EL EXCEO DE ABENGOA WATER SE FUE EN 2016

Abengoa, a vueltas con su pasado: querella contra el exjefe de Agua por revelar secretos

El director general, Joaquín Fernández, impulsa la acción judicial contra Carlos Cosín, que salió en 2016. Creó una empresa de Agua con otros cinco exdirectivos y la vendió a la saudí Abdul Latif

Foto: Desaladora construida por Abengoa Water en Brownsville, EEUU. (Abengoa)
Desaladora construida por Abengoa Water en Brownsville, EEUU. (Abengoa)

La salida voluntaria de Carlos Cosín de la dirección de la división de Agua de Abengoa en 2016 ha acabado en los tribunales. La compañía que preside Gonzalo Urquijo decidió presentar a final de ese año contra Cosín una querella por revelación de secretos empresariales. Precisamente a comienzos de este año se traspuso a la legislación española la directiva europea sobre revelación de información confidencial en el ámbito empresarial. Fuentes conocedoras de esta acción judicial precisan que por ahora la Justicia no ha admitido a trámite esta acción judicial y Abengoa estaría evaluando cuál es el siguiente paso. En concreto, la Audiencia Provincial de Madrid ratificó en marzo pasado la decisión previa de un juzgado de primera de instancia de la capital que decretó el sobreseimiento y libre archivo de la causa penal.

Cosín fue presidente y consejero delegado de Abengoa Water entre 2011 y 2016, cuando salió de la compañía en medio de la crisis que vivió tras presentar preconcurso a final de 2015. Creó su propia firma, inicialmente denominada Stakia4Water, y junto a él se fueron a esta nueva aventura cinco de los altos responsables de Abengoa Water. Posteriormente, en 2017, Cosín integró Stakia4Water en el grupo industrial saudí Abdul Latif Jameel, dueño del promotor solar español Fotowatio, y la empresa pasó a denominarse Almar Water. El exCEO no tenía cláusula de no competencia en su contrato con Abengoa. La resolución de la Audiencia Provincial, según fuentes conocedoras de la misma, motiva el sobreseimiento en la ausencia de pruebas y condena en costas a Abengoa.

La salida de Cosín fue un golpe para la compañía, ya que el directivo es un referente en el sector mundial del agua como miembro, entre otras responsabilidades, de la junta directiva de la Asociación Internacional de Desalación. Paradójicamente, en el plan de viabilidad para superar el preconcurso, Abengoa identificó el sector de Agua junto al de Energía y al de Ingeniería Eléctrica como uno de los tres negocios sobre los que sustentar su futuro tras el preconcurso. Ya era tarde para quienes lideraron Abengoa Water: cuando el plan de salvamento de Abengoa se aprobó en marzo de 2017, Almar Water ya había echado a andar dentro del grupo saudí.

En la decisión de llevar a Cosín ante un juez ha pesado la opinión de Joaquín Fernández, director general de Abengoa y directivo con una amplia trayectoria en la compañía. Ambos habían trabado una mala relación personal y profesional en los años previos a la entrada en crisis de la compañía. Cosín estaba vinculado a la antigua filial Befesa desde 2004, siendo esta subsidiaria el origen último de Abengoa Water. Fernández de Piérola, por su parte, se había incorporado solo un año antes a Befesa Agua, donde dependía de Cosín, aunque posteriormente asumió responsabilidades en la división de ingeniería Abeinsa en Oriente Medio; tras ello, la presidencia de Abengoa México y, desde 2016, es el segundo directivo del grupo por debajo de Urquijo.

Almar Water se ha adjudicado, bajo la dirección de Cosín y los cinco exdirectivos de Abengoa que forman el corazón de la empresa, dos grandes desaladoras en Arabia Saudí y Kenia en estos dos últimos años. Son algunas de las geografías clave para la Abengoa Water actual, cuya cartera de negocio a cierre del año pasado era de 490 millones de euros con proyectos en Arabia, India y México.

Mismo equipo directivo

Carlos Cosín, exCEO de Abengoa Water. (Abengoa)
Carlos Cosín, exCEO de Abengoa Water. (Abengoa)

Los antiguos ejecutivos de Abengoa Water que le acompañan en Almar son Arantxa Mencía (directora de Desarrollo de Negocio) y los directores ejecutivos Santiago Martínez (Acuerdos Público-privados, es decir, concesiones), Rodrigo Segovia (Ingeniería), Gonzalo Gómez-Rodulfo (Servicios) y Felipe Guinea Benjumea (Finanzas). Todos ocupaban las mismas tareas en Abengoa Water. Cosín y su equipo presentaron internamente en Abengoa varias ofertas de compra por la división de Agua a final de 2015, en pleno preconcurso, pero la dirección las rechazó. En marzo de 2016, los seis dejaron la compañía.

Guinea Benjumea, en concreto, es miembro de una de las cinco familias andaluzas que controlaban Abengoa, y primo del expresidente Felipe Benjumea. Precisamente esta conexión familiar se da también con Fotowatio, liderada por Rafael Benjumea, sobrino del expresidente y miembro de la rama crítica de esta familia. La abrupta salida de Cosín de Abengoa y la posterior integración de su compañía en el grupo Abdul Latif Jameel se interpretaron por ello también en clave de la pugna interna entre las familias que poseían Abengoa y que se desató en paralelo a la entrada en preconcurso.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios