INFORME DE ESTABILIDAD FINANCIERA

El Banco de España alerta de riesgos para la banca por las elecciones y Cataluña

El regulador aviso de un riesgo creciente para el sector financiero por la ralentización económica global que podría acarrear provisiones y una menor actividad

Foto: Sede del Banco de España (Efe)
Sede del Banco de España (Efe)

La desaceleración económica es un riesgo cada vez mayor para la banca española. Así lo explica el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, que sitúa a la "ralentización económica global e incertidumbre geopolítica" como principal peligro. Este riesgos ya estaba en el anterior informe, de hace seis meses, pero no tan agravado. El regulador menciona incluso "la recesión técnica que se está anticipando en algunas grandes economías".

"Desde la publicación del último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) las proyecciones de crecimiento se han reducido en la mayor parte de las economías. De hecho, se prevé que el avance del PIB global este año sea el más bajo desde la crisis financiera internacional y, además, el balance de riesgos sobre dicho crecimiento se orienta a la baja. Este menor dinamismo económico puede tener implicaciones tanto para las valoraciones de los activos financieros y reales como para las decisiones de los agentes", expone el informe.

Impacto español

El regulador destaca diversas variables que podrían acelerar el frenazo económico, como un Brexit desordenado, la guerra comercial o la desaceleración de la economía china. Y, en clave española, destaca el parón político y la crisis de las últimas semanas en Cataluña.

"En España, no se ha podido formar un nuevo gobierno tras las últimas elecciones por lo que se han convocado unas nuevas para el 10 de noviembre, prolongando la incertidumbre sobre la evolución de la política económica a lo que se añade el impacto de los últimos desarrollos en Cataluña", apunta el regulador.

Desde la dirección general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución puntualizan que se la posibilidad de que se materialicen los riesgos de Cataluña dependerá de "la persistencia" de los incidentes, y señalaron que es pronto para evaluar el impacto económico.

El segundo mayor riesgo para el Banco de España es la baja rentabilidad de la banca, por debajo del coste de capital, algo de lo que lleva alertando tiempo. "La rentabilidad de las entidades financieras se verá sometida a una presión adicional por la desaceleración económica y, por tanto, por las perspectivas de que los tipos de interés se mantengan en niveles muy bajos, incluso negativos, durante más tiempo de lo esperado", opina el informe.

La rentabilidad sobre fondos propios (ROE) de los bancos españoles se situó en el 6,6% en la primera mitad de 2019, por debajo del 7,6% de hace un año, por los menores ROF (resultado de operaciones financieras) y el repunte de los gastos extraordinarios para ERE y provisiones.

El tercer riesgos es el flujo de demandas que está recibiendo la banca, como ya alertó el regulador hace seis meses, principalmente por el pleito del IRPH que se resolverá a comienzos de 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios