NO PREVÉ IMPACTO RELEVANTE POR EL 25% DE TASA

Deoleo: aceite portugués en botella italiana para salvar el arancel

El grupo aceitero incrementa sus compras en el país vecino y envasará en Florencia lo que ahora embotella en Córdoba para EEUU. Reduce sus pérdidas a 22 millones hasta septiembre

Foto: Aceites de oliva (iStock)
Aceites de oliva (iStock)
Adelantado en

El mercado esperaba los resultados de Deoleo para conocer públicamente lo que una de las grandes envasadoras europeas con marcas potentes en EEUU como Bertolli diría del arancel del 25% impuesto por Donald Trump al aceite español envasado. Y la situación no es ni mucho menos dramática, en este aspecto, para la empresa, que en paralelo negocia una nueva refinanciación de sus 550 millones de deuda.

El embotellador de Carbonell o Koipe asegura contar con las "herramientas necesarias" para no acusar un impacto significativo de ese sobrecoste. Un pequeño alivio dentro de unos resultados a septiembre que arrojan 22 millones de pérdidas, dos tercios menos que en 2018, eso sí; y caída de ingresos del 9% a 412 millones, por la bajada del aceite en origen y, por tanto, en el lineal. Sin embargo, en volumen, Deoleo vendió un 1% más.

¿Qué hará entonces el grupo en EEUU mientras dure el arancel? Usar aceite de otra procedencia y utilizar otras plantas fuera de España. Según varias fuentes del sector aceitero consultadas, la compañía está incrementando sus compras en Portugal, país que junto a España produce el primer aceite de la campaña en Europa. Esta estrategia no estaría viéndose reñida con sus compras a proveedores españoles relevantes, según las mismas fuentes.

Deoleo, que preside Ignacio Silva (exSchweppes) desde abril, mantiene además establecimiento permanente en Italia en su planta de Florencia, más la que tiene alquilada en Milán. Allí podría industrializarse aceite con marca Carbonell, que hasta ahora se envasaba en Córdoba, para EEUU. Deoleo, no obstante, es una de las compañías que han enviado más 'stock' del habitual al otro lado del Atlántico para estar cubierta hasta final de año con producto sin arancel.

Resultados por áreas geográficas. (CNMV)
Resultados por áreas geográficas. (CNMV)

Precisamente el antepenúltimo CEO de Deoleo, el italiano Pierluigi Tosato, planteó hace un año hacer una planta en la Costa Este de EEUU. Fue antes de que el grupo tuviera que acometer una operación acordeón de 137 millones para salvarse de la quiebra. Algo que le costó el puesto a Tosato, y acabó con sus planes de ampliar presencia industrial hacia América, donde operan sus rivales Dcoop y Sovena con dos fábricas cada uno (el grupo portugués sumará a su planta de Nueva York otra en la Costa Oeste). Deoleo, en cualquier caso, ha vendido dos plantas en España y busca desprenderse de otros activos inmobiliarios e industriales, como la refinería de Córdoba.

Un nuevo contratiempo, pese a que pueda ser salvable con sus propios medios, en un mercado, el de EEUU, que le ha proporcionado una de cal y otra de arena en lo que va de año. Mientras que las ventas en valor han caído hasta los 88 millones de euros, el beneficio bruto obtenido es de 8,5 millones (desde cinco millones en 2018). La compañía se encuentra inmersa en un reenfoque hacia la venta de aceites de más calidad y mayor margen en todo el mundo. De hecho, el beneficio bruto (ebitda) crece un 54% en estos nueve primeros meses del año —19 millones, la previsión para todo el año se alcanza en solo nueve meses— pese a los menores ingresos.

Deoelo, en cualquier caso, sumará este contratiempo operativo a sus últimos vaivenes en Estados Unidos. El primero, la pérdida rápida y contundente del liderato marquista frente a Dcoop, con Pompeian imponiéndose como primera marca a Bertolli. Lo que, en segundo lugar, derivó en parte de las pérdidas —por el deterioro de su negocio en EEUU— que casi se llevan la compañía por delante a inicios de año: 291 millones en números rojos.

Encuentro en la Hacienda Guzmán

La repercusión del arancel en la industria aceitera centró igualmente el encuentro con el eurodiputado Norbert Lins, presidente de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo. Fue invitado a España a conocer el impacto del arancel en varios productos como el aceite y las aceitunas por el europarlamentario español, y exministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

En un encuentro en la Hacienda Guzmán, propiedad de la familia Guillén (Acesur, que envasa La Española o Coosur), representantes de esta compañía, de la patronal exportadora Asoliva o de Cooperativas Agro-Alimentarias le trasladaron su desazón por el daño que hace a todas las marcas que llevan años gastando millones de euros públicos y privados en la promoción del aceite español como referente de calidad.

También se le recordó que los grandes compradores de aceite embotellado, como Costco o Walmart, van a precio, y un sobrecoste del 25% saca del mercado a los medianos y pequeños aceiteros españoles.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios