Alrededor de 120.000 euros al año

La exministra Garmendia compensa su cese de Alba y Pelayo con más ingresos en Caixa

La que fuera responsable de Innovación y Ciencia del Ejecutivo de Zapatero se ha visto obligada a salir del consejo de otras firmas del ámbito financiero, lo que a priori no implica ganar menos

Foto: La consejera independiente de CaixaBank, Cristina Garmendia. (EFE)
La consejera independiente de CaixaBank, Cristina Garmendia. (EFE)

Las incompatibilidades y exigencias regulatorias han obligado a Cristina Garmendia, exministra de Innovación y Ciencia durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, a abandonar el consejo de administración tanto de Corporación Financiera Alba como de Seguros Pelayo. Esto se debe fundamentalmente a su fichaje por el máximo órgano decisorio de CaixaBank, anunciado por el banco poco después de que Garmendia abandonara el consejo de Naturgy.

No obstante, la pérdida de su silla en el 'holding' de inversión de la Familia March y de la firma aseguradora por pertenecer a una empresa competidora en el mismo sector, con lo que ello implica de conflicto de intereses, no supondrá una merma de ingresos para la que fuera miembro del equipo de Gobierno del PSOE entre 2008 y 2012.

Garmendia ganó en 2018 unos 85.000 euros como consejera independiente de Corporación Financiera Alba, según consta en el informe de retribuciones que la compañía reportó a la CNMV.

En el caso de Seguros Pelayo, esta no desglosa los ingresos individuales de sus consejeros. Sin embargo, la media de ingresos de los miembros del consejo está en 36.000 euros anuales, según las cuentas enviadas al registro mercantil. Esto suma unos 120.000 euros por participar en los consejos de ambas compañías.

En compensación con lo anterior, los consejeros de Caixabank ganan una cifra media mucho más alta. La retribución mínima en 2018 estuvo en casi 120.000 euros, una cifra que puede aumentar con creces en función del número de participaciones en las distintas comisiones del consejo de administración.

Otra habitual en consejos de grandes empresas y también miembro del máximo órgano de decisión de Caixabank como Amparo Moraleda (Solvay, Airbus, Vodafone), se embolsó 183.000 euros en 2018 por su desempeño en el consejo del banco y 256.000 euros por la misma razón en 2017. Unas cantidades logradas por participar en un consejo al mes y algunas otras reuniones de los comités.

Las incompatibilidades para la ex ministra

Cristina Garmendia Mendizábal (1962, San Sebastián) se formó en biología y se doctoró en biología molecular. Sus inicios estuvieron relacionados con esta formación, como profesora e investigadora, aunque después orientó su carrera al mundo empresarial después de realizar un MBA en el IESE. Así, trabajó en Genetrix, empresa que fundó y presidió, o en Ibiomed, antes de ser elegida en 2005 como presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), puesto que le dio notoriedad y le abrió las puertas para ser nombrada en 2005 ministra de Ciencia e Innovación en el segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La ejecutiva abandonó la política tras la victoria del PP en noviembre de 2011, y se convirtió en una habitual de los consejos del Ibex 35, abultando su currículo. De esta forma, ha pasado por Gas Natural Fenosa (hoy Naturgy) y, más recientemente, Seguros Pelayo y Corporación Financiera Alba. En estos dos casos, ha tenido que abandonar el consejo por incompatibilidades con su nueva responsabilidad en CaixaBank, banco muy activo en seguros con Vidacaixa y Adeslas, lo que impide que pueda seguir desempeñando funciones en Seguros Pelayo.

Por su parte, Corporación Financiera Alba es uno de los grandes accionistas del Ibex 35. La ex ministra abandona el sillón como consejera del brazo inversor de la familia March también por incompatibilidades con su nueva labor en la entidad financiera catalana, que mudó su sede social a Valencia.

Otras fuentes de ingresos

La actividad empresarial de Cristina Garmendia no se limita al sector financiero. La ex titular del departamento de Ciencia e Innovación en el penúltimo Gobierno socialista es, desde mediados de 2018, miembro del consejo de administración de Mediaset, el grupo de comunicación dirigido por Paolo Vasile. Pero su relación de puestos en cotizadas no acaba ahí. Garmendia está desde 2014 en el consejo de administración de Logista. Esta ejecutiva participa también en la consultora Everis, donde tiene un puesto en el máximo órgano de la empresa en España desde 2012, poco después de abandonar el ministerio.

Además, es copresidenta de la Fundación Residencia de Estudiantes y presidenta de la Fundación Cotec para la Innovación, entre otros cargos. Un amplio currículo al margen de la política para la que fuera la ministra con más patrimonio en el Gabinete que presidía Zapatero.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios