TOMA OXÍGENO A CORTO PLAZO

Santander, Caixa y Bankia dan liquidez a Aldesa para refinanciar su deuda

La constructora madrileña, cuyos bonos se hundieron hace dos meses, ha conseguido alargar una línea de crédito de 100 millones para ahuyentar fantasmas

Foto: Maqueta de la Torre de Control de Tráfico Aéreo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, construido por Aldesa Construcciones, entre otros. (EFE)
Maqueta de la Torre de Control de Tráfico Aéreo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, construido por Aldesa Construcciones, entre otros. (EFE)

Aldesa ha recibido esta semana el respaldo de sus cinco principales acreedores financieros para extender hasta principios de 2021 una línea de 'factoring' o 'revolving credit facility' (RCF) de 100 millones de euros. Banco Santander, CaixaBank, Bankia y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) han dado su visto bueno a alargar esta RCF al contrastar la buena evolución de las cuentas del primer semestre del año después de que los bonos de la constructora madrileña se hundieran a finales de mayo al anunciar los resultados entre enero y marzo.

La línea de crédito, que inicialmente vencía en abril de 2020, se ha extendido hasta enero de 2021. Ocho meses más para devolverla que, en condiciones normales, no tendrían gran incidencia en ninguna empresa. Pero que en el caso de Aldesa tienen vital importancia después de que sus bonos se desplomaran un 42% en apenas cuatro días al indicar que había quemado más caja en financiar sus proyectos de lo que habían estimado los inversores.

La compañía llegó a caer apenas a 35 puntos sobre su valor nominal, lo que provocó que se extendiese el rumor de que entraría en preconcurso de acreedores y que no podría hacer frente al pago del cupón de los bonos emitidos en 2014 por 250 millones. La empresa, que el año pasado no pudo refinanciar estos títulos de renta fija al no encontrar inversores que le comprasen el papel a un precio adecuado, decidió tomar medidas urgentes para transmitir confianza al mercado tras propagarse el miedo a que podría entrar en impago el pasado mes de julio.

El equipo directivo de Aldesa, controlada por la familia Fernández Rubio, se reunió en Londres con inversores institucionales para asegurarles con absoluta certeza que el 15 de julio abonaría el cupón de los bonos, como ha hecho finalmente, pago que ha permitido que los valores repunten hasta los 51 puntos sobre su valor nominal. A su vez, les aseveró que en la primera semana de agosto conseguiría el apoyo de la banca para extender la línea de 'revolving', indispensable para financiar su circulante a corto plazo.

Pese a la proximidad del verano y la dificultad para conseguir las autorizaciones, los comités de riesgos de Banco Santander tiene el 30% de la línea de crédito, CaixaBank, Bankia y el ICO han dado su visto bueno, lo cual da a la empresa tranquilidad para renegociar ahora la totalidad de la deuda. Porque Aldesa ha contratado a Alantra para que le busque soluciones para hacer frente al vencimiento de los bonos lo más rápido posible para ahuyentar los fantasmas de insolvencia que persiguen a las empresas constructoras, como las españolas OHL, Sacyr, la británica Carillion y la italiana Ansaldi.

Según distintas fuentes, la compañía está negociando con varios 'hedge funds' la concesión de un préstamo directo —'direct lending'— para repagar el bono al 100%, sin quita para los tenedores de los valores, con el fin de alargar el vencimiento de su pasivo. Las mismas fuentes indican que Aldesa ya ha firmado acuerdos confidenciales con tres fondos de deuda para negociar un crédito a largo plazo con un tipo de interés inferior al 8%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios