culmina su transición energética

La empresa que ha conseguido que el 100% de su electricidad sea renovable

¿Es posible que toda la energía eléctrica que utiliza una empresa proceda de fuentes renovables? Unilever lo ha conseguido: estas han sido las claves de su plan

Foto:

Las energías renovables están llamadas a cumplir un papel esencial en la generación energética en todo el mundo a medio y largo plazo, pero ¿estamos haciendo los deberes debidamente? Según cómo se mire. Si nos fijamos en los datos de Eurostat observamos que, desde 2007, tanto España como la Unión Europea en su conjunto están casi doblando los porcentajes de energía de fuentes renovables.

Ahora bien, ¿es suficiente? La Estrategia Europa 2020 obliga a nuestro país a contar con un 20% de renovables en 2020, pero actualmente la tasa española está en el 17,5%. Nuestro país también se encuentra lejos de la tasa obligatoria del año 2030, que debe ser del 42% de renovables, según la normativa de la Unión Europea.

Esta lucha no es solo a nivel público, sino también privado, ya que las empresas se han comprometido a reducir su dependencia de las fuentes energéticas no renovables. En este contexto, Unilever acaba de cumplir un objetivo: que el 100% de la energía de red eléctrica que utiliza en todo el mundo proceda de fuentes enteramente renovables. Este objetivo se ha cumplido un año antes de lo previsto y aplica a todas las fábricas, oficinas, centros de I+D, almacenes y centros de distribución del grupo en todo el mundo.

¿Cómo ha conseguido cumplir con esta meta? En España este cambio se ha realizado mediante un acuerdo con Acciona, que proporciona energía tanto a la sede del grupo en Viladecans (Barcelona) como a la planta de producción de Leioa (Bizkaia). A nivel mundial, por su parte, un 38% de la energía verde que hoy usa Unilever se suministra a través de acuerdos con compañías energéticas en cada mercado y, cuando no ha sido posible, a través de la adquisición de Certificados de Energía Renovable. La compañía genera electricidad en sus propias sedes mediante, por ejemplo, instalaciones de energía solar en 18 países.


Objetivo: libres de carbono en 2030

Para Ana Palencia, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever, "este es un paso importantísimo fruto del compromiso y la inversión de la compañía en programas de eficacia energética". De hecho, el uso de energía 100% renovable es el primer paso para la compañía, ya que de cara a 2030 se ha fijado un nuevo objetivo: que su energía esté totalmente libre de carbono en todo el mundo.

No es el único compromiso asumido por la compañía. En la Semana del Clima de Nueva York y en la Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas abogó por limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5ºC, en línea con los Acuerdos de París. De hecho, se ha comprometido a dejar dicha subida a niveles preindustriales a través del programa ‘Business Ambition For 1,5ºC: Our Only Future’.

La compañía reducirá el uso de agua en un 50% y obtendrá el 100% de sus materias primas agrícolas de manera sostenible

Además, en materia medioambiental, la compañía ha reducido a la mitad las emisiones de CO2 por tonelada de producción desde el año 2008, lo que supone una reducción del 28% en el consumo total de energía. Todos estos avances se desarrollan a través del Plan Unilever para una Vida Sostenible, que ha supuesto un cambio en la forma de hacer negocios de la empesa, desvinculando su crecimiento del impacto medioambiental.

En dicho plan, la compañía pretende, para 2030, haber reducido a la mitad el impacto medioambiental de la fabricación y el uso de sus productos. Este compromiso no solo pasa por no depender del carbono y apostar por las renovables, sino también por otras medidas como reducir el uso de agua en un 50%, mantener unos niveles de extracción de agua similares a los de 2008, reducir la cantidad de residuos procedentes de la fabricación, reciclar los envases y obtener el 100% de sus materias primas agrícolas de manera sostenible, entre otras medidas.

Menos plásticos, la otra apuesta de Unilever

Dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, Unilever también se ha fijado, como uno de sus objetivos prioritarios, reducir drásticamente el plástico en sus procesos internos y de producción. Actualmente está trabajando con el compromiso de que, en 2025, todos sus envases sean aptos para ser reciclados, reutilizados o compostables. De hecho incluso ya ha desarrollado envases de plástico ya reciclado en productos de alimentación, por ejemplo en el caso de las nuevas tarrinas de Magnum. 

Además, la semana pasada la compañía anunció que reducirá el plástico virgen en un 50% en 2025, evitando el uso de más de 100.000 toneladas de este material y acelerando el uso del reciclado. Con este nuevo compromiso, Unilever estima que recogerá 600.000 toneladas de plástico, el equivalente a 60 veces el peso de la Torre Eiffel.

La compañía está cogiendo peso en productos ecológicos con el lanzamiento en España de nuevas marcas como Love Beauty & Planet y de Seventh Generation. Todos los envases de estas marcas son también de plástico ya reciclado, con lo que cuentan con, al menos, una segunda vida. Así mismo, está trabajando en envases recargables de plástico para marcas como Skip o Cif. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios