ILSA SIGUE ADELANTE Y PRESENTARÁ OFERTA

Acciona cuestiona el negocio del AVE, rompe con Air Nostrum y allana el camino a SNCF

"No nos convencen las rentabilidades", dicen desde la cotizada. La valenciana ILSA se mantiene en la carrera y presentará oferta el 31 de octubre "con un socio internacional"

Foto: José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Acciona ha princhado el globo de la liberalización del negocio del ferrocarril de alta velocidad en España. La cotizada que preside José Manuel Entrecanales confirmó este jueves la ruptura del acuerdo que tenía con la valenciana Air Nostrum para tomar el control de Intermodalidad de Levante (ILSA) con el 50% el capital, convertirse en socio de referencia y entrar de lleno en el sector del transporte de pasajeros. La decisión se produce, además, al límite del plazo de presentación de oferta para uno de los tres lotes de surcos (A, B y C) que ADIF ha sacado a subasta. Los aspirantes tienen hasta el 31 de octubre para entregar sus propuestas.

La marcha atrás de Acciona obedece, según señalan desde la propia compañía a preguntas de El Confidencial, a razones de rentabilidad. "Las rentabilidad que nos ofrecen no nos convencen. Lo hemos estado analizando y finalmente preferimos apostar por negocios que son 'core' de la compañía, especialmente en energía, donde hay grandes oportunidades". La renuncia deja sin novia y sin dote a Air Nostrum casi a las puertas del altar de la boda. Los socios de la aerolínea, fundadores y promotores de ILSA, aseguran que la desvinculación de Acciona es "de mútuo acuerdo", que presentarán una oferta igualmente y que ultiman acuerdo con "un socio internacional", del que no revelan la identidad, si bien han mantenido conversaciones con los operadores italianos, tanto la pública Trenitalia como la privada Italo NTV.

El tren de alta velocidad privado de Italo NTV. (EFE)
El tren de alta velocidad privado de Italo NTV. (EFE)

A la espera de conocer si ILSA logra reorientar sus alianzas, la francesa SNCF se perfila como la alternativa más potente para romper el monopolio de Renfe en los tres principales corredores del AVE (Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia y Madrid-Sevilla). La enseña gala, también de capital público, ha mantenido encuentros para buscar un aliado español, entre otros Ferrovial, tal como adelantó El Confidencial. Sin embargo, no es para nada descartable que el día 31 concurra en solitario a la subasta de surcos con su fiial española Rielsfera y que sea, a posteriori, cuando culmine la posible entrada de nuevos socios para su proyecto, señalan en fuentes cercanas. La intención es disputar a Renfe el segmento low-cost, anunció la responsable Rachel Picard en marzo de este año. Tener el control sobre el posible consorcio es uno de los elementos que está pesando en la configuración de alianzas de la ferroviaria francesa.

Tras las dudas sobre la rentabilidad del negocio en Acciona está el modelo que hasta ahora ha planificado ADIF para dar atender la obligatoria liberalización marcada por la Comisión Europea. Los tres lotes se han licitado como una verdadera subasta de surcos, pero los costes están muy condicionados por los peajes que los operadores deberán pagar a la empresa estatal por el uso de la red. En ámbitos del sector se afirma que ADIF no ha aclarado si está dispuesta a rebajar los peajes con la entrada de nuevos jugadores y la ampliación de frecuencias, lo que estrecha mucho los planes de negocio. Un modelo de explotación con rentabilidades ajustadas puede ser soportable para una gran compañía como la francesa SNCF, que además dispone ya de material rodante que puede trasladar al mercado español sin necesidad de anticipar grandes inversiones.

Por contra, Acciona y Air Nostrum confiaban en dar cabida a un tercer socio industrial que aportase trenes. La alternativa era realizar compras de hasta 500 millones de euros para construir su propia flota, según admitió el propio Entrecanales. El empresario ha sopesado los costes de oportunidad y ha llegado a la conclusión de que hay lugares mejores en los que invertir, lo que explica la ruptura con Air Nostrum, adelantada por El Economista.

Los plazos se agotan y, además de SNCF e ILSA, hay expectación en el sector ferroviario por conocer si algún otro aspirante se lanza a la arena. La alemana Deustche Bahn es otro de los nombres que siempre aparece en las quinielas. Sin embargo, la 'Renfe alemana' tiene en venta su filial británica Arriva, con la que opera en España a través de Arriva Spain. Busca con ello reducir endeudamiento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios