MIGUEL DE JAIME DEJA LA COMPAÑíA

Deoleo sacrifica al número dos y hermano de su mayor accionista para salvar el rescate

Deoleo avanza en sus negociaciones para alcanzar un acuerdo con los acreedores con el fin de conseguir por fin la estabilidad financiera tras casi una década de pérdidas

Foto: Foto: Deoleo.
Foto: Deoleo.
Adelantado en

Deoleo avanza en sus negociaciones para alcanzar un acuerdo con los acreedores con el fin de conseguir por fin la estabilidad financiera tras casi una década de pérdidas ininterrumpidas, que ha provocado una sangría de 1.104,6 millones de euros. Un pacto con los fondos dueños de sus casi 600 millones de deuda que ha forzado la salida a partir del próximo 1 de septiembre de Miguel de Jaime, 'chief commercial officer', número dos de la compañía, y cuya labor ha sido cuestionada internamente, según fuentes cercanas al grupo.

Su marcha no es una más después de las continuadas dimisiones de presidentes en los últimos tres años. Porque Miguel de Jaime es hermano de Javier de Jaime, responsable de CVC Capital Partners en España, fondo que es a su vez el primer accionista de Deoleo, con el 54% del capital. Miguel llegó precisamente a la compañía en 2015, pocos meses después de que el fondo de capital riesgo estadounidense tomase una participación mayoritaria -48% de las acciones- tras el lanzamiento de una opa en diciembre de 2014.

Su primera función fue, dada su experiencia anterior en Heineken, la de director de 'marketing', un puesto clave para una empresa que vive del reconocimiento de marca de sus enseñas, como Carbonell, Bertoli, Carapelli, Koipe y Hojiblanca. En 2017, tras la salida como presidenta de Rosalía Portela, que apenas duró 10 meses en el cargo, Miguel de Jaime fue ascendido a máximo responsable comercial del grupo. La decisión fue adoptada por Pierluigi Tosato, nombrado consejero delegado a finales de 2017 con la promesa de devolver la empresa a la senda de los beneficios.

Al contrario, Deoleo perdió 290 millones en 2018, lo que provocó el relevo de Tosato en favor de Miguel Ibarrola como presidente y consejero delegado el pasado mes de febrero. Ibarrola dejó sus funciones un mes después por, oficialmente, cuestiones relacionadas con su salud. El nuevo primer ejecutivo es Ignacio Silva, un experto procedente de Schweppes, que está pilotando con la ayuda de Rothschild la refinanciación y ya ha tomado la primera decisión relativa a la cúpula directiva.

Aunque varias fuentes vinculan la marcha de Miguel de Jaime a las exigencias de los acreedores, otras indican que ha sido una decisión totalmente voluntaria, que comunicó la semana pasada a la compañía. Desde Deoleo reconocen que el número dos del grupo abandonará la empresa el próximo 1 de septiembre, sin entrar en más detalles para explicar su marcha.

En su día, la aceitera definió a De Jaime como "el responsable del giro del grupo hacia productos de mayor valor añadido, el foco en la calidad, la simplificación y redefinición del portafolio de marcas, la renovación de las marcas a nivel global y local y el avance en innovación". De hecho, se le dio gran poder dentro de Deoleo para que aglutinase "las unidades de negocio a nivel mundial (sur de Europa, Norteamérica, norte de Europa y mercados internacionales), así como los departamentos de 'marketing' e innovación", que pasaron a ser responsabilidad suya.

Así, "se garantizará la integración de la estrategia aprobada por la compañía y su ejecución en los mercados, con el objetivo de acelerar el crecimiento de ingresos y márgenes, una vez finalizada la fase de reestructuración", aseguraba Deoleo en 2017 tras llevar a cabo una reducción de capital para salir de una insolvencia en la que entró otra vez este año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios