La CNMC controla su deuda

JP Morgan y otros grandes fondos afrontan tensiones financieras por el hachazo al gas

Más allá de Enagás o Naturgy, los analistas creen que los inversores de la red de distribución gasista se enfrentan a reestructuraciones de capital y refinanciaciones para hacer frente al golpe de la CNMC

Foto: Foto de archivo de infraestructuras gasistas. (Reuters)
Foto de archivo de infraestructuras gasistas. (Reuters)

Más allá de Enagás y Naturgy, existen otros grandes perdedores por el recorte propuesto por la CNMC para el sector gasista. Además, estos son los que se encuentran en situación financiera más complicada, según analistas consultados por El Confidencial. Los expertos creen que de confirmarse el golpe del regulador (actualmente, está en consulta pública), las distribuidoras de gas en manos de fondos de inversión afrontan tensiones financieras que les empujan a reestructuraciones de capital. Una situación que puede desembocar en ventas.

Según explican, esto es así dada su estructura financiera. Tanto Redexis como Nortegás y Madrileña Red de Gas, en manos de grandes fondos, son compañías altamente endeudadas, hasta el punto de elevar su apalancamiento para percibir dividendos futuros (S&P bajó el 'rating' de Redexis por esta causa). No en vano, la propia CNMC ha puesto la lupa sobre esta cuestión, ya que se trata de infraestructuras clave para el sistema gasista. Estas compañías se han endeudado con base en unos ingresos regulados que perciben del sistema, con lo que la rebaja que prevé instaurar la CNMC entre 2021 y 2026 supone un revés, ya que provoca un menor retorno sobre su capital. Esto les aboca a llevar a cabo refinanciaciones de su deuda, dado el cambio de condiciones.

Para los analistas, la bajada de los tipos de interés no compensará el recorte de los ingresos, con lo que es probable que los inversores acaben por ampliar capital o, si aun así no terminan de ver sus expectativas satisfechas, optar por la venta. Máxime, cuando la CNMC va a obligar a cumplir con unos determinados ratios de endeudamiento. Una de las reglas es que la deuda neta no podrá superar las seis veces el ebitda de la compañía. Un ebitda que se verá reducido si finalmente la CNMC rebaja más del 17% los ingresos regulados, tal y como propuso en el borrador sacado a consulta pública.

Además, a diferencia de Naturgy, el resto de distribuidoras no cuentan prácticamente con otras vías de ingresos con las que compensar la bajada de la retribución en la factura del gas. El tira y afloja con la CNMC ya ha provocado que Nortegás haya tenido que ampliar capital por 250 millones de euros este año.

Los afectados son grandes fondos internacionales. Nortegás (antigua Naturgás, que vendió EDP) está en manos de JP Morgan Asset Management, Abu Dhabi Investment Council, Swiss Life y Covalis Capital. Redexis es propiedad de ATP, USS, GT Fund y CNIC Corporation, después de que Goldman Sachs vendiera en 2018. Por su parte, Madrileña Red de Gas es propiedad de Gingko Tree, PGGM y EDF Invest. Aquí, además, se puede incluir a los fondos propietarios del 20% de Nedgia (Allianz y CPPIB), la filial de distribución de gas de Naturgy, que se enfrentan a un problema financiero similar.

Golpe de credibilidad internacional

Un alto responsable de estas distribuidoras de gas señala que la propuesta de la CNMC supone un golpe de credibilidad para España, ya que los fondos internacionales que participan en estas empresas toman nota de cara al futuro. Este mandatario no entiende el porqué del recorte cuando el sistema está en equilibrio. Hay que tener en cuenta que los propietarios de la distribución gasista son importantes inversores de Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Dinamarca o China, con lo que el hachazo que propone la circular es un mensaje que llega a inversores de las principales plazas financieras del mundo, que pueden generar dudas sobre la credibilidad de España como destino de inversión. Sobre todo después de los problemas que acumula con las renovables.

En su opinión, más que un problema con la deuda, el recorte de los ingresos lo que traerá es un descenso en las nuevas inversiones. En este sentido, los fondos estarían ya sondeando la posibilidad de acudir a arbitrajes internacionales, según 'El Economista'. Pese a ello, fuentes del sector creen que la propuesta de la CNMC ni es retroactiva ni supone romper el marco jurídico, ya que el regulador estaba obligado a dictar una nueva senda retributiva, con lo que los visos de que prosperen los litigios son más complicados.

No obstante, otras fuentes aseguran que la rebaja de los tipos de interés y las altas rentabilidades de las que gozaba el sector, a tenor de los informes elaborados por la CNMC, tenían que tenerse en cuenta. Las grandes asociaciones de consumidores de gas salieron en defensa de la CNMC el pasado viernes, ya que la rebaja supone un alivio en la factura de sus costes, que les permite ser más competitivos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios