PULSO DEL GRUPO CON EL EJECUTIVO POR EL FCAS

Airbus deja plantado al Gobierno en una jornada con toda la industria de Defensa

Ángel Olivares, secretario de Estado de Defensa, lanza un aviso a navegantes en la clausura del acto empresarial en Sevilla: "Es inconcebible que la industria y el Gobierno trabajen por separado"

Foto: El concejal delegado de Economía del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Páez, en las jornadas 'Industria de defensa en España'. (EP)
El concejal delegado de Economía del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Páez, en las jornadas 'Industria de defensa en España'. (EP)

Las espadas siguen en alto entre Airbus y el Gobierno español tras elegir este último a Indra, y no a Airbus, como coordinador nacional español del programa del futuro Eurofighter (FCAS). O, como resume gráficamente uno de los directivos de la industria de Defensa que han asistido a la jornada organizada este miércoles en Sevilla por UGT y la patronal Tedae, "ambos están como dos avispas encerradas en un bote de cristal, a la gresca". La consecuencia ha sido que, por primera vez, Airbus ha rechazado acudir al evento con todo el sector industrial de la Defensa en España, incluido el secretario de Estado del ramo, Ángel Olivares.

Fuentes de la organización señalaron que Airbus ha declinado asistir tras ser invitada. Desde la empresa, se señala que están representados a través de la patronal Tedae, "de la que somos miembros principales, y estamos en contacto continuo con el Ministerio de Defensa y el Ejército del Aire". Esta vez, "no hemos podido asistir", resumen. Hace ahora justo un año, el hoy presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, que entonces era el número dos del grupo, acudió a una jornada organizada en Sevilla por la Cadena SER que también clausuró Olivares. Era otro momento: el del 'lobby' de Airbus en España para que nuestro país se sumara al FCAS, algo que firmó en junio como tercer socio en condiciones de igualdad con los gobiernos de Francia y Alemania.

A la jornada acudieron los primeros espadas de Indra (Ignacio Mataix, director general), Aciturri (Ginés Clemente, CEO), Navantia (Vicente Santamaría, director de la filial Sistemas), además de Luis Furnells (presidente de Tecnobit), Plácido Márquez (director de Relaciones Institucionales de ITP) y José Andrés López (director de Operaciones de Santa Bárbara Sistemas). Ninguno aludió directamente al enfrentamiento, el más grave desde que la hoy Airbus se creó con el nombre de Eads en 2000, entre el Gobierno español (dueño del 4,2% del capital de Airbus) y el grupo aeronáutico y de Defensa europeo.

Ante todos ellos, en la intervención de clausura, Olivares lanzó este mensaje a navegantes: "No es concebible que la industria de Defensa y su ministerio vayan por separado. Si una parte quiere trabajar de manera independiente, se está tirando piedras contra su propio tejado". E incidió en la orientación estratégica que el Gobierno quiere imprimir a la inversión pública en programas de Defensa de cualquier tipo, no solo el futuro Eurofighter: "Nuestra apuesta por el FCAS es una apuesta por el talento, no solo por el montaje y ensamblaje de infraestructuras que son fácilmente deslocalizables, como se ha puesto de manifiesto en esta jornada".

Protección, soberanía y valor

Jaime de Rábago, presidente de la patronal Tedae, no dijo una sola palabra sobre este conflicto. La patronal sigue muda desde que se conoció la designación de Indra hace mes y medio. Airbus e Indra son dos empresas clave dentro de la organización y por eso el dirigente patronal se limitó a pedir un gobierno estable tras las elecciones del 10-N y que se impulse por fin un gran pacto de Estado por la Industria.

Olivares defendió además los 14.000 millones activados en programas de armamento en el último año por el Gobierno central. Aseguró que equivalen a un tercio de todos los gastos activados desde 1996 para modernizar las Fuerzas Armadas. Resumió en dos criterios los que seguirá Defensa para contratar con la industria: que el resultado de esa inversión tenga la suficiente protección y quede "bajo soberanía española"; y que como fruto de ello las empresas adquieran talento para competir en un sector muy complicado a nivel mundial.

Defensa valorará dos claves para contratar con la industria: que los productos queden bajo soberanía española y que las empresas ganen talento

"Esta es la apuesta del ministerio, que la industria española aporte, más que volumen, valor a los consorcios europeos" necesarios para desarrollar los diferentes programas de Defensa. "Reclamo todo vuestro apoyo para este ilusionante proyecto de futuro que es el FCAS", concluyó.

Desde UGT se defendió como "valiente" la actitud del Gobierno respecto al programa del futuro Eurofighter. Así lo hizo Juan Antonio Vázquez, secretario estatal de Transporte, Electrónica y TIC del sindicato. Lanzó además un aviso ante todos los presentes: el de que hay riesgo de deslocalización de capacidades productivas ahora existentes en España en helicópteros y aviones. Discrepó así de los mensajes lanzados en la mesa de directivos empresariales en la que se aseguró que este sector toma decisiones de largo plazo que difícilmente casan con mudanzas de capacidades.

Por su parte, Rogelio Velasco, consejero andaluz de Economía, ha destacado "las oportunidades vitales” para el sector de la defensa en Andalucía, gracias a los grandes programas europeos, como el de aeronaves pilotadas a distancia, Euromale, en el que España participa con más de un 20% y para el que existen infraestructuras de vuelo en Jaén y en Huelva; el citado FCAS, con una participación española del 33%, o el avión entrenador, que sustituirá al C-101 (los populares aviones de la Patrulla Águila que suman dos accidentes mortales este año), un programa 100% español.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios