Estima alrededor de 130M de dividendo al año

Naturgy prevé amortizar su inversión en Medgaz en poco más de tres años

La compañía aportará un máximo de 185 millones de capital en la inversión, que podrá recuperar en menos de tres años y medio después de 2021 si se cumple su estimación de dividendos

Foto: Fachada de la sede de Naturgy en Madrid. (Reuters)
Fachada de la sede de Naturgy en Madrid. (Reuters)
Adelantado en

Francisco Reynés llegó en 2018 a Naturgy, por aquel entonces Gas Natural Fenosa, con una estricta política de inversión. En la presentación de su plan estratégico para los siguientes cinco años, dijo que solo se invertiría en aquellos activos que cumplieran con un criterio de rentabilidad muy exigente y aseguró que no se invertiría si no se alcanzaban los estándares establecidos.

Su primera gran inversión, adelantada por El Confidencial el lunes y confirmada por la empresa este mismo martes, apunta a un alto grado de rentabilidad. Naturgy ha pagado 445 millones de euros por el 49% de la compañía, y además se ha asegurado un elevado poder político dado que tendrá el control conjunto de la firma. Ahora, Naturgy dispondrá, junto con la estatal argelina Sonatrach, de un activo estratégico para el suministro de gas en Europa. Esto la pone en una posición de valor frente al Gobierno de España o incluso la Unión Europea.

"Tenemos un acuerdo de accionistas para garantizar el control conjunto con Sonatrach, por el cual la operación real, la toma de decisiones y el derecho de veto están repartidos por igual. Ninguno de los dos puede tomar ninguna decisión que el otro no quiera", señalaba este martes Francisco Reynés tras anunciar la compra, y añadía: "Es una buena noticia para España, y no solo para nosotros como compañía, que el control quede en manos de una firma española como Naturgy".

De esa inversión, una parte importante será financiada por la banca. Concretamente, recibirá un préstamo de 260 millones de euros. Según fuentes financieras próximas a la operación, Banco Santander liderará este crédito, en el que también participarán BBVA, Société Générale, Natixis, Intesa e ING.

Esto significa que Naturgy pondrá como máximo 185 millones de euros y como mínimo 93 millones. Todo dependerá de la negociación, que aún está abierta, para dar entrada a un socio financiero en el vehículo con el que ha elevado su participación en Medgaz hasta el 49% y en que siempre ostentará la mayoría. El mejor situado es Mubadala, pero Naturgy tiene hasta marzo de 2020 para encontrar un socio. El fondo de infraestructuras de Morgan Stanley estuvo a punto de entrar, pero finalmente se rompió esta posibilidad, tal y como adelantó El Confidencial.

Este mismo martes, Naturgy señalaba que "se espera que Medgaz distribuya dividendos por encima de los 130 millones de euros anuales a partir de 2021". Esto quiere decir que la gasista propiedad de Criteria Caixa, CVC, GIP o la familia March, entre otros, recibirá más de 60 millones de euros al año en dividendos.

Naturgy pagará el 34% de Cepsa en Medgaz parte con recursos propios y más de la mitad con un préstamo liderado por Banco Santander

Si descontamos el servicio de la deuda, que tiene un plazo de más de 20 años de vencimiento y con los tipos de interés en mínimos históricos, esto supone que alrededor de 55 millones de euros entran limpios a la caja de Naturgy. Aquí hay que tener en cuenta además la parte proporcional que le toque pagar a la multinacional energética de una inversión de 67 millones de euros en ampliar la capacidad del gasoducto, que prevé estar a pleno rendimiento en 2021. De esta manera, en menos de tres años y medio, puede tener pagada su inversión y a partir de ahí empezaría a contabilizar ganancias.

Pese a que el riesgo de impagos siempre se debe tener en cuenta, Medgaz es un activo con unos flujos de caja muy estables y seguros a largo plazo. "El 100% de la capacidad del gasoducto ya está contratado con acuerdos tipo 'send or pay' en euros hasta 2031". Los clientes son 'utilities' con elevados 'ratings' de solvencia como Iberdrola, Endesa, Engie y otras compañías europeas a las que suministra la infraestructura.

Todo ello en un contexto de auge del gas. Actualmente, la capacidad de regasificación de los almacenes españoles está en máximos y el sistema eléctrico está logrando niveles récord de producción de electricidad con las plantas de gas, sobre todo en un contexto de cierre de las centrales de carbón.

El múltiplo al que ha comprado Naturgy a Cepsa el 34,05% de Medgaz es muy elocuente: 6,9 veces el ebitda esperado en 2021 y nueve veces el ebitda de este año. La mayoría de operaciones de infraestructuras se están haciendo a múltiplos significativamente más altos, de entre 12 y 15 veces ebitda. No obstante, cada caso es un mundo y el riesgo geopolítico que implica un activo que depende en un altísimo grado de Argelia, país cuyo 'rating' es inferior al de la mayoría de países de Europa o EEUU, también entra en juego como parte de la ecuación.

Cepsa, obligada a desinvertir por Carlyle

Otro elemento muy a tener en cuenta en esta transacción, que ha jugado a favor de Naturgy, es la necesidad por parte de Mubadala de vender este activo en manos de Cepsa, ya que era una de las condiciones suspensivas para la entrada de Carlyle en el capital de la petrolera española. De hecho, tras el anuncio de Naturgy, Carlyle ha procedido a anunciar el cierre de la compra del 37% de Cepsa por más de 4.200 millones de euros. La operación ha supuesto la sustitución del consejero delegado, Pedro Miró, que se jubila, por el ejecutivo de la francesa Total Philippe Boisseau.

Cepsa dijo desde el principio que Naturgy era el socio natural de Sonatrach en Medgaz, lo que ponía a la gasista en una posición de ventaja para negociar. La entrada de cualquier otro socio industrial hubiera supuesto una dificultad añadida.

Con la toma de Medgaz, por otro lado, Naturgy se quita presión para renovar la concesión del gasoducto del Magreb, que durante 2020 tiene que negociar con Mohamed VI. Esta infraestructura une Argelia con España pasando por Marruecos. Enagás mostró interés por esta concesión, aunque de forma muy tímida y antes de adentrarse en el mercado de EEUU, con lo que su posible entrada también es más difícil.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios