UNO DE LOS SEIS NUEVOS EJES DE I+D

Abengoa acelera en hidrógeno: competirá con su expresidente Benjumea

El grupo de ingeniería celebra su primer encuentro con inversores en cuatro años para sacar pecho de los resultados de su reestructuración. Gonzalo Urquijo anuncia que negocian nuevas líneas de avales

Foto: Torre de Abengoa en una planta solar en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)
Torre de Abengoa en una planta solar en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)
Adelantado en

Gonzalo Urquijo abrió ayer el primer Abengoa Investors Day de los últimos cuatro años comparando la compañía que preside con el ave fénix que renace de sus cenizas. Y en esta nueva etapa, tras dos procesos de reestructuración financiera que han reducido su balance más de un 90%, uno de los seis vectores de futuro en los que la ingeniería emplea parte de su limitada liquidez es el del hidrógeno como fuente de energía. Justo el sector en el que su expresidente Felipe Benjumea ha entrado decididamente tras aliarse empresarialmente en la firma H2B2 precisamente con la antigua cúpula de la filial Abengoa Hidrógeno.

La empresa con sede en Sevilla reunió este martes a 100 analistas e inversores en Madrid para lucir los primeros brotes verdes tras cuatro años casi exactos en los que ha hecho una reingeniería de sí misma para seguir viva. En un ejercicio de apertura al mercado desconocido en la historia cotizada del grupo, que se inició hace casi cuatro décadas, Urquijo fijó en 2.500 millones de euros de cartera de negocio el umbral con el que se sentiría cómodo, respecto de los 1.800 millones a junio que calcan los de cierre de 2018. Los analistas miran con lupa la capacidad del grupo de conseguir nuevos contratos y rentabilizarlos tras las dos refinanciaciones, y la empresa sabe que es una de sus asignaturas pendientes clave.

Por eso les destripó sus perspectivas de ventas y sus renovados y estrictos controles de riesgos para elegir los nuevos contratos. Urquijo asemejó esos procesos de evaluación y seguimiento del nuevo negocio con el del comité de riesgos de un banco. Y precisamente en la financiación es donde estuvo quizás el tercer punto más relevante de la amplia jornada: Abengoa busca ampliar las líneas de avales y negocia para ello de forma individual con diferentes entidades y fondos. No precisó Urquijo la cantidad ni dio ningún detalle más, aunque a preguntas de los analistas sí recordó que tanto BBVA (tras 20 años) como Bankinter (tras un lustro) han vuelto a su 'pool' de financiadores nacionales e internacionales. En la segunda refinanciación cerrada en marzo pasado logró 140 millones en líneas de avales.

El hidrógeno que vuelve a unir los destinos de Benjumea y la empresa que controló su familia durante 75 años es uno de los seis ejes de innovación con vistas al futuro de la compañía. En concreto, la empresa desarrolla cinco líneas de investigación sobre la producción de hidrógeno, su almacenamiento y su uso como combustible. Áreas en las que H2B2, la empresa del expresidente y el exCEO de Abengoa Hidrógeno Javier Brey, trabaja también desarrollando tecnologías para mejorar la obtención del gas, su uso en movilidad y su almacenamiento.

El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea, en un acto. (EFE)
El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea, en un acto. (EFE)

Cuando Benjumea dejó la compañía definitivamente en febrero de 2016 y meses después desembarcó en H2B2 como socio (20%), Abengoa señaló que el negocio del hidrógeno había dejado de ser estratégico en medio del preconcurso y las negociaciones del primer rescate. Por eso Benjumea, a criterio de los nuevos gestores de Abengoa, no incumplió su cláusula de no competencia poscontractual que le dio derecho a cobrar parte de su indemnización al cesar como presidente. Ahora, la compañía retoma la apuesta por este gas como vector energético precisamente meses después de que el expresidente del grupo haya decidido volcarse totalmente en H2B2.

Junto a ellos, y extraídos de la cantera de 340 patentes aún operativas de la etapa anterior, hay otros cinco ejes de innovación: termosolar, almacenamiento energético, agua, aeroespacial y ferroviario. Abengoa tenía el mayor laboratorio privado de Andalucía en su momento álgido de 2014. Su entrada en el sector espacial, suministrando equipos eléctricos para satélites de Avio, la Agencia Espacial Europea o Airbus, es otra novedad relevante y será analizada la semana que viene en la Escuela de Ingenieros Industriales de Sevilla.

Proveedores

Otra preocupación del mercado viene siendo la gestión de la deuda con proveedores impagada y anterior a marzo de 2017, cuando se cerró el primer rescate que permitió levantar la situación de preconcurso. Asciende a 488 millones. El 90% es con una veintena de proveedores críticos y el resto con 1.800 suministradores con facturas pendientes inferiores a 400.000 euros. Este pasivo, que Abengoa aseguró que se pagará dentro del plan de viabilidad a 10 años aprobado este año como parte de la segunda refinanciación, se ha reducido a más de la mitad desde 1.000 millones en 2015. Pagos, acuerdos comerciales e incluso la entrega de equipos están colaborando a ello.

Posición comercial de Abengoa en el mundo. (CNMV)
Posición comercial de Abengoa en el mundo. (CNMV)

Respecto al empleo, Urquijo recopiló en la cifra de 60 los procesos de ERE extintivos o parciales desarrollados, que han afectado a unas 7.000 personas. De los más de 30.000 empleados de 2015 se pasó a poco más de 12.000 a finales de 2017. Desde entonces, se han incorporado 3.000 personas a la empresa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios