REUNIÓN CLAVE

BBVA rinde cuentas ante el BCE en plena tormenta perfecta del caso Villarejo

La cúpula de la entidad tuvo hace unos días su cumbre anual con el BCE, en la que se evalúa la situación del grupo y se fija el umbral de capital que tendrá que superar el próximo año

Foto: Sede de BBVA en Madrid. (iStock)
Sede de BBVA en Madrid. (iStock)

BBVA tuvo que afrontar su examen anual ante el Banco Central Europeo (BCE) en el peor momento de la crisis Villarejo. La cúpula de la entidad presidida por Carlos Torres se reunió hace unos días con el equipo de supervisión del regulador europeo, según fuentes financieras consultadas por este medio, durante los días en que la Fiscalía Anticorrupción solicitó su imputación y esta fue admitida por el juez Manuel García-Castellón. Desde BBVA y el organismo presidido por Mario Draghi no hicieron comentarios.

Esta reunión es clave. En ella, el BCE indica cómo valora el último año de la entidad y da pistas de cuál va a ser su nota de capital a final de año (SREP). Este medio no ha podido confirmar si el caso Villarejo y la posible imputación fueron temas que el regulador puso sobre la mesa, aunque sí que los temas de gobierno corporativo son prioritarios en estos cónclaves con el BCE.

Por el momento, el regulador europeo ha mantenido una posición neutra respecto a la crisis del banco con Villarejo. Transmitió al banco que se cortaran lazos con el pasado cuando Francisco González era todavía presidente de honor, y no se muestra preocupado por la imputación siempre y cuando no afecte en los mercados, los depósitos ni la gestión de la entidad.

En caso de apreciar riesgo, el regulador podría imponer medidas cualitativas o cuantitativas al banco: obligar a informar sobre determinados aspectos o endurecer el requisito de capital por un peor gobierno corporativo.

Tras la reunión de los últimos días, el BCE enviará al consejo de BBVA en septiembre un borrador con su decisión de capital de 2019, que tras un periodo de alegaciones haría oficial a finales de año.

Jefe italiano

BBVA ya tuvo roces con el BCE por cuestiones de gobierno corporativo por el nombramiento de Torres como presidente. El regulador era más partidario de que el primer ejecutivo fuera consejero delegado, con un presidente no ejecutivo. Este desencuentro hizo que el regulador forzara al banco a leer una carta con su opinión contraria en el consejo de nombramiento de Torres.

La reunión de los últimos días ha tenido lugar entre los primeros ejecutivos del banco, cuyo consejero delegado, Onur Genç, es el máximo responsable de la relación con el regulador, y el equipo encargado de supervisar a BBVA (denominado 'joint supervisory team'). Lo lidera un regulador italiano. Algunos de estos encuentros de las entidades españoles han tenido lugar en el Banco de España.

La exposición a países emergentes como Turquía o México son algunas de las preocupaciones del BCE que afectan a BBVA.

La reunión llega en un momento de tormenta perfecta para BBVA. Tras meses de aparente calma en la investigación judicial, el tribunal ha decidido imputar a ocho directivos y exdirectivos de la entidad; se ha conocido que algunos de ellos cobraron "dádivas" de Villarejo, y se ha citado como investigado al propio banco, en un auto en el que se apunta a la cúpula, según EFE.

Por si fuera poco, la entidad ya ha comenzado a prescindir de directivos imputados o potencialmente involucrados como Antonio Béjar y Eduardo Arbizu.

Aunque esta crisis no ha influido por el momento en los mercados, la confianza del BCE al respecto pende de un hilo. La imputación de un consejero haría que el BCE tomara cartas en el asunto, tensando todavía más la situación de Torres.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios