'Big data', realidad virtual, 'chatbots'...

La tecnología que convertirá los viajes de negocios en experiencias más placenteras

El abanico de herramientas con que cuentan las agencias es lo suficientemente amplio como para redibujar el sector de los viajes corporativos

Foto:

Los viajes profesionales o de empresa buscan construir relaciones con clientes o futuros clientes, pero estos desplazamientos pueden ser tediosos para los trabajadores, tanto en el tiempo que deben invertir en la organización, como en reservas y otro tipo gestiones; un viaje que poco se parece a los que suelen hacer en su tiempo libre.

Los nuevos adelantos tecnológicos pretenden difuminar esa línea que separa los viajes de negocios de los de placer. Que el hotel se encuentre en una zona concreta, que los vuelos salgan a una determinada hora, que las actividades que se lleven a cabo sean del agrado del viajero... Esas decisiones suelen caer en manos de terceros en el ámbito corporativo y es ahí donde la tecnología va a entrar para hacerlo más llevadero. Estas son algunas de las innovaciones que ya están cambiando el paisaje del turismo corporativo y que lo van a seguir moldeando en los próximos años:

  • Inteligencia artificial para hacer reservas: ¿viajas siempre a un mismo destino? ¿Te mueves por las mismas zonas una vez que has aterrizado? Jugando con esos factores, las agencias de viajes encargadas de reservar son capaces de sugerir ofertas que se ajusten mucho más a las necesidades reales de la empresa, o hacerlo también en función de si un negocio está adscrito a una cadena o aerolínea concreta con la que tenga un trato recurrente. Y en este ámbito, los resultados de una búsqueda para una comida de empresa también se beneficiarán de esta medida. Datos como el historial del usuario, la hora del día o la época del año se utilizarán para ofrecer las opciones que mejor se adapten a cada persona.

El uso de IA permitirá ajustar los vuelos y hoteles a las preferencias del cliente. (Reuters)
El uso de IA permitirá ajustar los vuelos y hoteles a las preferencias del cliente. (Reuters)

  • 'Big data' para predecir el mejor momento para comprar un billete: ya existen soluciones en el mercado que, conociendo el momento en el que se desea viajar, son capaces de predecir en qué día van a estar más baratos los pasajes, ahorrándole a la compañía un interesante pellizco.​ Un ejemplo de compañía que utiliza esta tecnología para conseguir mejores reservas en vuelos u hoteles es Nautalia. La firma ha llegado a acuerdos con socios tecnológicos, como Amadeus, para poner a disposición de empresas y viajeros corporativos un amplio abanico de soluciones tecnológicas, entre las que destaca una herramienta de autocontratación que garantiza los mejores precios.
  • Realidad virtual para visitar hoteles desde la oficina: ¿qué es lo que nos empuja a escoger un hotel? ¿Es su localización? ¿Sus precios? ¿El estilo de sus habitaciones? Lo habitual a la hora de elegir hasta la fecha, al menos a través de buscadores 'online', es guiarse principalmente por el factor visual. Pero ¿qué sucedería si pudiéramos visitar esos hoteles antes de hacer la reserva y sin tener que desplazarnos? La tecnología actual ya permite hacerlo gracias a la realidad virtual. Si bien es cierto que no todo el mundo cuenta con uno de estos dispositivos en casa, el abaratamiento de las gafas está popularizando poco a poco la tecnología. Aunque en un primer momento se ha centrado en la industria del videojuego, el mercado de la realidad virtual estaba valorado en unos 26.000 millones en 2018 pero esa cifra aumentará hasta los 814.000 millones de cara a 2025.​
  • Y realidad virtual para viajar sin coger un avión: la realidad virtual no se puede utilizar solo como elemento para escoger la mejor habitación de hotel, también es una herramienta que permite visitar cualquier lugar del mundo sin necesidad de desplazarse, una funcionalidad especialmente interesante para empresas dedicadas, por ejemplo, a la organización de eventos. Vender una localización en particular abre la puerta a todo lo que viene detrás: vuelos, hoteles y actividades.

La realidad virtual tiene un gran potencial de aplicación en el sector turístico. (Reuters)
La realidad virtual tiene un gran potencial de aplicación en el sector turístico. (Reuters)

  • Geolocalización y realidad aumentada que personalizan la experiencia: herramientas como la geolocalización pueden ser útiles para ofrecer a un huésped diferentes servicios una vez se encuentre en un hotel, ya que será posible saber cuándo se encuentra en las dependencias del mismo para, por ejemplo, abrir la puerta de la habitación cuando se encuentre a escasos metros. Además, el teléfono del huésped se convertirá en una herramienta más para controlar la estancia. ¿Hace calor y quieres encontrar tu habitación fresquita al llegar? Ya puedes regular la temperatura desde tu terminal. En la actualidad, ya existen cadenas de hoteles capaces de enviar recomendaciones a sus clientes, ya sean mapas, menús o incluso descuentos en actividades, y el teléfono, o una tableta, se puede utilizar como guía de viaje para conocer más información de un punto histórico en concreto. Pero la realidad aumentada también es útil para aligerar el choque cultural en destinos donde se hablan otros idiomas. El teléfono móvil es una herramienta más que capaz de traducir un cartel escrito en un idioma ininteligible para el viajero.
  • Comunicación instantánea gracias al móvil: la comunicación en los negocios es esencial y la idea, de nuevo, pasa por adaptarse a los nuevos tiempos (y a los nuevos viajeros). Si el móvil es el epicentro comunicativo de nuestro día a día, ¿por qué no utilizarlo también como un 'hub' desde el que controlar todos los aspectos de nuestro viaje de negocios? No solo WhatsApp sino Skype o incluso Slack (un espacio de trabajo en el que varios miembros pueden trabajar juntos y de manera telemática) tienen el potencial para ser algo más que herramientas de comunicación personal. Porque la frontera que separa el viaje de negocios del viaje de placer es cada vez más fina y la idea es que, en el futuro, se difumine lo máximo posible.

Las aplicaciones de mensajería y los 'chatbots' han llegado para facilitar los viajes laborales. (Reuters)
Las aplicaciones de mensajería y los 'chatbots' han llegado para facilitar los viajes laborales. (Reuters)

  • 'Chatbots' que hacen el trabajo de humanos. Tampoco hay que olvidar la creciente importancia que tienen los llamados 'chatbots'. Estas herramientas con las que podemos comunicarnos ya están en funcionamiento en portales como Skyscanner, Expedia o Booking, con el objetivo de simplificar y acelerar la experiencia de usuario. En este sentido, son interesantes iniciativas como la de FCM Travel Solutions, el operador de viajes que ha lanzado recientemente Sam (Smart Assistant for Mobile o asistente inteligente para móviles), una aplicación para móviles que, gracias al uso de inteligencia artificial, es capaz de ofrecer recomendaciones o controlar el estado de un vuelo desde la palma de la mano del viajero. Y con un asistente robótico que aconseja al viajero en todo momento.

Empresas