MULTIMILLONARIA AMPLIACIÓN EN POOL DE ACTIVOS

Los Serratosa tapan un agujero de 380M en su ‘holding’ tras desmantelar Uralita

Los dueños de Nefinsa ejecutan una ampliación de capital millonaria en Pool de Activos tras recomprar a la belga Etex la deuda del grupo con una primera quita de 200 millones

Foto: Javier (i) y Gonzalo (d) Serratosa, con su padre, Emilio (c). (EFE)
Javier (i) y Gonzalo (d) Serratosa, con su padre, Emilio (c). (EFE)

Javier y Gonzalo Serratosa, dos de los integrantes de la saga familiar valenciana y propietarios del grupo Nefinsa, siguen poniendo orden en su imperio empresarial tras más de una década negra de negocios fallidos, especialmente la millonaria adquisición de Uralita (ahora Coemac), ejecutada muy pocos meses antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. Pool de Activos, la sociedad ‘holding’ con la que ostentan todavía el 79% de la cotizada del sector de la construcción, acaba de ejecutar una ampliación de capital de 381,9 millones de euros, una cantidad muy similar al agujero contable con el que la mercantil cerró el año 2018 como consecuencia de la acumulación de pérdidas. El patrimonio negativo alcanzaba los 363 millones y situaba el brazo inversor del grupo en causa de disolución.

La inyección de fondos se produce poco más de un año después de que esta misma sociedad redujera su capital social en 70 millones de euros para absorber los números rojos acumulados por los malos resultados de Coemac y, también, de Air Nostrum, la compañía aérea que fundaron y en la que quedaron en minoría en 2014, cuando el CEO y actual presidente, Carlos Bertomeu, y sus socios del Instituto Valenciano de Infertilidad tomaron el control para intentar reflotarla. Los Serratosa abandonaron definitivamente el accionariado de Air Nostrum el pasado mes de enero, tras desprenderse del 7% que todavía conservaban.

Los Serratosa atribuyen la inyección de 381 millones en Pool de Activos a un proceso de "reorganización societaria" de su grupo

La millonaria ampliación de capital de Pool de Activos forma parte del proceso de “reorganización societaria” del grupo Nefinsa, según señalan fuentes cercanas a Javier y Gonzalo Serratosa, que circunscribieron la operación a un asunto interno y evitaron ofrecer más detalles a preguntas de El Confidencial.

Fábrica en Valdemoro de Pladur, ahora en manos del grupo belga Etex.
Fábrica en Valdemoro de Pladur, ahora en manos del grupo belga Etex.

Sin embargo, este saneamiento contable llega después de un progresivo desmantelamiento y venta de las principales divisiones de negocio de la antigua Uralita, desinversiones con las que la familia valenciana ha tratado de lidiar con una deuda de más de 500 millones de euros, en gran parte derivada de la millonaria adquisición de la mayoría de la propiedad de la compañía de materiales de construcción, culminada en 2007.

La venta más reciente se produjo el pasado mes de mayo, con el traspaso al grupo alemán Ostendorf del negocio de tuberías, Adequa. Pero esa transmisión no habría podido ejecutarse sin un enrevesado acuerdo suscrito previamente con el grupo industrial belga Etex Buildings Materials, que en 2017 se quedó con Pladur, la división de yesos de Coemac, por 90 millones. Aunque no se hizo público en aquel momento, aquella desinversión llevaba adosado un acuerdo paralelo por el que Etex firmaba un contrato de cesión de la deuda pendiente de amortización con los acreedores financieros de Pool de Activos, un total de 581 millones de euros que ya habían sido refinanciados en 2016 con un préstamo participativo. A su vez, Etex suscribió una quita de 200 millones de euros y la posibilidad de ejercitar una doble opción de venta/compra de esos derechos sobre Nefinsa.

Esa cesión se concretó el pasado 24 de enero en la notaría de Fernando Sánchez-Arjona, de Madrid. Nefinsa ejecutó su opción de compra y pasó a ser el único acreedor de su participada Pool de Activos, al tiempo que liberó la prenda de las acciones sobre Coemac y Air Nostrum, que quedaron libres de cargas, lo que ha permitido traspasos a terceros. La ampliación de capital ejecutada ahora revela que los Serratosa tiene vocación de seguir empleando Pool de Activos como brazo inversor.

Javier y Gonzalo Serratosa, junto su padre Emilio y sus otros dos hermanos, Pablo y Ana (que tienen su propia 'family office', Zriser), cimentaron su fortuna con la venta de Valenciana de Cementos a la mexicana Cemex a principios de los años noventa y la desinversión en 2005 del paquete de algo más del 21% que llegaron a acumular en Corporación Tecnológica Gamesa. Ambas operaciones reportaron a la familia plusvalías de más de 1.000 millones de euros que destinaron a poner en marcha distintos negocios e inversiones, casi siempre con un componente industrial. El patriarca y Javier y Gonzalo apostaron por Uralita, pero la crisis económica y el parón en el sector de la construcción a punto estuvieron de llevarse por delante su patrimonial Nefinsa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios