el imperio de pontegadea

Apple, Amazon, WeWork, Spotify, Facebook, Zara… los inquilinos de Amancio Ortega

Las siete plantas que Amazon Prime acaba de alquilar en Torre Foster son solo la punta del iceberg. Debajo está la enorme montaña de inquilinos VIP que tiene Pontegadea en todo el mundo

Foto: Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters)
Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters)

Las siete plantas que Amazon Prime acaba de alquilar en Torre Foster, uno de los muchos activos trofeo que posee Amancio Ortega, son solo la punta del iceberg. Debajo está la inmensa montaña de edificios icónicos y famosos inquilinos que posee Pontegadea, el brazo inversor del dueño de Zara, que cada año protagoniza compras únicas con el dividendo de Inditex.

Como muestra, estos botones: la firma gallega es dueña de la tienda Apple en el número 1 del barcelonés Paseo de Gracia; acaba de alquilar a WeWork cuatro plantas en el edificio más alto de Miami, el Southeast Financial Center; posee desde hace un año las oficinas londinenses de Spotify, el edificio Adelphi, que también es sede del rotativo The Economist.

En España, entre otras, ha protagonizado operaciones únicas como la transformación de la antigua sede del grupo de medios Prisa en la tienda insignia de Primark en nuestro país. Ubicada en el número 32 de la madrileña Gran Vía, esta apertura marcó un punto de inflexión en la apuesta de las grandes firmas de moda por las denominadas ‘flag ships’, una guerra donde Zara también ha jugado un papel estelar… de la mano de Pontegadea.

Hace dos años, el edificio que posee en el número 79 del paseo de la Castellana abrió sus puertas reconvertido en el Zara más grandes del mundo. Hasta entonces, sus 6.000 metros cuadrados de superficie habían sido ocupados, entre otros, por Fnac, otro nombre de primer nivel del mundo internacional de los negocios.

Aunque, históricamente, Pontegadea ha sido el gran casero de Zara, y del resto de firmas del imperio Inditex, en los últimos años han ido cobrando un protagonismo especial, dentro de su lista de inquilinos, los principales representantes del nuevo mundo de los negocios.

Solo en Torre Picasso, acoge las oficinas de Google, Paypal e Intel; en el número 35 del Paseo de la Castellana, tiene alojado a otro nombre propio de la nueva economía, Facebook, mientras que en Torre Foster, además del futuro desembarco de Amazon Prime, también se encuentran los despachos de HomeAway.

Aunque, probablemente, la operación más destacada de todas las selladas por Pontegadea, al menos por el momento, haya sido la reciente compra de una parte del cuartel general de Amazon en Estados Unidos el pasado marzo.

En concreto, Amancio Ortega se hizo con el complejo de oficinas Troy Laundry, dos inmuebles por los que pagó 740 millones de dólares (unos 655 millones de euros), su mayor operación al otro lado del Atlántico.

Simbiosis de líderes

Esta creciente simbiosis entre las mayores empresas del momento y Pontegadea responde, precisamente, al perfil inversor de la sociedad gallega, que se nutre del multimillonario dividendo de Inditex para llevar a cabo sus adquisiciones cada año.

Solo este ejercicio, Amancio Ortega percibirá 1.626 millones de euros por el 60% del capital que posee en el gigante de la moda, un dinero que invierte en ‘ladrillo’ con el objetivo de ponerlo a buen recaudo al margen de los ciclos y de todo tipo de incertidumbres, como acaba de sufrir, por ejemplo, con el Brexit, ya que Londres es una de las grandes plazas donde está invertida Pontegadea.

Y la fórmula elegida por la sociedad gallega para que este millonario dividendo sobreviva a tantas vicisitudes es hacerse con los mejores edificios del planeta, aquellos ubicados en las grandes plazas de negocios del mundo y, por tanto, que están ocupados por las corporaciones más exitosas del globo.

Esta mentalidad conservadora y claramente rentista no busca pelotazos, sino estabilidad, lo que significa una rentabilidad segura pero prudente, del 4% o 5%. Dentro de este pisar sobre seguro, las oficinas son el mejor estandarte, aunque los históricos lazos de Pontegadea con el mundo del comercio hacer que este segmento sea claro protagonista de sus inversiones.

Eso sí, respetando la misma filosofía de ubicación e inquilino único. Así, por ejemplo, ocurre con Apple, Zara y Primark, pero hay muchos otros ejemplos, como el edificio comercial M Plaza en Seul (Corea del Sur), que compró en enero de 2016 por 318 millones y que supuso su desembarco en el mercado asiático.

En la londinenses Oxford Street, Pontegadea es dueña de varios edificios, mientras que en Miami, la sociedad se hizo con una manzana completa en Lincoln Road, una de las arterias comerciales más importantes de la ciudad estadounidense, por 323 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios