A PETICIÓN DE LA SECRETARIA DE ESTADO

Ocho 'Ibex 35' pagaron una campaña contra el 'procés' a petición del Gobierno de Rajoy

Los presidentes de las empresas del Ibex 35 se han implicado personal y económicamente en sofocar la independencia de Cataluña promovida por Carles Puigdemont

Foto: Parqué del Ibex 35. (EFE)
Parqué del Ibex 35. (EFE)

Los presidentes de las empresas del Ibex 35 se han implicado personal y económicamente en sofocar el proceso de independencia de Cataluña promovido por la Generalitat de Cataluña. Según han confirmado varias fuentes oficiales, siete de las mayores compañías nacionales financiaron a petición de Mariano Rajoy una campaña internacional por las principales capitales de Europa y ciudades de Estados Unidos para contrarrestar la propaganda del Gobierno catalán en el extranjero.

En octubre de 2017, España vive un momento político histórico ante el envite del entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al declarar la independencia de Cataluña y forzar la celebración del referéndum del 1 de octubre. La Generalitat utiliza sus embajadas en el exterior para plantear el debate sobre su proyecto secesionista como una lucha entre el espíritu democrático del referéndum y el totalitarismo de Madrid por impedirlo. Y el discurso cala en algunos medios de comunicación internacionales. La declaración de independencia del Parlamento de Cataluña del 27 de octubre recibe inmediatamente la respuesta del Gobierno de Mariano Rajoy, que aprueba la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir el parlamento regional.

A la par, Carmen Martínez de Castro, secretaria de Estado de Comunicación dentro del Ministerio de Presidencia, convoca a un desayuno a altos directivos de Banco Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés e Inditex. Les explica el momento tan delicado que vive España y las posibles consecuencias para el país y para las empresas del órdago independentista. En ese contexto, del que todos los presentes eran conscientes, la mano derecha del que era presidente español en ese momento, Mariano Rajoy, les pide que contribuyan a neutralizar la campaña mediática de la Generalitat, en una operación que se estructuraría a través del Real Instituto Elcano, cuyo presidente de honor es el rey Felipe VI.

Tras debatir cuál es la mejor fórmula para instrumentar esta ayuda -en un momento en el que muchas empresas estaban cambiando sus sedes en Cataluña y otras estaban viendo sus negocios en riesgo-, se consideró adecuado que la campaña se ejecutara a través del Real Instituto Elcano, dado que todas ellas forman parte de su patronato. De esa manera, se quiso evitar dar la impresión de que estas empresas estuviesen financiando una acción gubernamental.

Según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial, la idea era montar un 'road show' o ciclo de conferencias por cinco ciudades europeas --París, Londres, Bruselas, Berlin y Roma-- y dos estadounidenses, Nueva York y Washington. El Real Instituto Elcano quería contar con la colaboración de 'think tanks' como el Institut Français Relations Internationales, Chatham House, Egmont, Institut für Euroapaische Politik, Istituto Affari Internazionali, Wilson Center Peterson Institute for International Economics y el council on Foreign Relations. Finalmente solo participaron dos, Chatham House y el Wilson Center. La ronda comenzó el 6 de noviembre en Londres y acabó el 19 de diciembre en Nueva York.

Además del director del Real Instituto Elcano, Charles Powell y varios de sus principales investigadores, la documentación preparatoria que se presentó a los potenciales financiadores contemplaba la participación de Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya; Joaquím Gay de Montella, en ese momento presidente de Foment del Treball; de Juan Rosell, presidente de la CEOE; Josep Borrell, actual ministro de Exteriores en funciones y entonces barajado como miembro de la sociedad civil; o Josep Piqué, exministro y consejero de varias compañías como Amadeus, Alantra y antes OHL y Aena.

Sin embargo, de los mencionados en el papel, solo acabaron participando los analistas del Real Instituto Elcano; Ignasi Guardans, socio de K&L Gates y exeurodiputado por Convergència, y Sandra León, profesora de la Universidad de York. El resto de vacantes fueron ocupadas por otros analistas independientes. Fuentes de la institución aseguran que ninguno de ellos cobró y que solo se financiaron los desplazamientos. Según ha afirmado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado, Borrell desconocía esta campaña, no intervino en las jornadas, ni tampoco recibió ninguna llamada invitándole al evento. Fuentes cercanas al presidente del Grupo Colonial y del Cercle d'Economia, Juan José Brugera, se han puesto en contacto con este medio para aclarar que, a pesar de salir en el programa tentativo, no fue informado, ni invitado, ni participó en ningún acto vinculado a esta iniciativa.

Fuentes de las empresas financiadoras, que oficialmente han declinado hacer ningún comentario, explican que la situación particular de España exigía una respuesta contundente y que el Real Instituto Elcano era y es una organización respetada a nivel internacional para exponer al mundo que en el país se respetaba el orden constitucional. Una estructura que en aquellos días estaba en peligro por la amenaza independentista que había conseguido tener altavoces en medios extranjeros de primer orden.

Por ello, estas empresas acordaron dar un "presupuesto especial" para esta campaña, a petición del Gobierno, puesto que Elcano ya había consumido prácticamente los cinco millones con los que un gran número de compañías nacionales financian anualmente al Instituto. La aprobación de esta línea tuvo que ser validada por cada uno de los presidentes de Banco Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés e Inditex con el fin de acreditar la importancia de la orden recibida desde Moncloa.

Fuentes oficiales de Elcano indican que entre los mandatos fundacionales de la institución está explicar España al mundo y el mundo a los españoles. Sobre el 'road show' pagado por estas empresas, indican que "el 24 de octubre de 2017, el Real Instituto Elcano presentó en rueda de prensa el informe "El proceso independentista catalán ¿cómo hemos llegado hasta aquí?", con una gran presencia de medios, entre ellos muchos corresponsales extranjeros". Por ello, visto el interés suscitado y que muchos de esos periodistas habían asumido como verdaderas las tesis independentistas, se decidió hacer esta misma presentación en otros países, "a través de los centros de pensamiento con los que tenemos una relación habitual".

El objetivo era "explicar la situación en Cataluña, y defender los intereses y la imagen de España". Para ello, la idea se comunicó a los miembros del Patronato y se solicitó un presupuesto adicional, ya que no estaba incluido en el presupuesto de 2017. Por contra, Elcano asegura desconocer la participación del Gobierno y por qué la Secretaria de Estado de Comunicación fue la que pidió la aportación de las compañías al Instituto en una reunión en Moncloa cuando lo podía haber hecho directamente el patronato donde están sentados representantes de Banco Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés e Inditex.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios