PRIMAPRIX

El 'outlet' de los súper no sale de pérdidas pese a conquistar el norte de España

Primaprix se da un año para entrar en números negros y sigue adelante con su agresiva expansión en España, donde ya cuenta con 60 tiendas en el centro y norte de la Península

Foto: Una tienda de Primaprix.
Una tienda de Primaprix.

Vende marcas de fabricante a precio de saldo, y para ello viaja por Europa en busca de excedentes, liquidaciones de 'stock' o cambios de diseño de envase. Primaprix da cabida a enseñas tan conocidas como Coca-Cola, Mahou, Kellogs, Barbie o Nivea en sus lineales, con la peculiaridad de que su precio de venta al público es tan bajo como el de las marcas blancas.

Esta especie de 'outlet' de los supermercados ofrece descuentos de hasta el 70% en perfumería, cosmética, hogar, juguetes, parafarmacia, alimentación y bebidas. Es un formato residual en España y los clientes lo siguen mirando con cierta desconfianza, a diferencia de lo que ocurre en otros países como Francia, Reino Unido, Alemania o Estados Unidos. Aun así, la compañía disparó un 91% sus ventas en 2018, hasta los 22,6 millones de euros.

Además, ha duplicado el número de empleados (303) en apenas un año y tiene 60 tiendas ubicadas en Madrid, Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria o País Vasco, donde ha culminado su proceso de expansión hacia el norte de España. Pero no gana dinero desde su creación en 2014, como consta en sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Primaprix amplió sus pérdidas hasta los 3,3 millones de euros el año pasado, un resultado que la compañía atribuye al "esfuerzo en la implantación del modelo, entregando a nuestros clientes fuertes descuentos en todo el surtido". La agresiva política de promociones complica la rentabilidad de la cadena.

Primaprix prevé sumar unas 70 tiendas antes de que acabe este año, más del doble que en 2017

A eso se suma la rápida conquista de ciudades como Salamanca, Valladolid, Zamora, Burgos, A Coruña, Santander, Vitoria o la periferia de Madrid, pues Primaprix ha multiplicado por dos el número de tiendas en poco más de un año. Además, prevé abrir otros 10 locales este año en municipios como Alcalá de Henares, donde ya tiene otro punto de venta.

"La sociedad ha incurrido en pérdidas recurrentes desde 2014, dado que se encuentra en una fase de expansión. De acuerdo con el plan de negocio (...) el retorno de las tiendas se producirá de manera paulatina cuando alcancen su periodo de maduración, siendo previsible la obtención de beneficios a partir del ejercicio 2020", detalla Deloitte en el informe de auditoría de Primaprix.

En este sentido, la compañía aclara en sus cuentas que todas las tiendas con una antigüedad superior a tres años ya generan un ebitda positivo. Primaprix está en manos del fondo de inversión luxemburgués Bargain Retail Europe, que inyectó un capital de siete millones de euros en 2018.

"Somos cazadores de oportunidades", matizan fuentes de la empresa tras destacar la "magnifica acogida" de los clientes patrios. Pese a los recelos, los españoles seguimos siendo sensibles al precio desde la crisis económica, y prueba de ello es la buena salud de las marcas blancas o el auge de supermercados como Mercadona o Lidl. Queda por ver si Primaprix consigue hacerse un hueco en un mercado nada acostumbrado a los 'outlets' en alimentación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios