Caixa ve la desinversión con buenos ojos

Suez apunta a la venta de Agbar (valorada en 3.000 millones) en su nuevo plan estratégico

El gigante francés anuncia un plan de rotación de activos en línea con las peticiones de su accionista activista Amber, que pedía la desinversión en la firma de gestión del agua de Barcelona

Foto: Logo de la compañia francesa Suez. (Reuters)
Logo de la compañia francesa Suez. (Reuters)
Adelantado en

Suez apunta a la venta de Agbar en su nuevo plan estratégico presentado al mercado este mismo miércoles. Esta era una de las peticiones que había hecho el fondo activista Amber en julio, accionista minoritario de la multinacional gala que reclama un cambio de rumbo para poner en valor la firma, participada también indirectamente por el Estado francés

Aunque el actual equipo directivo del gigante de infraestructuras de agua, residuos y medioambiente ha evitado hacer alusiones directas, la nueva hoja de ruta camina hacia la desinversión de la empresa de gestión del agua en el área metropolitana de Barcelona, valorada por Amber en 3.000 millones de euros. Una operación que, además, se ve con buenos ojos por parte de Criteria Caixa, accionista de referencia en la firma de infraestructuras gala (6% del capital social), representada en su consejo de administración por Isidre Fainé.

Fuente: presentación de plan estratégico de Suez.
Fuente: presentación de plan estratégico de Suez.

El nuevo equipo directivo de Suez, liderado por Bertrand Camus, que tomó posesión a finales de 2018, pretende reposicionar la empresa en la próxima década, y para ello ha diseñado un plan a desarrollar en los próximos cuatro años del que quiere ver resultados ya en 2021. Entre las líneas maestras de este plan, está una rotación de activos "ya identificados" por valor de entre el 15% y el 20% de lo que la firma denomina 'capital employed', que asciende según sus cifras a 20.600 millones de euros.

Esto significa que la rotación de activos está entre los 3.000 y los 4.000 millones de euros. Esta cifra es precisamente en la que Amber, liderada por el también vicepresidente de Prisa, Joseph Oughourlian, valoraba una potencial venta de Agbar, estimándola en múltiplos de operaciones similares, como la de FCC con Aqualia, y en vista del elevado nivel de liquidez de fondos que pueden asumir la compra a ese precio, dados los bajos costes de capital que tienen.

Fuente: Amber.
Fuente: Amber.

Ahora, Suez asegura en su presentación al mercado que pretende alinear la cartera de negocios con la creación de valor. En este sentido, asegura haber hecho una revisión de su cartera de activos con base en distintos criterios, como la visibilidad de ingresos, la perspectiva de crecimiento, la capacidad de diferenciación o las sinergias que mantiene con el grupo.

Son precisamente estos argumentos los que fuentes próximas a Amber esgrimieron en julio para apostar por la venta de Agbar. Según explicaban entonces a El Confidencial, se trata de un activo maduro, con escasa capacidad de crecimiento en comparación con otras inversiones, sin sinergias claras dentro de Suez y completamente 'comoditizado', sin un valor diferencial.

Hay más razonamientos que coinciden entre la propuesta de Suez y la que hizo Amber. Centrarse en las geografías 'core' y abandonar las áreas menos estratégicas, sostiene ahora Suez, o primar la rentabilidad por encima del volumen. En suma, "abandonar la visión imperialista que le ha llevado a la destrucción de valor", apuntaba el accionista activista a inicios del verano.

En este sentido, Suez ha anunciado como objetivo que el 60% de los ingresos provengan de fuera de la Unión Europea, respecto al 38% actual. Un añadido más que encaja con la venta de Agbar. Otro es la reducción del porcentaje de Capex en negocios del sector del agua. Pretende reducir levemente la inversión en agua mientras quiere elevarlo con fuerza en el negocio medioambiental. Otra razón para pensar que Agbar no entra en los planes de futuro de la compañía.

Pese a todo, los responsables de la empresa han evitado especificar a los analistas qué activos concretos están incluidos en el plan de rotación. Fuentes próximas a la compañía aseguran que "no hay que olvidar que Agbar se enfrenta a una importantísima sentencia del Tribunal Supremo el próximo 30 de octubre, en la que se juega un negocio millonario de la gestión del agua en el área metropolitana de Barcelona". Del veredicto del alto tribunal dependerá también el valor de la compañía, ya que Agbar se enfrenta a la potencial pérdida del ciclo integral del agua en Barcelona si la sentencia es desfavorable a sus intereses, basándose en la reclamación de Aguas de Valencia a la que se sumaron Aqualia y Acciona.

Por otro lado, los medios franceses especulan con la potencial venta de Agbar, aunque también creen que podría desprenderse de la firma estadounidense United Water, señalada también por Amber. En su razonamiento, vinculan cada uno de los activos a la relación con los actuales directivos. Pero la realidad es que en Norteamérica tienen intención de crecer entre un 4% y un 5%.

La nueva hoja de ruta hace alusiones específicas a los planes de futuro para diversas ciudades del mundo como París, Toulouse, Londres, Maastricht, Jersey o Santiago. En ningún caso se refiere al devenir de sus negocios en Barcelona, una prueba más de que la venta de Agbar puede estar cerca, como pide Amber y Caixa ve con buenos ojos.

Al margen de lo anterior, Suez también ha propuesto un ambicioso plan de eficiencias que implicará una rebaja de costes de 1.000 millones de euros. Pese a todo, la compañía ha sufrido una dura caída en bolsa en la sesión de este miércoles de más del 7%, castigada tras no cumplir con la expectativa de dividendo. La firma ha anunciado que lo mantendrá como en la actualidad en los próximos años con la idea de mejorarlo cuanto antes. Pero los inversores esperaban más y se lo han hecho saber soltando títulos de la empresa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios