GASTA 128 MILLONES EN ELECTRICIDAD

El Corte Inglés se lanza al mercado de las renovables para bajar su factura de la luz

El grupo de grandes almacenes ha elaborado un proyecto para alimentar sus cerca de 100 centros comerciales con energías limpias producidas por el mismo 'holding'

Foto: Un centro de El Corte Inglés.
Un centro de El Corte Inglés.

El Corte Inglés quiere ser más verde que nunca. Víctor del Pozo, consejero delegado del grupo, ha planteado al consejo de administración una serie de propuestas para diversificar la generación de ingresos del 'holding' y reducir los costes. Además de la movilización de la plantilla, una de las iniciativas que cumplen ambos objetivos es la de introducirse en el mercado de las energías renovables, una idea con la que el número dos de la compañía pretende reducir el coste de la factura eléctrica de los centros comerciales, adaptarlos a las nuevas normas sobre medio ambiente y vender a terceros el excedente de luz generado.

Así lo han confirmado fuentes próximas al proyecto, que está siendo pilotado por el propio Del Pozo y que persigue modernizar los sistemas de suministros de energía a los cerca de 100 centros comerciales de El Corte Inglés y rebajar la factura. Aunque el grupo ya ha instalado algunos paneles solares en los edificios de última construcción, como el de paseo de la Castellana, el resto se alimenta por las fuentes tradicionales, más contaminantes que las energías renovables en cualquiera de sus versiones.

Según distintas fuentes, El Corte Inglés paga al año 128 millones de euros en facturas de luz, una cantidad que la compañía considera que podría reducir utilizando otras alternativas. Una de ellas es la de producirla propiamente, que es lo que ha planteado Víctor del Pozo al consejo de administración presidido por Marta Álvarez Guil. Fuentes oficiales del grupo han indicado que se trata de un plan que está encima de la mesa, pero sobre el que todavía no se ha tomado la decisión de cómo desarrollarla, ya que está en fase inicial.

La idea de El Corte Inglés es una práctica cada vez más extendida entre las grandes empresas, pero la diferencia es que estas suelen contratar a un operador tradicional la construcción de plantas fotovoltaicas o eólicas para garantizarse el suministro de electricidad limpia a un precio acordado. Iberdrola es una de las compañías que más acuerdos han firmado con compañías tan dispares como Amazon, Apple, Google, Nike, Facebook, Grupo Modelo, Euskaltel y Heineken, estas dos últimas en España. En total, 1.500 megavatios de energías renovables mediante los llamados PPA (compra de electricidad a largo plazo).

Fachada de El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)
Fachada de El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)

El plan contribuiría al cumplimiento de las nuevas normas medioambientales que persiguen la reducción de la emisión de CO2 a la atmósfera. Según la memoria anual de la empresa, sus esfuerzos se han centrado en el consumo de materiales, energía y agua, así como en aquellos aspectos relativos al control de emisiones de gases de efecto invernadero y la gestión de residuos. Aunque asegura haberlos disminuido y tener una concienciación verde, no detalla en su informe corporativo los ahorros en esta materia, algo muy habitual en documentos similares de otras corporaciones.

En este sentido, El Corte Inglés explica que su política medioambiental está enfocada en la reducción del impacto de los materiales utilizados, la reutilización y minimización de los embalajes, la mejora de la eficiencia del consumo energético de los centros comerciales en distintas vertientes (iluminación, frío comercial, climatización y sistemas de control) y la búsqueda de tecnologías más eficientes. Unas iniciativas para disminuir el consumo energético, reducir el gasto en agua y mejorar el tratamiento de los vertidos. La compañía gasta 18 millones de euros en adaptaciones medioambientales.

Venta a terceros

Una de las opciones que baraja El Corte Inglés si se lanza a la producción de su propia energía es vender los excedentes a terceros, ya sean pymes u otras corporaciones. Un proyecto que ya ha lanzado hasta ACS, la cual ha creado una comercializadora para vender la electricidad que producen las plantas que construye Cobra, su filial de ingeniería.

Actualmente, El Corte Inglés tiene un acuerdo con Repsol para ser el punto de venta de la electricidad y el gas que genera la petrolera, que desde el pasado año también se ha introducido en este segmento. La alianza, firmada el pasado mes de marzo, se ha extendido ya a 22 centros comerciales del grupo de distribución, donde los clientes de la cadena pueden contratar una tarifa individualizada con descuentos en carburante.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios