PONE A LA VENTA SUELOS EN PUNTA CANA O BRASIL

La nueva vida de Marina d'Or: Ger resucita en Oropesa y pone a la venta su joya del Caribe

El empresario inicia tres nuevas promociones en el complejo de ocio tras abandonar la lista de morosos de Hacienda y pone a la venta suelos en Punta Cana, Santo Domingo, Egipto o Brasil

Foto: La zona hotelera de Marina d'Or en Oropesa (Castellón). (EFE)
La zona hotelera de Marina d'Or en Oropesa (Castellón). (EFE)

Las grúas han vuelto a Marina d'Or. Jesús Ger, el creador de este complejo hotelero y de apartamentos al norte de Oropesa, ha iniciado tres nuevas promociones inmobiliarias en parcelas que quedan dentro del perímetro de su conglomerado empresarial. Los proyectos, no obstante, no están siendo ejecutados por la promotora del grupo, sino por la mercantil Inseryal, una sociedad limitada administrada por la mujer del empresario, Sandra Rodrigues de Almeida, aunque financiada parcialmente con recursos de empresas de la pareja. El resto de los fondos procede de créditos de bancos, que han vuelto a trabajar con el pequeño imperio de Marina d'Or después de que Comercializadora Mediterránea de Viviendas (Comervi), la promotora, levantase el concurso de acreedores el año pasado.

De las tres promociones en marcha, la más avanzada y conocida hasta ahora es Miramar, un edificio de 278 apartamentos en primera línea de playa que Ger y su mujer han comercializado a todo trapo este verano. La estructura del inmueble ya está ejecutada y contempla viviendas vacacionales de 50 metros cuadrados con amplias terrazas, plaza de 'parking' y trastero, el modelo más extendido en Marina d'Or. Pero tras Miramar han llegado nuevas licencias de obras. El segundo proyecto, bautizado como Edificio Cristal, se ubica en segunda línea, detrás de los hoteles. Ya hay movimiento de tierras y ha comenzado la fase de comercialización de sus 104 apartamentos, con precios que oscilan entre los 136.000 y 164.000 euros. La tercera de las promociones proyectadas es Ciudad Jardín I, un edificio ubicado en la esquina norte de la playa de Marina d'Or, junto al 'camping' Torre de la Sal, que pretende ser la primera fase de una iniciativa más ambiciosa sobre terrenos sin urbanizar justo antes del 'camping' Torre de la Sal.

Las obras del edificio Miramar, una de las tres nuevas promociones de Jesús Ger en Marina d'Or.
Las obras del edificio Miramar, una de las tres nuevas promociones de Jesús Ger en Marina d'Or.

El regreso de las excavadoras, las garitas de ventas y los trípticos con planos de viviendas a las playas sostenidas con aportes de arena del complejo de Oropesa (Castellón) se produce tras un largo proceso de reestructuración en el que el empresario ha tenido que desprenderse de activos millonarios, rehipotecar su propia estructura patrimonial y someter los beneficios de su actividad a un apretado calendario de pagos. Ger alcanzó acuerdos con sus principales acreedores que le han permitido plantearse la recuperación de la actividad promotora.

Jesús Ger ha puesto a la venta los terrenos de playa Bávaro en los que planeaba levantar "el mayor 'spa' del Caribe" hasta que llegó la crisis en 2008

Además de ceder activos por más de 100 millones de euros al Popular que han acabado en manos de Blackstone y el Santander, cerró pactos con la Sareb, a la que adeudaba 80 millones de euros, y con el Sabadell y CaixaBank. En mayo del año pasado se aprobó el convenio y la promotora de Ger pudo levantar el concurso de su promotora. Esta, junto con la deuda pendiente con Hacienda de casi 34 millones de euros, era la principal losa que pesaba sobre el patrimonio de Ger, que ha sobrevivido a la crisis con el oxígeno que le proporcionaba su división hotelera, concentrada en la sociedad Hoteles Marina d'Or, ajena al perímetro de la suspensión de pagos. El complejo hotelero sigue dando alegrías al negocio. En 2018, aportó más de 50 millones en ingresos y la previsión es cerrar 2019 con mejores cifras. La ocupación durante los meses de este verano se movió entre el 90 y el 95%, según las cifras oficiales.

Como consecuencia de la negociación de sus deudas, los activos hoteleros, valorados en libros en 135 millones, figuran ahora como garantía hipotecaria de préstamos con las entidades financieras. A la vez, sobre parte de ellos pesa una segunda hipoteca por aplazamiento de pagos a las administraciones públicas por importe de 52,6 millones. Ger va cumpliendo sus obligaciones con la Agencia Tributaria, como demuestra el hecho de que el nombre de sus empresas ya no figuraba en la última relación de morosos con más de un millón de euros de deuda publicada por el departamento de María Jesús Montero.

El peso del pasivo impide a Jesús Ger desplegar todos los planes con los que soñaba hasta que fueron truncados por el pinchazo inmobiliario de 2008. Desde hace al menos cuatro años, el empresario ha mantenido conversaciones con inversores chinos y árabes que no han llegado a fructificar. Wanda, Sinar Mas, Qatar Soma Global… Nunca ha quedado claro en el baile de posibles inversores si Ger pretendía vender su empresa, recapitalizarla o buscar socios para el frustrado proyecto de golf de Cabanes anulado por la Justicia o para poner en valor sus activos internacionales. Muy pocos ven a Ger jubilándose y desprendiéndose de su negocio. La cuestión es que ninguno de esos contactos se ha traducido por ahora en acuerdos y el empresario ha optado por concentrar su actividad en Oropesa y poner a la venta muchos de los activos que poseía en el extranjero.

Adiós al "mayor 'spa' del Caribe"

Según confirman fuentes del grupo turístico a El Confidencial, la filial D'Or Holding División Internacional ha iniciado conversaciones y está buscando comprador para terrenos en Punta Cana y Santo Domingo (República Dominicana), Natal y Fortaleza (Brasil), El Cairo y Hurghada (Egipto) y Varna (Bulgaria). Se trata de suelos valorados en libros en unos 75 millones de euros, susceptibles en algunos casos de albergar grandes complejos hoteleros o resorts. En Punta Cana, por ejemplo, el activo son 723.955 metros cuadrados en playa Bávaro, con acceso directo a la playa. Ger pretendía crear allí "el mayor 'spa' del Caribe", con un hotel cinco estrellas de 500 habitaciones. Los responsables de la empresa incluso fueron recibidos en 2008 por el entonces presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández. Ger parece haber renunciado a esta iniciativa caribeña al haber iniciado un proceso de venta del activo que le aporte liquidez para cumplir con el calendario de pagos firmado con sus acreedores. No obstante, no descarta recuperar el proyecto si, en lugar de un comprador, encuentra un socio inversor que quiera acompañarle.

Es el mismo caso que en Egipto, donde Jesús Ger busca comprador o socio para desarrollar un hotel de 69.800 metros de techo en El Cairo, con oficinas y centro comercial. Marina d'Or Egypt LLC tiene en cartera otro terreno de 30.000 metros cuadrados junto a las playas del Mar Rojo, donde planeaba levantar apartamentos con 67.496 metros de techo. En Marruecos y Ecuador, el grupo cuenta con promociones ya iniciadas. El plan es mantener la comercialización minorista hasta completar las ventas, según señalan desde la empresa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios