PROPIEDAD DE TÉCNICAS, IBERDROLA Y NATURGY

Iberdrola y Naturgy venden a China una filial del sector nuclear en plena crisis con EEUU

Mientras Estados y China endurecen su guerra comercial, ahora de divisas, España negocia la venta de dos empresas de ingeniería encargadas del mantenimiento de varias centrales

Foto: Central nuclear. (Jason Blackeye, Unsplash)
Central nuclear. (Jason Blackeye, Unsplash)

Mientras Estados y China endurecen su guerra comercial, ahora de divisas, España negocia la venta de dos empresas de ingeniería encargadas del mantenimiento de varias centrales nucleares a una compañía estatal controlada por el Gobierno de Pekín. Según aseguran distintas fuentes, Técnicas Reunidas, Iberdrola y Naturgy han aceptado la oferta de China Petroleum Engineering & Construction Corporation (CPECC) para adquirir Empresarios Agrupados, una operación que requiere del visto bueno del Ejecutivo español y, curiosamente, del Departamento de Energía americano.

CPECC se ha impuesto en la puja a Areva, la multinacional francesa que también se había interesado por tomar el control de Empresarios Agrupados. Esta empresa se encarga, entre otras cosas, de la gestión de las centrales nucleares de Almaraz y Trillo y tiene contratos con Enresa para el desmantelamiento de las instalaciones de Zorita y Garoña. Por tanto, tiene el 'know-how' y la información sensible sobre el diseño de los reactores de estas plantas, que fueron construidos con tecnología estadounidense.

En consecuencia, para poder ejecutar el traspaso de Empresarios Agrupados a CPECC, filial del gigante China National Petroleum Corporation, es necesario el visto bueno, además de las autoridades españolas, del Department of Energy (DOE) del Gobierno de Donald Trump. Fuentes involucradas en la operación aseguran que Técnicas Reunidas, Iberdrola y Naturgy han aceptado la oferta del 'holding' asiático al ser mucho más generosa que la de Areva y confían en recibir todas las autorizaciones el próximo mes de octubre.

Empresarios Agrupados, con una plantilla de unas 1.200 personas, está participada en un 45% por Iberdrola, un 43% está en manos de Técnicas Reunidas y un 11,30% es propiedad de Naturgy Engineering, filial de la compañía catalana. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán tiene ese paquete de forma directa —un 11,30%— y el restante 34,4% a través de Ghesa. Esta última cuenta con 600 trabajadores, y es propiedad de la multinacional vasca (41,18%) y de Naturgy, que controla otro 41,18%. El restante 8,7% es a su vez de Empresarios Agrupados, por lo que fuentes próximas a la operación indican que las dos eléctricas podrían desprenderse de estas dos filiales que en conjunto facturan unos 200 millones.

Fuentes oficiales de Iberdrola han declinado hacer ningún comentario sobre esta información, si bien reconocen su intención de vender estas dos empresas y la recepción de la oferta china. Por su parte, desde Naturgy explican que los tres dueños iniciaron hace meses conversaciones para vender tanto Empresarios Agrupados como Ghesa Ingeniería, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo definitivo.

En este sentido, el pasado 18 de julio, el grupo aprobó la escisión parcial de Naturgy Engineering a favor de Naturgy Ingeniería Nuclear con el fin de aplicar un proceso de 'accountability' por el que cada negocio asume todas las competencias corporativas, incluidas las de ingeniería. "Sin embargo, la rama nuclear se mantiene de manera independiente de cara a optimizar la puja en concursos, como el que recientemente ha ganado para desmantelar la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), que es propiedad de Iberdrola y Endesa", explican desde el grupo presidido por Francisco Reynés.

Factor diplomático

Empresarios Agrupados, que en realidad funciona como una central de costes para sus accionistas y no tiene ánimo de lucro, ha llevado a cabo trabajos de ingeniería para el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos y combustible, así como otras labores de ingeniería en el reactor y gestión de la segunda parte de la vida de las centrales nucleares de Trillo y Almaraz I y II. Además, ha prestado servicios de ingeniería, licenciamiento, capacitación, supervisión y puesta en marcha del desmantelamiento de la planta nuclear José Cabrera (Zorita), en sociedad con Westinghouse.

Según distintas fuentes, las intenciones de Técnicas Reunidas, Iberdrola y Naturgy de desprenderse de estas empresas llegan en un momento muy complicado por las implicaciones diplomáticas que pudiera tener que compañías españolas vendan a China tecnología sobre actividades nucleares, especialmente si la maquinaria utilizada es de origen estadounidense.

Por ello, no descartan que la operación quede en suspenso hasta que la Administración Trump y el Gobierno de Pekín lleguen a un acuerdo sobre su guerra comercial. Un enfrentamiento que provocó este martes la mayor caída diaria de los principales índices bursátiles mundiales en 2019, incluido el Ibex 35, que ha perdido un 8% desde los máximos del año.

España mantiene unas buenas relaciones con China, como se puso de manifiesto en el viaje en noviembre de 2018 del presidente Xi Jinping a Madrid. La que tiene con Trump es más distante, ya que Pedro Sánchez apoyó en su día a Hillary Clinton en la campaña de las presidenciales americanas. Además, en Washington no sentó nada bien su propuesta de aplicar un impuesto —conocido como tasa Googlecontra las grandes tecnológicas estadounidenses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios