HOTELES ADQUIRIDOS RESPALDAN EL CRÉDITO

CaixaBank confía en evitar pérdidas en la quiebra de Thomas Cook tras prestar 51 M

El banco financió a una sociedad en la que participaba la empresa quebrada para la adquisición de hoteles, que respaldan el propio crédito

Foto: El complejo hotelero Casa Cook Ibiza fue adquirido por Thomas Cook Hotel Investments (TCHI). (EFE)
El complejo hotelero Casa Cook Ibiza fue adquirido por Thomas Cook Hotel Investments (TCHI). (EFE)

CaixaBank está entre los bancos afectados por la quiebra de Thomas Cook, aunque espera no sufrir pérdidas. El banco financió con 51 millones de euros una sociedad en la que participa al 50% el gigante británico para la adquisición de hoteles, que respaldan el propio activo del banco español.

Thomas Cook se declaró este lunes en bancarrota al no ser capaz de obtener 200 millones de libras —casi 230 millones de euros— que necesitaba para asegurar su supervivencia. El grupo de viajes, con 178 años de historia, entró en suspensión de pagos y anunció el “cese inmediato de operaciones”, dejando en tierra a 600.000 personas fuera de sus países.

La firma deja muchas incógnitas, como el posible impacto en el sector turístico. De hecho, los hoteles españoles se exponen a pérdidas potenciales de 200 millones de euros. Por su parte, los bancos acreedores sufrirán un ‘roto’, ya que la deuda de la compañía asciende a 1.700 millones de libras —más de 1.900 millones de euros—.

CaixaBank es uno de los bancos que en los últimos tiempos han financiado Thomas Cook, aunque en su caso fue a una sociedad en la que participaba al 50%. El otro 50% era de LMEY Investments. La ‘joint venture’, que opera con el nombre Thomas Cook Hotel Investments (TCHI), recibió 51 millones del banco presidido por Jordi Gual para financiar la compra de hoteles en España y en el Mediterráneo.

La quiebra de Thomas Cook deja en el aire el futuro de esta ‘joint venture’, lo que puede ser la primera barrera para que CaixaBank evite pérdidas, explican fuentes financieras. En segunda instancia, la financiación está respaldada por los propios hoteles comprados como activos, lo que será la segunda baza de la entidad para esquivar el ‘roto’.

La sociedad conjunta quería tener hasta 15 hoteles en un plazo de dos años. De hecho, ya había comprado uno en Canarias y otro en Baleares, y había recibido financiación con las mismas características del banco griego Piraeus Bank.

El operador turístico ha protagonizado numerosas reuniones en los últimos días con sus acreedores para buscar su supervivencia, que finalmente no se ha producido. El principal accionista, el conglomerado chino Fosun, se había comprometido a aportar 900 millones de libras —más de 1.000 millones de euros—, pero la compañía no consiguió los 200 millones adicionales de libras que necesitaba para seguir operando en el corto plazo.

Los ejecutivos de Thomas Cook tuvieron este domingo por la tarde una larga y tensa reunión con bancos acreedores para tratar de obtener más financiación. El encuentro, celebrado en las oficinas en la City del despacho Latham & Watkins, según publican los medios británicos, acabó sin acuerdo.

Así, entre los acreedores figuran nombres propios como Lloyds, Royal Bank of Scotland (RBS, banco participado por el Estado) o Barclays, según informan en Reino Unido las principales cabeceras. Fuentes del Santander apuntan a que el banco ya no tenía posiciones en el grupo de acreedores de Thomas Cook, como sí le ocurrió con la constructora Carillion el año pasado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios