Se van a la India y al sudeste asiático

China y los problemas del primer mundo: Samsung y Sony se van por los ‘altos’ salarios

La economía de China estaría pagando el peaje por ascender hacia mejores niveles de vida para su población, en este caso la huida de empresas extranjeras

Foto: .
.

La etiqueta ‘made in China’ está presente en miles de millones de productos en todo el mundo y refleja una realidad: las empresas se van a producir a este país aprovechando los salarios muy baratos para reducir costes y ser más competitivos. Sin embargo, algo puede estar cambiando en la fábrica del mundo. Samsung ha anunciado que cerrará su última fábrica ubicada en la potencia asiática para irse a lugares donde pueda producir más barato. Y no es la única, también Sony hizo lo propio este mismo año para abaratar su producción.

La compañía surcoreana ha alegado que la decisión del traslado de su última fábrica, situada en la ciudad de Huizhou, se debe al “aumento de los costes laborales y la desaceleración económica”. Este pasado mes de julio ya habían cerrado otra planta de producción de sus smartphones aduciendo los mismos motivos. Al tiempo la empresa movía su producción hacia sus plantas de Vietnam y la India, donde ya tenía presencia y donde se garantiza esos costes laborales tan bajos que ya no puede encontrar en China.

Aunque aún no se sabe qué pasará con todo su equipo, en el propio comunicado explican que “será reasignado a otros sitios de fabricación global" y al tiempo que ha defendido que "esta decisión se basa solo en las necesidades del mercado”. Aún no se sabe cuál será su nuevo destino.

Otros factores que también han influido en la toma de esta decisión pasan por la mayor competencia y la pérdida de presencia en el mercado Chino. En este sentido, China ha pasado de suponer el 13% de toda la facturación en 2013 y a solo el 1% actualmente. Esto sucede en un contexto en el que marcas locales, como Huawei, y extranjeras, como Apple, están captando a todos los clientes que buscan teléfonos de alta gama, mientras que Samsung también sale perdiendo contra los teléfonos móviles más baratos con la llegada de marcas como Xiaomi.

La empresa nipona, Sony, también dejó de producir este año en suelo chino alegando motivos similares. Concretamente cerró su última fábrica de Pekín para ubicarla en Tailandia durante el mes de marzo. El sudeste asiático ofrecía sueldos más bajos para poder vender sus productos a un precio más económico en todo el mundo.

Aunque la situación macroeconómica, como afirmaron las compañías en sus comunicados, estaría teniendo un peso importante. La economía de China estaría pagando el peaje por ascender hacia mejores niveles de vida para su población, en este caso la huida de empresas extranjeras.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios