ESPERA INGRESAR UNOS 220 MILLONES

OHL aplaza a 2020 la venta de Canalejas a la espera de una subida de los pisos de lujo

OHL no venderá Canalejas, su proyecto de viviendas de lujo en pleno centro de Madrid, hasta 2020, en una estrategia para tratar de maximizar el atractivo para los inversores

Foto: Proyección del final de la obra de Canalejas.
Proyección del final de la obra de Canalejas.
Adelantado en

OHL no venderá Canalejas, su proyecto de viviendas de lujo en pleno centro de Madrid, hasta 2020. Según han asegurado fuentes internas de la compañía, José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de la constructora, ha decidido esperar a que el edificio, que tendrá un hotel de cinco estrellas, abra sus puertas en marzo del próximo año. De este modo, trataría de maximizar el valor, una vez que los inversores puedan comprobar 'in situ' el funcionamiento de toda la zona comercial.

La compañía, que aún tiene a la familia Villar Mir como máxima accionista, ha recibido varias muestras de interés para adquirir el 50% de Canalejas. Pero los asesores inmobiliarios con los que ha contactado Fernández Gallar le han recomendado esperar hasta finales de 2020, siempre y cuando la situación financiera de la constructora se lo permita. El consejero delegado considera que, una vez reconocidas las pérdidas históricas de 1.529 millones, OHL no tiene urgencias que la obliguen a desprenderse con prisas de los activos denominados no estratégicos.

Por ello, el primer ejecutivo de la constructora ha decidido que es mejor esperar a obtener las licencias de primera ocupación por parte del Ayuntamiento de Madrid, trámites que están ahora en plena negociación, y a que el edificio abra sus puertas. El calendario interno indica que Canalejas estará en marcha a finales de febrero de 2020, pero también estiman que podría haber algún retraso de última hora, como suele pasar en este tipo de proyectos inmobiliarios.

Una vez que las zonas comerciales ya estén en funcionamiento y el hotel de la cadena Four Seasons haya abierto, la intención de OHL es arrancar entonces un proceso proactivo de búsqueda de inversores a los que colocar el 50% que aún mantiene la constructora, valorado en libros en 220 millones de euros. Dado que la compañía ya se habrá apuntado el margen de levantar la obra, espera obtener una plusvalía adicional por traspasar este paquete de un proyecto que cambiará los alrededores de la Puerta del Sol de Madrid.

Canalejas ha sido usado hasta la fecha por OHL y por Grupo Villar Mir para obtener liquidez y atender sus urgencias financieras. En 2017, la constructora y su primer accionista vendieron el 50% del proyecto al millonario israelí Mark Scheinberg, fundador de Pokerstars, por 200 millones, tal y como adelantó El Confidencial. En agosto de 2018, OHL compró el 32% que aún mantenía el 'holding' familiar, en una maniobra poco ortodoxa mediante la que los empresarios usaron a su división de construcción para obtener dinero inmediato con el que atender deudas bancarias que vencían a corto plazo.

Los Villar Mir siguen teniendo apreturas, motivo por el cual este año han vendido Fertiberia, su filial de fertilizantes, Ferroatlántica, el negocio de energía, y han intentado colocar parte de Ferroglobe, su división química, y hasta su participación en OHL, que hoy apenas vale en bolsa 342 millones tras hundirse casi un 90% en 2018. Pero la constructora, cuyo nuevo consejero delegado quiere gestionar de forma independiente a los intereses de la familia, ha estabilizado su situación pese a cerrar el primer semestre con pérdidas de 15 millones.

Proyección del hotel Four Seasons que abrirá en Canalejas.
Proyección del hotel Four Seasons que abrirá en Canalejas.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) volvió a ser positivo —22,7 millones— en comparación con los números rojos de más de 100 millones entre enero y junio de 2018. En OHL, confían en cerrar el año en beneficios y alcanzar en 2020 un ebitda de entre 100 y 120 millones. Unas estimaciones a las que ayudaría la venta de Canalejas, cuyos ingresos irían destinados a reducir la deuda corporativa —emisiones de bonos— o hacer frente a los litigios internacionales.

Pinchazo en Londres

Con una superficie de 50.000 metros cuadrados, Canalejas es uno de los activos más golosos de la capital. El complejo es el resultado de la unión de siete edificios históricos —Alcalá 6, 8, 10, 12, 14, plaza de Canalejas 1 y carrera de San Jerónimo 7—, algunos construidos a principios del siglo XIX. La inversión de la obra, que ha tenido problemas que obligaron a cerrar temporalmente una línea de metro, ha ascendido a 525 millones.

El otro gran proyecto inmobiliario de OHL, la construcción y posterior venta del Old War de Londres, se ha torcido. La constructora ha decidido no llevar a cabo la remodelación de este histórico edificio, en el que se iban a invertir unos 1.000 millones de euros, debido al impacto de la caída de la libra en el presupuesto inicial. La compañía ha declinado participar en la obra al entender que no le reportaría beneficios por el efecto de la divisa. OHL es dueña del 49% de la promotora, paquete que venderá cuando el edificio esté terminado dentro de tres años, más tarde de los previsto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios