INCLUYE TRANSCRIPCIONES EN LA DEMANDA

Orcel grabó sus conversaciones con Botín tras la ruptura de las negociaciones

Entre las pruebas que aporta el banquero italiano en la demanda se incluye un CD con presuntas conversaciones telefónicas en enero con Botín, Pérez Renovales y García Carranza

Foto: Andrea Orcel, en una imagen de 2013. (EFE)
Andrea Orcel, en una imagen de 2013. (EFE)

Andrea Orcel ya ha mostrado en los juzgados sus armas contra Banco Santander, después de su fichaje fallido. Entre las pruebas aportadas en la extensa demanda a la que ha tenido acceso este medio, en la que pide hasta 102 millones de euros, figuran conversaciones telefónicas transcritas y, en relación con ellas, también un “CD completo de las mismas”.

De este modo, de la demanda del banquero italiano se deduce que grabó algunas conversaciones telefónicas con Ana Botín, presidenta de Banco Santander. También con Jaime Pérez Renovales, secretario de la comisión de nombramientos de Banco Santander. Y a Javier García Carranza, director general adjunto de Banco Santander.

Las primeras conversaciones transcritas que aparecen en la demanda son del 15 de enero. Es decir, el día del hecho relevante, al cierre del mercado, en el que Banco Santander anunció la cancelación del fichaje alegando un bonus superior a 50 millones de euros, mayor del esperado cuando anunció la contratación, según afirmaron entonces fuentes de la entidad. En esas conversaciones Botín y Pérez Renovables ya hablan de que el fichaje no se produciría.

“De verdad I am really sorry (realmente lo siento) porque he tenido una parte importante, no creo que soy la única, pero soy parte de esta responsabilidad, y sin duda soy la que tomé la decisión de decir: vale, we go ahead (vamos adelante) (...)”. La cita, según relata Orcel en su demanda, es de Ana Botín en una presunta conversación telefónica con el banquero italiano. El documento también pone en boca de la ejecutiva cántabra otras expresiones de empatía como “yo sé que esta es una situación horrible, lo sé, ¿vale?”.

En esa misma conversación, la presidenta del Santander le habría ofrecido alternativas para compensarle: “Pero te prometo que hay muchas maneras y obviamente voy a asumir que UBS dice que no a todo y quiero saberlo, pero yo tengo empresas en España donde te puedo poner de CEO mañana o de presidente, que son empresas cotizadas inmobiliarias, o sea, eso no puede estar dentro del, o sea, tengo muchas opciones para poder compensarte en cosas que además puedes hacer (…)”.

Ana Botín. (Reuters)
Ana Botín. (Reuters)

Al mismo tiempo, la demanda señala que “la señora Botín, el 15 de enero, y tras haberle despedido”, le dijo a Orcel que “el problema que tenemos es que no tienes nada firmado conmigo, porque no ha dado tiempo, no tienes nada firmado con UBS”. De hecho, fuentes cercanas al proceso apuntan a que la defensa del Santander pasa por centrarse en que la carta-oferta de septiembre no es un contrato vinculante.

También el 15 de enero, según la demanda del banquero italiano, Orcel habló con Jaime Pérez Renovales, quien señaló que "tal y como están las cosas en España previsible (...)", “que alguien presente una demanda contra el consejo de administración diciendo que cuáles son los daños ocasionados por esta decisión y por este cambio de decisión y que por tanto que los administradores tienen que compensarlo, sin llegar a la exageración que te decía de la responsabilidad penal pero este es un escenario entre comillas previsible, ¿no?”.

En otra presunta conversación telefónica de ese día, en este caso entre Orcel con Botín y Pérez Renovales, este arguye sobre el supervisor: "A ver, una cosa, el fit and proper (análisis del candidato) del ECB (Banco Central Europeo) solo puede pedirse cuando la comisión de nombramientos y el consejo del banco ha considerado que el candidato es un perfecto CEO para el grupo; esa valoración la tenemos hecha y reflejada en el acta, y comunicada al BCE con un expediente así de gordo, entonces es que no podemos decir otra cosa (…) siendo realistas, ellos lo que van a hacer es 'no comment' del tema (…) en nuestros Q&A está puesto, que si preguntan por ese tema, que si preguntan expresamente si había algún problema con la autorización regulatoria de la idoneidad que por supuesto que no".

Botín repite la oferta

El 26 de enero, 10 días después de que Santander anunciara por hecho relevante y nota de prensa la cancelación del fichaje de Orcel, el exejecutivo de UBS dice que tuvo otra conversación con Ana Botín, que repitió el ofrecimiento. En este caso, “ser presidente de una compañía de real estate que yo lo manejo, que me permitiría pagarte algo, otra es estar en algún consejo donde no haya conflicto de tener que hacer disclosure [tener que hacerlo público]”.

Fuentes jurídicas indican que en efecto Banco Santander ofreció a Orcel tener un puesto de relevancia en alguna empresa en la que tuviera peso en el capital o dirigir un fondo de inversiones con retribuciones en línea con el mercado, opciones que rechazó el italiano. Ese mismo día, Orcel asegura que García Carranza le transmitió que si hay juicio, la defensa del Santander dejaría claro que el italiano es un 'greedy' (avaricioso) y que argumentarían que pretendía un enriquecimiento jurídico. Esto es, “cobrar por no trabajar”. Y de hecho, la defensa apunta, según fuentes conocedoras, que el conflicto fue siempre por el dinero.

En la demanda, Orcel muestra más contenido transcrito de esta presunta conversación: “Y luego lo que tenemos que ver, porque esto es importante, siempre que podamos llegar a un acuerdo Andrea tú con nosotros y esto Jaime lo puedes hablar desde ya con Javier García Carranza, es decir, en qué empresa participada del Santander que no interfiera con otras cosas que pueda hace Andrea le podemos dar algo en cuanto podamos dentro de las restricciones de lo que tiene que darle UBS, that’s the only restriction really (esa es la única restricción realmente), porque yo creo que cuanto antes anuncies algo que venga de nosotros antes matas la idea de que, sabes, nos hemos enfadado muchísimo, que es lógico que tú estés muy enfadado, muy molesto, muy triste, lo que sea, pero lo que sí debemos de demostrar es que no había nada de las dos posibles explicaciones malas que van a buscar, una que no te aprueban y dos que tú y yo no nos entendemos o que no tenemos un agreement (acuerdo) o lo que sea. (…) hay esquemas de pagarte a ti personalmente de otra manera (…) desde pagar sueldos a gente, no sé”.

Dos días antes de esta última conversación recogida por la demanda, el 24 de enero, Botín se puso en el lugar de Orcel, según el italiano, al comentarle: “I sympathize (simpatizo) 100% porque yo he estado en casa también después de que un día me dijeron vete a casa, vale? O sea que I know what it is (sé lo que es)”.

Y posteriormente le comentó: “I’ve been in your shoes and I’ve spent 12 months [He estado en tus zapatos y he pasado 12 meses] porque me dieron mucho menos dinero de lo que te va a dar a ti UBS o de lo que te pueda yo, me dieron una porquería porque I was me [era yo], vale?”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios