Resultados del cuarto trimestre fiscal

¿Por qué Apple no se agota? Ingresos récord pese a vender menos iPhones

La compañía continúa con su cambio de esencia y sigue apoyándose en el creciente peso de su división de servicios, mientras minimiza la importancia de su producto estrella

Foto: Los nuevos iPhone 11 de Apple, en una tienda de la compañía. (Reuters)
Los nuevos iPhone 11 de Apple, en una tienda de la compañía. (Reuters)

Cuando una gran compañía modifica su esencia, lo normal es que pase por un pequeño periodo de zozobra. Los cambios siempre llevan su tiempo, al menos para casi todo el mundo. Para casi todo el mundo menos para Apple, claro. El gigante de Cupertino ha superado su récord de ventas en el último trimestre de su ejercicio fiscal, mientras continúa reduciendo su dependencia del iPhone y aumentando la importancia de sus servicios.

Este miércoles, al cierre de la sesión en Wall Street, la firma dirigida por Tim Cook anunció unos ingresos de 64.000 millones de dólares, casi 57.500 millones de euros, los más altos de la historia de la compañía en dicho periodo. Los inversores celebraron la cifra, que superó las expectativas de Wall Street, llevando el valor hasta más allá de los 247 dólares y rozando ya su máximo histórico. Apple está instalada cómodamente por encima del billón de euros de capitalización.

Su gran baza hasta ahora, el iPhone, sigue viendo como su facturación baja. En este caso, un 9% en términos interanuales, hasta instalarse en los 33.362 millones de dólares, casi 30.000 millones de euros. Esto, que podría parecer negativo, es una excelente noticia para Apple, que demuestra que es mucho más que su producto estrella.

Las ventas del último modelo, según ha explicado Cook en su charla con los analistas, están yendo mejor de lo previsto. El CEO de Apple atribuye esta buena marcha a los programas de reemplazo y financiación, sobre todo en China, algo que es destacable en medio de una guerra comercial. La facturación en el gigante asiático fue casi idéntica a la del trimestre anterior.

Los analistas de Morgan Stanley señalan "el rumbo positivo del iPhone" y apuntan que "los resultados son mejor de lo esperado", aumentando su precio objetivo hasta los 290 dólares. En la misma línea se sitúa Dan Ives, de Wedbush, que explica que "no hay puntos negros este trimestre" y destaca que "el valor debería seguir subiendo en los próximos meses".

El CEO de Apple, Tim Cook. (Reuters)
El CEO de Apple, Tim Cook. (Reuters)

Algo más cautelosos se muestran en UBS. Según un estudio que han elaborado, el tiempo medio de vida de un iPhone ha subido hasta los 19,5 meses, mientras que en una encuesta que han realizado los usuarios aseguraban que sus planes pasan por cambiar de teléfono cada dos años y medio.

Estos números refuerzan la estrategia de Apple para huir de la dependencia del iPhone, que en el pasado suponía hasta el 65% de las ventas totales. En este cuarto trimestre el porcentaje se ha quedado en el 52%. El cambio es notable y, además, está siendo rápido. Los expertos de Bloomberg aseguran que Apple debería tardar al menos tres años en completar un cambio de rumbo que, de momento, ya está dando sus frutos.

Los servicios y los accesorios tiran del carro

Los grandes responsables de que las cuentas de Apple marquen récord son los servicios y los accesorios. El primer grupo es el que la compañía está tratando de reforzar, como ya demostró en la pasada conferencia de desarrolladores en la que llegaron de un golpe Apple TV+, Apple Arcade o Apple News+.

La plataforma de contenidos en 'streaming', cuyas primeras producciones no están recibiendo críticas especialmente buenas, todavía tiene que desplegar todo su potencial, pero su competitivo precio, la mitad que el de competencia directa como Netflix o HBO, y el músculo financiera que tiene Apple hace presagiar que su futuro es bueno. El último trimestre del año natural servirá para empezar a testar si los espectadores responden.

Donde ya han respondido es en otras opciones como Apple Music. Pese a que todavía está lejos de Spotify, mucho más asentada, la plataforma de música en streaming 'made in Cupertino' cuenta ya con más de 60 millones de usuarios de pago.

En cuanto a los accesorios, los 'wearables' son los grandes protagonistas. El Apple Watch, que tuvo un recibimiento un tanto frío, ya es líder del sector y ha destrozado a competencia como Fit Bit. Ni Google ni Huawei han conseguido una respuesta al reloj inteligente de Apple, que acaba de lanzar la quinta generación.

Según los cálculos de IDC, el Apple Watch generará unos ingresos de 10.800 millones de dólares, casi 9.700 millones de euros, solo en el año 2019. Es el responsable del 40% de las ventas de una división que en los tres últimos meses ha facturado 6.500 millones de dólares, casi 5.900 millones de euros.

El Apple Watch.
El Apple Watch.

La otra gran pata de esa rama de la compañía son los AirPods, los auriculares inalámbricos que acaban de presentar novedades con su versión Pro. Pese a que Apple no desglosa los datos específicos, el mercado estima que en todo 2019 se despacharán alrededor de 55 millones de unidades.

Y el futuro, ¿qué?

Este cuarto trimestre de Apple es, tradicionalmente, un periodo de transición antes de la verdadera época para batir récords. El último trimestre del año natural, el primero del ejercicio fiscal de Apple, es el más potente, gracias al pico de consumo que se genera siempre en la campaña de Navidad. No es ninguna casualidad que el iPhone se presente siempre en septiembre o que acaben de llegar al mercado los nuevos AirPods.

Pero la mirada de la compañía no está puesta en el futuro cercano. La apuesta por los servicios no es casualidad: en el mundo hay 1.400 millones de dispositivos con la manzana en el reverso, de los que 900 millones son unidades del 'smartphone'.

Tim Cook y sus muchachos saben que hay que explotar esa ingente masa de usuarios y venderles series de televisión, música, videojuegos, revistas... Además de más auriculares y más relojes inteligentes que únicamente despliegan todo su potencial cuando están conectados a un iPhone.

A eso hay que añadir el desembarco de los primeros iPhone con 5G, preparados para hacer su debut en septiembre del año 2020 si todo sigue el rumbo previsto. El mercado espera que esa nueva generación sea un catalizador que dispare de nuevo la facturación de un gigante que vive a ritmo de récord.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios