A TRAVÉS DE CONSULTORAS Y FUNDACIONES

Iberdrola contrató a varios exministros del PSOE en pleno gobierno de Zapatero

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán tuvo en nómina a Carlos Solchaga, Juan Manuel Eguiagaray y Jesús Caldera, que creó una fundación mientras era ministro

Foto: Sede de Iberdrola. (EFE)
Sede de Iberdrola. (EFE)

Pablo Iglesias cargó en el debate televisivo del pasado lunes contra Endesa y Naturgy por haber sido destino de exministros y expresidentes del Gobierno mientras se encarecía un 70% el precio de la luz. El líder de Unidas Podemos olvidó a Iberdrola, que según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial pagó al menos a tres representantes del PSOE en el Congreso de los Diputados que tuvieron cartera ministerial. Se trata de Carlos Solchaga, Juan Manuel Eguiagaray y Jesús Caldera, según distintas facturas que acreditan las remuneraciones.

El caso más llamativo es el de Caldera, que, tras la elección de José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE, fue designado portavoz del Grupo Socialista en el año 2000. Después de la victoria socialista en las elecciones de abril de 2004, el presidente le nombró ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. A los pocos meses, en noviembre, el político castellano creó Premysa, una sociedad mercantil sobre la que se sustentaba la Fundación Progreso, Empleo y Servicios para Salamanca. Una entidad sin presunto ánimo de lucro que fue autorizada por la secretaria de Estado de Asuntos Sociales, María Amparo Valcarce, dependiente del propio Caldera.

La Fundación Premysa se constituyó con un capital de seis millones de euros, cinco de los cuales los aportó el propio Ministerio de Trabajo. El objetivo oficial de esta organización era el de impulsar el desarrollo económico y social de la provincia de Salamanca a través de la gestión de fondos públicos y privados, y crear empleo y nuevas dotaciones sociales.

Los exministros socialistas Carlos Solchaga (d) y Juan Manuel Eguiagaray (i). (EFE)
Los exministros socialistas Carlos Solchaga (d) y Juan Manuel Eguiagaray (i). (EFE)

Iberdrola decidió participar en el proyecto. En el documento a través del cual la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán, salmantino de nacimiento, justifica su colaboración, se indica que “los titulares de los puestos más importantes de la fundación están relacionados con el PSOE y la propia familia Caldera".

En este sentido, el informe, fechado en junio de 2005, añade que el presidente de la organización es el exdiputado del PSOE en las Cortes de Castilla y León Cipriano González, y el secretario es Antonio Caldera, un primo del entonces ministro Jesús Caldera. Galán fue nombrado vicepresidente de la Fundación Premysa, cuya empresa original quebró en 2014 —Zapatero dejó la Moncloa a finales de 2011—, dejando una deuda no cuantificada a los acreedores. Sus administradores fueron destituidos y sustituidos por un administrador concursal.

Al mismo tiempo que Iberdrola decidía sumarse al proyecto del ministro de Trabajo de Zapatero, la eléctrica participada por Kutxabank y Qatar llegaba a un acuerdo con Fundación Alternativas, el verdadero 'think tank' del PSOE. Un laboratorio de ideas en cuyo patronato estaban y están varios exministros del partido liderado hoy por Pedro Sánchez. Entre otros, Diego López Garrido, exsecretario de Estado de España para la Unión Europa y diputado del PSOE; Mercedes Cabrera, exministra de Educación y Ciencia; Juan Manuel Eguiagaray, exministro de Industria; Andreu Mas Collell, exconsejero de Economía de la Generalitat; Felipe González, expresidente del Gobierno, y Victoria Camps, exsenadora del PSOE y asesora de confianza de Pedro Sánchez.

José Luis Rodríguez Zapatero, a la izquierda, junto a Jesús Caldera, en un acto del PSOE. (EFE)
José Luis Rodríguez Zapatero, a la izquierda, junto a Jesús Caldera, en un acto del PSOE. (EFE)

La firma del acuerdo con la Fundación Alternativas se hizo el 25 de enero de 2005, con la autorización de Fernando Becker, anterior director general y hoy consejero de El Corte Inglés, y José Luis Sampedro, consejero director general y número dos del grupo hasta 2014. El objetivo de esta alianza era “el impulso de un Observatorio de Política Exterior (OPEX), así como desarrollar un Programa de Investigación 2005-2007” con el fin de favorecer proyectos de “empleo, sanidad, cultura, educación, sistema de protección social, calidad de la democracia, inmigración y mejora de la calidad de vida de las ciudades”. Iberdrola se comprometió a abonar 60.000 euros por cada año (180.000 euros por el trienio).

Una cifra similar pagó a Enerma Consultores, sociedad propiedad de Carlos Solchaga, exministro de Economía con Felipe González, que posteriormente cambió el nombre a Solchaga Recio y Asociados. El contrato, también fechado a principios de 2005, a los pocos meses de tomar el PSOE la presidencia del Gobierno, consistía en el asesoramiento “en una serie de temas relacionados con los cambios estructurales y regulatorios del sector energético previsibles en el sector español, ibérico y europeo”. Solchaga había sido ministro de Economía y después de Industria durante el primer Gobierno de Felipe González y posteriormente ejerció de lobista y consejero de empresas.

Otro de los exministros, en este caso de Administraciones Públicas y de Industria, que han estado en nómina de Iberdrola es Juan Manuel Equiagaray. Según la documentación interna de la eléctrica, el expolítico vasco recibió varios ingresos de 5.800 euros entre 2005 y 2008, al poco tiempo de dejar su puesto de diputado por Murcia en el Congreso. Actualmente, es consejero de Iberdrola Brasil, tras ser renovado hace unas semanas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios