Ibex insider

El empaste millonario de Javier Botín y la carambola eléctrica de TPG

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto:

Cada semana, la oficina de Javier Botín (JB Capital) recibe propuestas de inversión de lo más singulares. En primavera de 2016, sin embargo, llegó a sus puertas una especial, entre otras cosas por el carácter de urgencia que tenía. La consultora Deloitte ofrecía la opción de tomar el control de Vitaldent, de la que era administradora concursal, antes de iniciar una subasta de venta que podría comprometer su débil situación financiera tras meses bajo concurso.

La oficina familiar de Javier Botín, el pequeño de la saga de banqueros, que administra su fortuna y la de sus hermanas, salvo la de Ana Patricia, tuvo una semana para evaluar el proyecto. Aunque la última palabra es la del jefe, la determinación de Rafael Garabito (procedente de Vista Capital, el fondo de capital riesgo que tuvo durante años el Banco Santander) defendiendo las bondades de la operación frente a otros ejecutivos de la firma resultó clave.

Había que jugarse algo más de 10 millones (financiación puente) a cara o cruz. En caso de salvar la situación concursal, JB Capital se convertiría en el primer accionista (70%) de Vitaldent, un gigante de clínicas dentales (propias y franquiciadas) de más de 600 millones de facturación y cuyo fundador, el protésico dental uruguayo Ernesto Colman, vio desvanecer tras ser detenido por elusión de impuestos y blanqueo de capitales junto a su cúpula directiva.

JB Capital asumió tres cuartas partes de los 40 millones de inversión que requería Vitaldent para dar viabilidad a la compañía

A partir de entonces, cogió forma una de las operaciones de ‘private equity’ más rentables de los últimos años. JB Capital asumió tres cuartas partes de los 40 millones de inversión que requería Vitaldent para dar viabilidad a la compañía, dar salida a socios y redimensionar su negocio, al frente del cual puso a un viejo conocido, Javier Martín, primer ejecutivo de Indas cuando era una participada de Vista Capital bajo dirección de Garabito.

Antes de cumplirse los tres años, y después de que varios competidores (ninguno mejor) cambiaran de manos o lo intentaran (Dentix o iDental), distintos fondos de inversión llamaron a JB Capital a comienzos de 2019 para sondear su disposición a vender. Sin haberlo previsto, los plazos para hacer plusvalía se acortaron, disparando así la rentabilidad de Javier Botín en la operación, pese a que no ha trascendido ninguna cifra sobre la misma.

Según fuentes informadas de la transacción, el pequeño de la saga banquera ha multiplicado por cinco su dinero, hasta los 225 millones (la compañía tiene otros 140 de deuda). Y por si fuera poco, continúa como minoritario (3%), a rebufo del nuevo propietario, Advent Capital, que ha estrenado su siguiente fondo en España con esta compra. Suban o bajen los empastes en el futuro, está claro que no son necesarios 25 años arreglando bocas para hacer fortuna.

Los bolos inmobiliarios

Esta semana pasada fue JLL y la anterior BNP Paribas Real Estate, Savills-Aguirre Newman y CBRE. Las grandes consultoras inmobiliarias celebraron el inicio de curso con eventos para clientes donde exponer su visión del mercado. Y la conclusión más clara es que asociar el sector residencial (una parte) con el negocio inmobiliario (el todo) es un error que distorsiona el relato sobre la situación real del mercado. Efectivamente, cuesta vender casas de obra nueva y las expectativas en ese segmento tienen que ajustarse. Para todo lo demás, oficinas, hoteles, centros comerciales y logística, hay dinero esperando.

Las pistas bursátiles

Pasaron un agosto agitado en bolsa y aprovecharon la coyuntura para hacer un guiño al mercado. Tanto José María Álvarez-Pallete en Telefónica como Meini Spenger en MásMóvil han demostrado que son buenas liebres como ‘insiders’ del Ibex. Sus compras de acciones, a la contra de un mercado bajista, confirman que además de confianza por sus compañías manejan mejor información que el resto. Desde sus inversiones agosteñas, el presidente de Telefónica ha visto cómo sus nuevas 100.000 acciones se han revalorizado más de un 15%, mientras que las 5.444 del CEO de MásMóvil lo han hecho un 25%.

La carambola de TPG

Este verano, el fondo de inversión estadounidense se quedó con el negocio hidroeléctrico y de ferroaleaciones de Villar Mir. El hecho de que todos los activos estén en Galicia ha convertido a Alejandro Seco en la cara visible del nuevo propietario. Ex responsable de FCC Energía, su proyecto independiente al frente de Ithaka pasaba por convertirse en el socio gestor de Goldman Sachs para sus inversiones oportunistas en el mercado energético español. Pero esa alianza no cuajó y su plan de negocio se lo terminó comprando TPG, que hasta la fecha solo había comprado activos inmobiliarios en apuros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios