Los laboristas británicos quieren expropiar la fibra óptica de BT y ofrecerla gratis
  1. Empresas
se suma a la lista de servicios que quieren

Los laboristas británicos quieren expropiar la fibra óptica de BT y ofrecerla gratis

Una medida que formará parte de un manifiesto más amplio que se firmará este sábado y que afecta a utilities que proveen de servicios estratégicos al país

Foto: El lider de los laboristas, Jeremy Corbyn
El lider de los laboristas, Jeremy Corbyn

Jeremy Corbyn apuesta fuerte en Reino Unido. El líder el partido laborista quiere nacionalizar la fibra óptica de BT y ofrecerla de manera gratuita tanto a cada uno de los hogares de Reino Unido como a las empresas. Una medida que formará parte de un manifiesto más amplio que se firmará este sábado y que afecta a utilities que proveen de servicios estratégicos al país, según publica este viernes Financial Times.

Corbyn ha prometido ya que su gobierno tomará el control del ferrocarril, el Royal Mail, la National Grid y el agua, lo que supondrá según sus cálculos 300.000 millones de libras en acciones de 7.000 grandes empresas del país en lo que sería la mayor nacionalización del sector privado en una democracia occidental. A esto hay que sumar ahora el control de Openreach, la división de fibra de BT, lo que supondría unos 20.000 millones de dólares con la idea de llevar la banda ancha a todo el territorio para 2030.

A Openreach también habría que sumar parte de BT Technology, BT Enterprise y BT Consumer, lo que provocó que las acciones de BT se hundieran hasta un 4% en los primeros compases de la sesión en Londres, aunque poco a poco han ido recuperándose del susto y a media mañana cotizan prácticamente planas.

Un anuncio que ha pillado a BT por sorpresa en tanto que, según aseguran desde la compañía, el canciller en la sombra John McDonnell les aseguró el pasado verano que BT "no estaba en la lista" de las nacionalizaciones. A esto, el propio McDonnell, que ha sido el encargado de anunciar este viernes la incorporación de la fibra al manifiesto, ha asegurado en declaraciones a la BBC que "estuvimos hablando si íbamos a nacionalizar todo BT, y eso no es lo que estamos haciendo".

Además, ha insinuado que el estado podría tomar también el control de otros proveedores de banca ancha más pequeños, como Virgin Media y Sky Broadband, que se podrían ver afectados por la nacionalización de Openreach. "Llegaremos a un acuerdo con ellos, ya sea de acceso o trabajando juntos o, si fuera necesario, su inclusión en el ámbito de la propia banda ancha británica".

Por su parte, el CEO de BT, Philip Jansen, en declaraciones a Financial Times ha advertido que banda ancha para todos puede resultar un concepto atractivo para los consumidores, pero necesita ser meditado con detenimiento.

Jeremy Corbyn Fibra Optica Reino Unido