ELiMINA ESTRUCTURA PARA BAJAR COSTES

Reynés adelgaza Naturgy: reduce dos de cada tres cargos intermedios para quitar 'grasa'

El presidente del grupo energético ha aprobado una nueva reducción de la burocracia con la eliminación de dos tercios de los directores y de los denominados gerentes de proyecto

Foto:  El presidente de Naturgy, Francisco Reynés (c). (EFE)
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés (c). (EFE)

Francisco Reynés sigue firme con su estrategia de que Naturgy presente las mejores cifras de eficiencia del sector. El presidente de la compañía energética ha decidido reducir hasta un 65% los cargos intermedios del grupo catalán con sede en Madrid, una decisión con la que pretende continuar con su política de ajuste de costes y de minimizar la burocracia del grupo. Según aseguran distintas fuentes, el primer ejecutivo de la gasista anunció hace una semana una nueva vuelta de tuerca a la organización.

Las mismas fuentes indican que el número de directores de Naturgy se ha reducido desde los 350 a 120, mientras que el de los ejecutivos intermedios que tenían categoría de gerentes ha disminuido desde los 2.000 a tan solo 700. En total, dos tercios menos de cargos que Reynés consideraba que eran innecesarios y que obstruían la toma de decisiones. Una decisión que se produce después de que ya el pasado año el presidente del 'holding' energético adelgazara el primer y segundo nivel de dirección.

En concreto, Reynés redujo el comité de dirección, que pasó de 13 personas en la etapa de Rafael Vilaseca a cinco miembros, incluido él mismo. Los agraciados fueron Manuel Fernández, responsable de la dirección general de gas y electricidad; Rosa María Sanz, a la que nombró jefa de infraestructuras en España y el Magreb; José García Sanleandro, director de América Norte, y Antonio Gallart, encargado de América Sur.

Por su parte, el presidente dejó seis direcciones generales, que acabaron en manos de Carlos J. Álvarez, responsable de Finanzas; Antoni Basolas, de Estrategia y Desarrollo Corporativo; Manuel G. Cobaleda, de secretaría general y del consejo; Jordi García Tabernero, de Comunicación y Relaciones Institucionales; Antonio Peris, de Recursos Corporativos; Jon Ganuza, de Controlling, y Steven Fernández, de Mercado de Capitales.

La nueva reducción de la estructura organizativa ha generado cierto nerviosismo entre la plantilla y los representantes de los trabajadores, que se temen que las personas sobrantes de este ajuste puedan salir mediante un nuevo plan de bajas incentivadas o incluso un expediente de regulación de empleo. De momento, no se ha adoptado ninguna medida y ninguno de los afectados ha perdido su empleo. Naturgy ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información, pero ha precisado que no se contempla actualmente ningún ajuste traumático.

Sale el jefe de información y seguridad

El pasado año, el primero de Reynés al frente de la gestión de Naturgy, la plantilla de la compañía se redujo en 2.018 empleados en todo el mundo. De esta reducción, casi la mitad de las bajas se ha producido en España. Concretamente, la plantilla nacional se vio ajustada en 881 trabajadores. En el ejercicio anterior, con Rafael Villaseca como consejero delegado, la reducción de plantilla en España se limitó a 28 salidas. De esta manera, Naturgy terminó el año con 12.700 trabajadores, lo que representa un descenso de la masa laboral del 15%.

Según distintas fuentes, Reynés quiere seguir poniendo a dieta los costes organizativos para conseguir el objetivo de eficiencias incluido en el plan estratégico 2018-2022. El mismo contemplaba alrededor de 2.500 bajas para los próximos años, lo que hacía una media de 500 salidas al año. Pero las mismas fuentes apuntan que el primer ejecutivo quiere exprimir más los gastos, por lo que el grupo podría implementar una política más agresiva, tanto en España como en Argentina y México.

Uno de los departamentos que podrían ser objeto de más ajustes es el de Tecnología de la Información, que emplea a 500 personas, tras el acuerdo de cesión de esta actividad a IBM. De hecho, Paco Gimeno, que era responsable de Sistemas y director de Tecnología ('chief information officer', por la terminología interna del grupo), ha abandonado la sociedad recientemente al pasar sus funciones a personal de la multinacional estadounidense.

La dieta impuesta por Reynés ha sido bien aplaudida por el mercado. Desde que fue nombrado presidente ejecutivo el 6 de febrero de 2018, la cotización se ha disparado un 43%, hasta alcanzar máximos históricos. Motivo por el cual numerosos brókeres han recomendado reducir posiciones en Naturgy —un 52% aconseja vender las acciones y solo un 3,7%, comprar— al considerar que ha alcanzado su potencial. Justo por esto, el directivo quiere darle otra vuelta de tuerca a la estrategia para cambiar la opinión de los analistas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios