MENDOZA TRASLADA LA SEDE FISCAL A MADRID

El BEI da oxígeno a la UCAM: 32 millones de la UE para dos nuevos campus católicos

La Universidad Católica de Murcia logra que el Banco Europeo de Inversiones financie la mitad de su expansión nacional. El centro dependiente del Vaticano financia así su expansión

Foto: El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, con Mireia Belmonte. (EFE)
El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, con Mireia Belmonte. (EFE)
Adelantado en

La Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) acaba de recibir un balón de oxígeno para su expansión en Málaga y Madrid. La fundación que la engloba, que ha revolucionado la educación superior con multitud de títulos baratos y becas a deportistas, y que responde directamente al Vaticano, ha recibido un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 32 millones de euros para construir un campus en Madrid y otro en Málaga, según fuentes próximas a la universidad. El centro cifra el total de estas inversiones previstas en unos 67 millones. Las universidades públicas, que critican la expansión de estos centros, a los que vinculan con la baja calidad académica, ven ahora cómo es un organismo público el que financia su expansión.

La UCAM, creada en 1997, tiene 15.000 alumnos en Murcia, pero su número está estancado. La institución fundada por José Luis Mendoza, probablemente el seglar con más poder en la Iglesia católica española, tenía planes de expansión en Málaga y Madrid. En la Comunidad de Madrid, preveía invertir 15 millones para levantar un campus en Alcorcón usando unas antiguas instalaciones de la Ciudad del Circo, construidas durante la burbuja y que nunca llegaron a entrar en funcionamiento. En Málaga, el ayuntamiento del PP ha desbloqueado la calificación urbanística de unos terrenos para que se instale en un proyecto conjunto con el Comité Olímpico Español. El deporte es la gran apuesta de la UCAM: patrocina un equipo en la ACB, uno de fútbol y en los Juegos de Río patrocinó a 11 de los 17 medallistas españoles.

El deporte es la gran apuesta de la UCAM: patrocina un equipo en la ACB, uno de fútbol y en Río patrocinó a 11 de los 17 medallistas españoles

Pero la universidad no terminaba de dar con la llave financiera que le permitiera acometer su expansión. En Murcia, Mendoza ha tenido un conocido enfrentamiento con Carlos Egea, antiguo patrón de Cajamurcia y consejero de Bankia hasta el pasado mayo. Además, fuentes próximas a la operación explican que los problemas urbanísticos que afronta han limitado la concesión de crédito. La Fiscalía de Murcia denunció a Mendoza por unas obras sin licencia y, según publicó 'La Verdad' en septiembre, está a punto de ir a juicio. Las entidades financieras temen que las instalaciones que sirvan como aval se vean afectadas, según fuentes de la ciudad.

Su relación con el PP de Murcia estaba muy deteriorada por ese caso, ya que pese a sus intentos no había conseguido que el ayuntamiento lo legalice (el alcalde fue rector de la universidad pública, competencia y enemiga de la UCAM). Hace un año, Mendoza excluyó a los miembros del PP de la apertura del curso académico, y en este, celebrado el viernes, anunció que trasladaba la sede fiscal a Madrid para pagar menos impuestos. También dejó una pincelada de su ideario político: "Me asusta el nuevo Gobierno. Que un partido como el PSOE pacte con Podemos, un partido antisistema y anticatólico, es gravísimo; no sé lo que nos puede esperar. Puede hacer un daño irreparable a España".

José Luis Mendoza, un kiko que presumía de haber llevado a Murcia a Ratzinger antes de ser Papa, tiene su principal enganche en el Vaticano. Allí dona casi todos los beneficios y el resto lo reinvierte. La universidad presume de ser la privada con las matrículas más bajas. Su nombre saltó por primera vez fuera de Murcia en 2012, cuando el cuervo del Vaticano fue detenido con un cheque de 100.000 euros que Mendoza había donado a la Santa Sede durante el óbolo de San Pedro.

José Luis Mendoza, en el centro, junto a Rafael Matesanz al nombrarlo honoris causa. EFE
José Luis Mendoza, en el centro, junto a Rafael Matesanz al nombrarlo honoris causa. EFE

Como ha sucedido desde hace años, Mendoza ha saltado los obstáculos para acceder al crédito. Aunque el viernes la universidad no contestó a la consulta de este diario, fuentes de la ciudad explican que esta vez ha sorteado los problemas de crecimiento gracias al Banco Europeo de Inversiones (BEI), el organismo al que contribuyen los países de la UE. El pasado 10 de octubre, el BEI aprobó un crédito de 32 millones, según publica su web. La inversión incluye la restauración del Monasterio de los Jerónimos, donde tiene su sede, un gimnasio, una incubadora de 'startups', una residencia de estudiantes y, sobre todo, dos nuevos campus en Málaga y Madrid. El primero es un proyecto conjunto con el Comité Olímpico Español. El banco resalta que Murcia y Málaga están en regiones que pueden recibir fondos de cohesión y señala el ahorro energético que conllevarán las mejoras en la edificación. El BEI concluye que las obras tendrán un impacto social y ecológico positivo.

La UCAM señala en su web que la universidad tiene entre sus misiones "contribuir a la acción evangelizadora de la Iglesia católica promoviendo la atención pastoral de los miembros de la comunidad universitaria en estrecha comunión con la Iglesia particular y la autoridad magisterial de la Iglesia en materias de fe y moral y, en especial, con el obispo de la diócesis de la Región en la que desarrolla su actividad". Acaba de recibir una buena inyección para seguir haciéndolo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios