Busca lograr un efecto preventivo

La CNMC recortará ingresos a las energéticas que incumplan sus exigencias de solvencia

Tiene lista ya la comunicación para controlar la deuda de las redes gasistas y eléctricas. Para cumplir con la "prudencia financiera" que pidió Transición Ecológica, pretende introducir penalizaciones

Foto: Tendido eléctrico en Navarra. (EFE)
Tendido eléctrico en Navarra. (EFE)

La CNMC prepara nuevas exigencias y potenciales penalizaciones para las empresas de distribución y transporte de electricidad y gas en las circulares que están ahora en fase de tramitación, según apuntan fuentes al tanto de los planes del regulador.

La comisión tiene prácticamente ya lista la comunicación con la que pretende supervisar los ratios económico-financieros de las empresas energéticas que operan las redes, un proyecto que inició a principios de año pero se había quedado en el tintero.

Aprovechando la petición por parte del Ministerio para la Transición Ecológica de introducir un "principio de prudencia financiera" en la nueva regulación que se está desarrollando, la CNMC pretende hacer referencia en el articulado de las circulares a dicha comunicación de control financiero.

El organismo busca introducir penalizaciones, denominadas incentivos negativos, para aquellas empresas que no cumplan con los parámetros de salud financiera establecidos en la nueva normativa.

Según explican fuentes conocedoras de esta nueva directriz, lo que pretende hacer la CNMC es supervisar los ratios económico-financieros de las empresas reguladas y establecer un índice de cumplimiento en función de los diferentes parámetros a examen.

La novedad que introduce ahora el organismo es que si una compañía no alcanza los estándares pretendidos en dichos parámetros, añadirá un recorte a su retribución regulada —aquella que procede de los peajes cobrados en la factura de la luz y el gas— a modo de penalización. No obstante, actualmente todas las empresas están en posición de cumplir con los 'ratings' exigidos por la CNMC.

El objetivo del organismo independiente es incluir un refuerzo adicional, tal y como había recomendado en el pasado en diferentes informes al Gobierno. Esta nueva propuesta busca tener un efecto preventivo. Es decir, su idea no es ejecutar penalizaciones sino generar un efecto 'ex-ante' para que las empresas se sientan en la obligación de cumplir.

Los 'principios de prudencia financiera' vienen de más atrás que la tramitación de las circulares. La CNMC trabaja desde el inicio de 2019 en poner coto a la deuda y el apalancamiento de las empresas reguladas. Tanto el ministerio como el organismo supervisor —ahora también regulador— buscan extremar la vigilancia sobre empresas estratégicas que son críticas para el Estado, ya que manejan monopolios naturales como son las redes de transporte y distribución de electricidad y gas.

Con las nuevas penalizaciones, estos poderes buscan evitar un fuerte aumento de la deuda en el negocio regulado de grandes empresas como Red Eléctrica, Enagás, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Redexis, Nortegás o Madrileña Red de Gas, entre otras. Muchas de estas empresas están participadas por fondos de capital riesgo acostumbrados a apalancar con fuerza las empresas en las que participan. De esta forma, esta normativa pone transparencia en un mercado al que han entrado con fuerza los fondos, y así sirve para que sepan de antemano la situación de las firmas en las que invierten y a qué podrán atenerse.

Las compañías no recibieron de buen grado la idea de recibir un control adicional a principios de año. La CNMC quería supervisar estas compañías con el único objetivo de tener una foto más precisa del sector y añadir transparencia, lo que hizo que las distintas firmas pusieran especial cuidado en sus parámetros financieros. No obstante, eléctricas y gasistas argumentaban entonces que la mayoría de empresas ya están reguladas por los mercados de valores y el control de su solvencia lo realizan las principales agencias internacionales de calificación.

Con esta nueva normativa, firmas como Enagás, REE, Iberdrola, Endesa, Naturgy, Redexis, Nortegás o Madrileña Red de Gas tendrán más controles

Pero la CNMC prefiere tener un papel activo, al menos en lo que respecta a ingresos que vienen de la factura que pagan los consumidores, y con esta nueva reforma va un paso más allá. Una agencia de calificación tiene capacidad de informar del nivel de solvencia de una compañía, lo que puede tener consecuencias a nivel bursátil. Sin embargo, la capacidad de recortar la retribución regulada que tendrá la CNMC es un incentivo adicional para que las empresas respeten los límites de endeudamiento y apalancamiento. Todo ello, con el objetivo de ofrecer una solvencia financiera lo suficientemente idónea como para que este sector estratégico no acabe dando sustos ni al sistema ni a los consumidores.

Esta no es la única recomendación que ha adoptado la CNMC tras la cumbre celebrada con el Ministerio para la Transición Ecológica. Después de la denominada comisión de Cooperación entre ambos poderes, la entidad supervisora ha aceptado retribuir individualmente las inversiones en digitalización de las redes y ha eliminado los límites de inversión anual con derecho a retribución, algo que entiende es política energética, cuya competencia es del Gobierno, según adelantó 'Cinco Días'.

La CNMC, en total, tiene que aprobar 14 circulares. La mitad de las mismas ya han sido enviadas al Ministerio de Economía para que esta las remita al Consejo de Estado. Tras este trámite, las circulares regresan a la CNMC para su aprobación definitiva. La CNMC trabaja contrarreloj para tener todo listo antes de que finalice el año. Actualmente, el consejo del organismo presidido por José María Marín Quemada estudia en profundidad todas las alegaciones presentadas a las circulares elaboradas por los técnicos y sacadas a audiencia pública a principios de julio. El análisis está siendo de conjunto.

La comunicación que permitirá supervisar el 'rating' de las empresas por parte del organismo independiente, así como la referencia que pretende incluir en las circulares, va en paralelo a la retribución que finalmente apruebe la CNMC en las próximas semanas, tanto para el transporte y la distribución eléctrica como para la distribución y el transporte de gas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios