venderá el edificio de vallecas por 24,7M

La nueva ley de alquileres se cobra su primera víctima: Domo deshace su socimi

Domo Gestora ha decidido echar marcha atrás y deshacer la socimi que sacó a cotizar al MAB —Mercado Alternativo Bursátil— hace dos años, debido a que la nueva ley rompe su plan de negocio

Foto: Infografía de un proyecto de Domo.
Infografía de un proyecto de Domo.

Domo Gestora ha decidido echar marcha atrás y deshacer la socimi que sacó a cotizar al MAB —Mercado Alternativo Bursátil— hace dos años, debido a que la sociedad salió a cotizar con un modelo basado en mantener las viviendas tres años en alquiler y luego venderlas, obteniendo así unos retornos y unos dividendos estimados para los accionistas que, ahora, al obligarla a tener siete años los pisos en renta, han saltado por los aires.

“La información que se dio a los accionistas fue un plan de negocio muy concreto”, señala José Luis Alba, director del área de socimi de Domo Gestora. En consecuencia, la compañía ha decidido convocar una junta general extraordinaria para el próximo 20 de diciembre, en la que se propondrá abandonar el régimen especial de las socimis, pero seguirá cotizando en el MAB como Domo Activos.

“Tenemos que renunciar al régimen fiscal, a la exención del tipo de sociedades, pero nos sale que es más beneficioso para los accionistas hacerlo así, porque podemos anticipar los retornos”, añade Alba. Domo acudirá a la asamblea extraordinaria con un informe que avala estos cálculos y que ha sido revisado por todos los expertos independientes que la han acompañado en el MAB (Armabex como asesor registrado, EY en el terreno fiscal y Arcania en el legal).

Cuando Domo salió al MAB, en septiembre de 2017, lo hizo con un suelo que adquirió a Sareb en el Ensanche de Vallecas, donde ha promovido un edificio de 80 viviendas que ya está terminado y pendiente solo de la licencia de primera ocupación, que espera tener antes de concluir el ejercicio. Un inmueble que, si los accionistas de la socimi aceptan vender, se desinvertirá a un precio de venta mínimo de 24,7 millones de euros, según lleva la compañía también a su próxima cita extraordinaria.

Domo está abierta tanto a ofertas de fondos interesados en adquirir proyectos llave en mano, algunos de los cuales ya han llamado a su puerta, como de manera individual. En cualquier caso, considera que, con esta fórmula, anticipa el cobro del dinero y logra mejorar así la TIR (tasa de rentabilidad interna) del proyecto, al anticipar el cobro de dividendos.

Además de abandonar el régimen socimi, Domo aprobará una reducción de capital dirigida a recomprar las acciones a aquellos inversores que decidan, ante este cambio de plan de negocio, salir de la sociedad. Aunque la gestora de cooperativas no tiene obligación legal de dar este paso, según explica Alba, va a llevarlo a cabo consciente de la falta de liquidez del MAB, aunque también confía en que sean pocos los inversores que decidan salir.

Al decidir seguir cotizando como empresa en expansión, la todavía socimi ve la oportunidad de poder abrirse a otro tipo de promociones, no solo residenciales, y, de hecho, su primer proyecto estrella será el destino de la sede de Metro de Madrid, inmueble que adquirió el pasado julio por 14 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios