Vende uno de cada cuatro bonos soberanos

Los pensionistas de Endesa venden el 25% de su cartera de deuda soberana española

Los activos españoles de los planes de prestación definida han bajado sustancialmente durante los primeros seis meses de 2019 a la vez que han aumentado las compras en otros destinos del mundo

Foto: Sede social de Endesa en Madrid (foto: endesa)
Sede social de Endesa en Madrid (foto: endesa)

El fondo de pensiones de los empleados de Endesa ha variado sustancialmente la composición de sus carteras de renta fija en los seis primeros meses de 2019. Así, mientras al término del pasado año entre los activos de los planes de prestación definida había 112 millones de euros en renta fija española, al finalizar junio de este año quedan 90 millones de euros, lo que supone una reducción del 20%, tal y como detalla la memoria de los estados financieros intermedios de la primera mitad de este año.

En contraposición, los pensionistas de Endesa, cuya gestión realiza Ibercaja, han decidido aumentar posiciones en otros países europeos. En Luxemburgo han pasado de 22 millones a 34 millones de inversión en bonos. En el resto de países europeos, como Alemania, Francia, Italia, Reino Unido o Bélgica se ha mantenido estable. También permanece invariable la inversión en renta fija estadounidense. Mientras, la inversión fuera ha subido de 53 millones a 69 millones de euros.

Fuente: Endesa
Fuente: Endesa

Centrados en las inversiones en deuda soberana, de nuevo los trabajadores de la eléctrica han apostado por alejarse de España. La inversión en deuda en el Reino de España ha pasado de 79 millones de euros a 60 millones de euros. Esto quiere decir que ha vendido uno de cada cuatro bonos de deuda española. Por el contrario, la inversión soberana se mantiene en Italia, Francia y Alemania. Además, de nuevo crece en el resto del mundo, pasando de 19 millones de euros a 23 millones en seis meses.

Este movimiento se da en pleno retroceso de las rentabilidades a nivel mundial dada la política de tipos ultra bajos llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) y también de la Reserva Federal estadounidense. En este contexto, la memoria de Endesa sostiene que "durante el primer semestre de 2019 la rentabilidad media real ha sido del 6,58%, positiva (3,24%, negativa, en el ejercicio 2018)".

La retirada de inversión en renta fija de España se da en plena incertidumbre política, después de un macrociclo electoral y sin que por ahora se haya definido un nuevo Gobierno de la nación. Pese a ello, diversas instituciones como el FMI o el propio Gobierno de España en funciones están revisando el PIB al alza.

Fuente: Endesa
Fuente: Endesa

Un crecimiento contable que sin embargo cuenta con algunas incertidumbre en el medio plazo ya que está logrando mejorar la balanza comercial a base de importar menos bienes intermedios, que son claves para mantener la actividad viva. Eso se está notando intensamente en la industria, donde el consumo eléctrico, uno de los mejores medidores de la salud de las empresas, ha registrado su mayor caída desde que existen datos comparables.

Las carteras gestionadas por los pensionistas de Endesa cuentan con un 54% de activos de renta fija. También un 33% de acciones. El 13% restante son inversiones inmobiliarias y de otro tipo. En dichas carteras, hay inversiones en sociedades del grupo ENEL, como la propia Endesa, por valor de 22 millones de euros. Actualmente suman 332 millones en renta fija, de los que 116 millones son bonos soberanos. En acciones tiene unos 206 millones de activos bajo gestión.

Los planes de prestación definida de los trabajadores de Endesa se nutren de las propias aportaciones que realizan los empleados que se completan con aportaciones de la empresa, como si de un salario en especie se tratara. Estos planes se rescatan al momento de la jubilación y suelen tener una prestación fija a partir de ese momento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios