medios de comunicación

Tregua precaria en el consejo de Vocento tras la revuelta de los consejeros críticos

Las espadas siguen en alto, pero el consejo de Administración de Vocento ha celebrado este jueves su consejo mensual sin tomar ninguna decisión drástica

Foto: Junta General de Accionistas 2019 de Vocento.
Junta General de Accionistas 2019 de Vocento.

Finalmente, la sangre no llegó al río. El consejo de Administración de Vocento se ha reunido este jueves en consejo ordinario y las probabilidades de que se saldase con el cese del consejero delegado Luis Enríquez eran reales, tal y como había publicado El Confidencial.

El directivo, que lleva meses resistiendo los envites del sector crítico que encabeza el expresidente Santiago Bergareche, ha aguantado una nueva sesión muy tensa en la que han vuelto a quedar patentes las diferencias existentes entre los consejeros, si bien no todos mantienen las mismas posiciones de los últimos meses. Por ejemplo, uno de los consejeros que la última vez le apoyó, Fernando de Yarza, ya no está de su lado, en parte, por la gestión de la compra del Grupo Zeta, una operación que el empresario aragonés cree que Vocento debería haber estudiado en serio.

Y es que como ha publicado este diario en los últimos meses, el bloque rebelde ha maniobrado varias veces para descabalgarle, si bien nunca ha logrado los apoyos suficientes. Y aunque el consejo de este jueves evidencia que las diferencias internas siguen ahí, lo cierto es que por ahora Luis Enríquez se mantiene en el cargo.

Durante los últimos ocho años (es CEO desde 2011), el directivo ha centrado su estrategia en la diversificación de los negocios, y la venta de activos no estratégicos, incluida la cartera inmobiliaria del grupo. Enríquez siempre ha manifestado la necesidad de abrir nuevas vías de negocio fuera del papel y durante estos años ha invertido en sectores como la gastronomía o la música. También prepara, tal y como reveló este diario, inversiones en el terreno de la educación.

Otro movimiento relevante encabezado por él ha sido la reciente puesta en marcha de WEMASS, un 'marketplace' publicitario constituido junto a Prisa y el Grupo Godó con el que quieren plantar cara al dominio de Google. El proyecto tiene ya el visto bueno de la CNMC y ha echado a rodar hace apenas unos días.

El resultado final: Vocento cerró el pasado año con un beneficio de 10,9 millones y repartirá un dividendo de 3,2 céntimos por título, la primera vez que lo hace en la última década. Las cifras, aunque positivas, no han terminado de convencer a todos los consejeros, que le achacan la fuerte caída de la cotización (en línea con el sector) y el inmovilismo en algunos asuntos como la compra del Grupo Zeta, hoy en manos de Prensa Ibérica.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios