De ella dependen 240.000 alemanes

Alemania inyecta 382 M en una filial de Thomas Cook para salvarla de la quiebra

Condor recibirá por parte del país esta cantidad (la mitad garantizada por el Lander de Hesse) para salvar el empleo de sus 5.000 trabajadores y garantizar la vuelta de turistas

Foto: .
.

La disolución de la agencia de viajes, Thomas Cook, sigue en el foco de la actualidad pero esta vez por una de sus filiales, Condor. Esta aerolínea, con el fin de sobrevivir a la caída de su matriz, ha recibido 382 millones de euros por parte del Gobierno alemán para poder afrontar su separación del proceso de bancarrota y ser una compañía independiente que mantenga toda su actividad.

La empresa radicada en Frankfurt recibirá está financiación de emergencia en caso de que se apruebe en la comisión europea. Para este pago el Lander de Hesse (en el que se ubica la aerolínea) se ha ofrecido a aceptar un 50% del riesgo, hasta 190 millones de euros en mantener a flote a esta filial.

Los motivos que desde el gobierno central y regional esgrimen para querer ayudar a que sobreviva son dos: los turistas y los trabajadores. En primer lugar quieren asegurar que, tal y como pasó tras la quiebra de Thomas Cook, la gente que está en el extranjero se quede tirada y haya que proceder a una operación para que vuelvan a sus respectivos países. En el caso de los británicos esta operación tras el cierre del grupo fue el rescate en el extranjero más grande del país desde la segunda guerra mundial. De Condor depende la vuelta de más de 240.000 turistas alemanes. El segundo de los motivos sería evitar que los 5.000 empleados de la filial pierdan su empleo.

Además esperan que las deudas contraídas por Thomas Cook (y que tras la liquidación no puedan resolverse) no pasen en ningún caso a este tipo de empresas que siguen operando de manera independiente porque, “son empresas diferentes”. Otras filiales que quieren continuar su actividad ahora por su propia cuenta han pedido también esto, tales como Airlines Scandinavia, Spies, Tjareborg, Ving o Globetrotter.

Condor defiende que son “una empresa rentable” y que “esta decisión se basa en motivos empresariales y no políticos.

En Alemania la experiencia de financiar aerolíneas para su supervivencia ya se ha dado y no ha acabó muy bien, por lo que esta nueva inyección despierta cierto recelo. En el pasado Air Berlin recibió un préstamo público de 150 millones de euros y en 2017, la que fuera la segunda compañía aérea alemana quebró. Eso sí, afirmaron que pagaron toda su deuda.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios