de grandes préstamos

Foto: Parque Empresarial Avalón, propiedad de Barings. (EFE)
Parque Empresarial Avalón, propiedad de Barings. (EFE)
Adelantado en

Barings Real Estate, el brazo inmobiliario de Massachussets Mutual Life Insurance (MassMutual), ha redoblado su apuesta por España con la decisión estratégica de lanzarse a competir también en el mercado de deuda.

Un terreno en el que se estrenó el pasado verano, con la concesión de un préstamo de 40 millones de euros a Kronos para construir un parque comercial en Dos Hermanas (Sevilla), y al que ha seguido otra operación similar para un desarrollo logístico.

Sin embargo, los planes de Barings son mucho más ambiciosos y van encaminados a competir directamente con la banca por los grandes préstamos sindicados inmobiliarios. De hecho, la firma dirigida en España por Adolfo Favieres está muy activa analizando oportunidades de deuda 'core' y confía en cerrar alguna gran operación el próximo año.

"Este tipo de dinámicas enlaza mucho con las de una compañía de seguros, y nosotros somos una filial de MassMutual", señala Favieres, una reflexión que ayuda a comprender el interés y la experiencia que puede aportar Barings en este tipo operaciones.

Centro comercial Berceo, propiedad de Barings.
Centro comercial Berceo, propiedad de Barings.

Un ejemplo de potencial cliente de Barings sería un patrimonialista con un gran volumen de oficinas, que apalanca este activo con un préstamo de cientos de millones, y con la vista puesta en destinar esta inyección de dinero a nuevas inversiones que le permitan crecer.

"Nuestra ventaja, para un propietario de inmuebles, es que somos un único interlocutor, lo que confiere mucha agilidad en la toma de decisiones (no hay que negociar con varios comités de diferentes bancos). Además, así diversifican tanto vías de financiación como riesgo con prestamistas", explica Favieres.

Gigante internacional

A pesar de contar con 15.000 millones en activos inmobiliarios bajo gestión en todo el mundo, Barings tiene unos números globales todavía más elevados en el negocio de deuda, donde alcanza los 28.000 millones.

En España, donde abrió oficina en noviembre de 2015, lleva cuentas con activos valorados en 475 millones de euros y apenas acaba de estrenarse en el negocio de préstamos, donde no se ha marcado ninguna cifra concreta, sino que prevé crecer en función de las oportunidades.

Su primera operación con el equipo local fue la compra de un local en la madrileña calle Velázquez, alquilado a Banco Santander, y desde entonces se ha hecho con el centro comercial Berceo, en Logroño; con una mediana comercial alquilada a Conforama, en Majadahonda (Madrid); el parque empresarial Avalon en Madrid; la sede de ING; un suelo logístico en Ontígola (Toledo) donde promoverá dos naves con más de 50.000 metros cuadrados, otra nave de 60.000 metros cuadrados en la misma localidad, una tercera en Plaza (Zaragoza)...

Un amplio abanico de operaciones que van desde compras oportunistas hasta adquisiciones más conservadoras, movimientos dispares donde Barings quiere que su seña de identidad sea, precisamente, el profundo conocimiento del mercado al contar con un equipo local.

"Tenemos 28 oficinas en 11 países. No hacemos negocios en países donde no tenemos equipos", subraya Favieres, quien cuenta con un equipo pequeño, de cuatro personas, pero que juntas suman las bodas de platino con el sector. Una experiencia que ahora quieren poner en valor entra a competir en la 'champions' de los préstamos inmobiliarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios