Quieren abastecer a 10 M de coches de batería

Infinity Lithium busca el apoyo de Moncloa para impulsar el coche eléctrico en España

El director de la cotizada australiana que promueve un proyecto industrial en la mina de litio de Cáceres junto con Sacyr, Vincent Ledoux Pedailles, explica la situación en que se encuentra el plan

Foto: Proyecto de San José Valdeflórez. (Foto cedida por Infinity Lithium)
Proyecto de San José Valdeflórez. (Foto cedida por Infinity Lithium)

Infinity Lithium, la empresa australiana que quiere explotar la mina de litio de Cáceres junto con Sacyr y crear una planta industrial de hidróxido de litio, está poniendo toda la carne en el asador para sacar adelante su proyecto. Asegura que se pueden generar unos ingresos de 6.000 millones de dólares (unos 5.500 millones de euros al cambio) durante los próximos 30 años a una TIR (rentabilidad antes de impuestos) del 42%.

Unas magnitudes para las que está desplegando también un importante esfuerzo institucional. Ya cuenta con el apoyo de nada menos que el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Šefčovič, quien recientemente mostró su respaldo de manera pública al proyecto extremeño conocido como San José Valdeflórez, donde se ubica el mayor yacimiento de litio de toda Europa.

El vicepresidente de la CE, Maros Šefčovič, junto con el director de Infinity Lithium, Vincent Ledoux Pedailles.
El vicepresidente de la CE, Maros Šefčovič, junto con el director de Infinity Lithium, Vincent Ledoux Pedailles.

Y ahora está tratando de recabar el apoyo de instancias más cercanas. De esta manera, el director ejecutivo de la cotizada australiana, Vincent Ledoux Pedailles, asegura en una entrevista con El Confidencial que se han "reunido hace un par de semanas con el gabinete del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez". Además, el ejecutivo asegura que mantienen "contacto permanente" con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, también con el Ministerio para la Transición Ecológica y con el Ministerio de Economía.

En este punto, cabe destacar el viaje de la ministra Reyes Maroto a China para atraer inversiones para crear una fábrica de baterías para coche eléctrico en España, un elemento crítico para la industria. El CEO de Volkswagen señaló recientemente que sin una planta de baterías, no tiene sentido hacer vehículos eléctricos en España.

En este contexto, Infinity Lithium organizó una jornada en la que participaron tanto actores públicos como privados. El acto se celebró en el Instituto de Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), el pasado 28 de junio. Tal y como sostiene Ledoux Pedailles, el gabinete de presidencia les han transmitido que "entienden el proyecto y si cumple con todos los requisitos de 'permisología', de temas medioambientales y de productividad, sería una buena industria para este país".

También añade que los ministerios implicados son conscientes de la importancia del proyecto de San José Valdeflórez para la industria española y europea de automoción. Cabe destacar que la industria del automóvil en España representa más del 10% del PIB y se está viendo obligada a transitar hacia el ensamblaje de vehículos de bajas emisiones para poder sobrevivir en el medio plazo.

Infinity Lithium pretende extraer litio de la mina para procesar 15.000 toneladas de hidróxido de litio, la materia prima que componen las baterías de los vehículos. Según sus cálculos, hay suficientes recursos como para abastecer 10 millones de coches eléctricos.

El proyecto avanza. De hecho, Vincent Ledoux no se limita a la tarea de los permisos, el elemento crítico para que el proyecto pueda salir adelante, sino que ya está trabajando en otro tipo de cuestiones. Negocia ya con potenciales compradores. De hecho, señala que está "en avanzadas conversaciones con dos fabricantes de automóviles europeos para la venta del hidróxido de litio". Hasta el punto de que "ya están hablando de precios, volúmenes y otras cuestiones", lo que revela un fuerte grado de confianza en que el proyecto saldrá adelante. También negocia con fabricantes de baterías. El vicepresidente de la CE señaló en septiembre que Infinity Lithium "está en negociaciones con cuatro actores industriales europeos. Los fabricantes de automóviles deberían estar muy interesados en este proyecto".

La ministra de Industria, Reyes Maroto, viajó en junio a China para atraer socios para una fábrica de baterías de automóvil eléctrico en España

Un gran punto a su favor es que la Comisión Europea se está planteando incluir el litio en la lista de materias primas críticas para la Unión Europea, lo que también supondrá un espaldarazo al proyecto extremeño, porque servirá para atraer fondos de las instituciones comunitarias.

También hablan ya con proveedores, como Ercros. En cuanto al consumo energético, la compañía tiene pensado construir una planta fotovoltaica que abastezca el 25% de la energía eléctrica en San José Valdeflórez. Para ello, negocia con el propio suministrador de electricidad del proyecto, que es una de las grandes eléctricas del país, explica el ejecutivo australiano.

Pese a todo lo anterior, el proyecto aún cuenta con importantes resistencias a nivel local. Grupos ecologistas y los principales partidos en el Ayuntamiento de Cáceres, PP y PSOE, se oponen frontalmente a este desarrollo, muy próximo a la capital cacereña. Por ahora, no se permite la recalificación del terreno, necesaria para sacarlo adelante. Para ello, Infinity Lithium ha hecho un esfuerzo adicional por explicar el bajo impacto que tendría para el medioambiente. De hecho, ha actualizado su estudio de prefactibilidad y en el mismo detalla el cuidado que se pondría en todos los aspectos para dejar la menor huella posible.

El consejero delegado de Volkswagen señaló recientemente que sin una planta de baterías no tiene sentido hacer vehículos eléctricos en España

A su favor cuenta con que extraer litio y producir hidróxido de litio al lado de la planta reduce más del 90% la huella de emisiones de CO2 que deja la batería de un coche eléctrico, algo que no sucede en ningún otro lugar del mundo. Además, esa materia iría a fábricas europeas, lo que supone una clara ventaja no solo desde el punto de vista medioambiental sino también geopolítico, ya que actualmente todas las baterías vienen de China, con lo que supone de riesgos arancelarios en un mundo que cada vez más tiende al proteccionismo.

Vencer la oposición local es probablemente el mayor reto de Infinity Lithium y la empresa trata de hacer lo propio estos días en Cáceres. A nivel regional, fue la Junta de Extremadura quien licitó este proyecto para su explotación, con lo que la compañía trabaja para lograr los permisos que demanda la Administración local. Vincent Ledoux sostiene que su objetivo es arrancar en 2021, en poco más de un año.

Superados los potenciales problemas, el proyecto también es una palanca de crecimiento económico para la zona. Según las estimaciones que comparte Infinity Lithium, se invertirán 280 millones de euros para crear 310 puestos de trabajo en la fase de construcción de dos años. Posteriormente, el proyecto industrial generaría 195 empleos durante los próximos 30 años con un salario medio de 48.000 euros. Todo ello, concluye Vincent Ledoux, generaría 1.000 empleos indirectos. Los plazos que manejan es tener todos los permisos en los próximos 18 meses para pasar en 2021 a la construcción de la infraestructura y en 2023 a explotar el proyecto tres décadas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios