El beneficio cae un 28% por el ERE

CaixaBank gana 1.226 M y asegura que su rentabilidad supera el 10% pese a los tipos

Los resultados han estado marcados por el coste de un ERE que ha rebajado el personal y que ha supuesto un gasto extraordinario de 978 millones de euros

Foto: Sindicalistas protestan contra el ERE en la junta de CaixaBank (EFE)
Sindicalistas protestan contra el ERE en la junta de CaixaBank (EFE)

CaixaBank ha ganado 1.226 millones, un 28% menos, pero el banco no va cobrar a los particulares por sus depósitos sino que se va a centrar en otras vías de negocio –comisiones, seguros– para mantener una rentabilidad por encima del 10%, ha asegurado su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en la rueda de prensa en Valencia para presentar los resultados del tercer trimestre del año.

Los resultados han estado marcados por el coste de un ERE que ha rebajado el personal y que ha supuesto un gasto extraordinario de 978 millones, lo que ha provocado que la entidad cierre el tercer trimestre con unos beneficios de 1.266 millones, un recorte del 28,4% respecto al mismo período del año anterior.

CaixaBank ha acelerado el programa de aperturas de las denominados “oficinas store” para alcanzar más eficiencia y más rentabilidad. La entidad prevé que haya más de 600 sucursales de este tipo en junio de 2020. Al mismo tiempo, ha acelerado el cierre de las 800 sucursales de barrio que contemplaba en su plan estratégico. Gortázar ha asegurado que el objetivo de alcanzar la cifra de 3.640 oficinas llegará en diciembre de 2020, “anticipando un año los planes marcados en nuestro plan estratégico”.

“No tenemos previstos más cierres de oficinas, pero puede haber pequeñas variaciones. Lo que hemos hecho es ver qué estructura necesitamos para hacer nuestro negocio y lo que pensábamos que íbamos a tener que hacerlo en un plazo de tres años, lo hemos acelerado un año", ha explicado. "No porque vayamos más rápido no vamos a hacer más, sino que vamos a acabar antes”, ha matizado al mismo tiempo Gortázar, para quien “la red que tenemos es la red adecuada y hay 1.081 en comunidades rurales que no vamos a tocar”.

El consejero delegado del banco ha reconocido que por los tipos negativos “hay presión en el margen de intereses pero capacidad". "En la medida que vayamos a seguir creciendo en actividad, ingresaremos más por comisiones, y lo mismo en el negocio de seguros. Debemos aspirar a transitar en este mundo de intereses negativos con resultados de doble dígito como ya estamos haciendo hasta ahora”, ha apuntado.

Gonzalo Gortázar ha descartado que se vaya a revisar el plan estratégico, ya que “respecto a las actuaciones este era el plan que necesitábamos. No íbamos por el camino equivocado: invertir en clientes, reducir estructura, buscar más eficiencia. Estamos en el primer año del plan, hablábamos de obtener una rentabilidad del 12% y ahora estamos en el 10,1%”.

Los márgenes sufren

El margen de intermediación ha tenido una evolución débil en el actual contexto de tipo de interés negativo, con una subida de sólo el 1,3% hasta los 3.720 millones. Por su parte, el margen bruto cae un 4,2% a causa del descenso de los resultados de entidades valoradas por el método de participación, que cierran estos primeros nueve meses con 6.610 millones. Por último, el margen de explotación cae un 40,6% respecto al mismo período del año anterior, por el impacto del ajuste de personal en 2.000 personas menos, con lo que ha descendido hasta los 2.035 millones.

Por negocio, hay que destacar que CaixaBank se alinea con el resto del sector y el volumen de hipotecas baja: ha caído un 2,1%. El total de la cartera crediticia son 227.876 millones, pero las hipotecas ya no son el motor, sino el crédito al consumo, que crece un 11,1%. En términos generales, el volumen de crédito sube en bloque por primera vez en un tercer trimestre, aumentando un 2,1%.

“La buena noticia es que seguimos siendo capaces de reducir morosidad incluso en estas condiciones”, ha manifestado Gonzalo Gortázar cuando ha explicado que al cierre de 30 de septiembre el banco se situó en un ratio de morosidad del 4,1%. Los activos dudosos se redujeron a 9.953 millones.

Sólo se cobra a las empresas

Respecto a la política de cobrar por los depósitos como está haciendo el BCE a CaixaBank por su más de 17.000 millones de liquidez, Gortázar ha reconocido que “cobramos a los depositantes empresariales de tamaño significativo, pero estos entienden que la liquidez excendentaria tiene un coste. Pero no vamos a cobrar a los particulares”.

Sobre la sentencia del Tribunal Europeo sobre el índice IRPH, la opinión de Gortázar es que “según el abogado general, se soporta y ayuda la actuación que hemos tenido en CaixaBank y hemos tenido confianza en que esta situación no va a tener un resultado negativo para nosotros. Si no se produce la sentencia en el sentido que esperamos, habrá que analizarla y habrá que ver como interpreta”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios