entrevista a miguel riaño, director de hsf

"Empezar en un momento de crisis nos ha permitido ir más rápido"

La firma Herbert Smith Freehills cumple una década en España. El socio director, Miguel Riaño, hace balance de esta etapa mientras prepara al despacho para los próximos 10 años

Foto: Miguel Riaño, socio director de Herbert Smith Freehills. (HSF)
Miguel Riaño, socio director de Herbert Smith Freehills. (HSF)

Hace una década, Herbert Smith Freehills (HSF) aterrizó en Madrid de la mano de Miguel Riaño, Álvaro Sainz e Ignacio Paz, tres socios procedentes de Linklaters que tenían la misión de implementar en España una de las últimas grandes marcas británicas que quedaban por entrar. Por entonces eran unos 15 abogados y facturaban siete millones. Hoy, la firma, que es una de las más rentables de España, cuenta con una plantilla de 115 profesionales y unos ingresos que superan los 38 millones de euros. La firma cumple 10 años ya consolidada, pero como en todos los comienzos, hubo desafíos.

"Empezamos este proyecto en un momento difícil, porque nos cogió la crisis", señala Riaño. "Pero eso también nos permitió ir a contracorriente. Todos los despachos estaban preocupados por la situación y nosotros íbamos en dirección contraria. Eso nos ha permitido ir más rápido". Curtido en las filas de Garrigues y Linklaters, el abogado y sus compañeros son de esos pocos casos que saltan desde una firma nacional a otra internacional, un movimiento poco común pero que a la larga cree que ha sido beneficioso para desarrollar Herbert Smith. "En Garrigues aprendimos el oficio, y en Linklaters, la dimensión de lo que es un despacho internacional".

El letrado, que considera que HSF fue "valiente" al decidir abrir en plena crisis, explica que España resultaba un mercado muy atractivo por su potente red de empresas de infraestructuras, energía y telecomunicaciones con grandes proyectos fuera de España. "Era un buen momento para acompañar fuera a las empresas", añade.

Miguel Riaño, en un momento de la entrevista. (HSF)
Miguel Riaño, en un momento de la entrevista. (HSF)

El despacho, que comenzó con un perfil mercantil, financiero y de litigación, ha aumentado en los últimos años el número de sectores que cubre: inmobiliario, fiscal, TMT, competencia... Un listado que podría ampliarse todavía más con una nueva apuesta por el sector farmacéutico, tecnológico y concursal.

En su 'track record', el despacho ha llevado asuntos para clientes como Telefónica, TSB Group, Mutua Madrileña, Torreal, Abengoa, OHL y Santander, entre otros. No obstante, el gran asunto de Herbert ha sido el consorcio español AVE Medina-La Meca (6.500 millones), la primera construcción del AVE fuera de España, y el asesoramiento al Reino de España en los arbitrajes por las renovables.

No obstante, si hay un área que Riaño tiene ahora en la agenda, es litigación y arbitraje. El despacho ha integrado recientemente al equipo del conocido árbitro David Arias y quiere posicionar a HSF como "la firma de referencia en España" para este tipo de asuntos, un sector en el que ya tienen una posición de liderazgo en Reino Unido.

El fichaje de Arias, anunciado el pasado abril, se suma a otras incorporaciones que el despacho ha cerrado en los últimos tiempos, como José Ramón Moureza, ex abogado del Estado-jefe de Energía, Juan Pedro Beneyto-Guillamas, inspector de Seguros del Estado y del Sepblac, Leopoldo González-Echenique, expresidente de RTVE, y el exministro Rafael Catalá, entre otros.

Aparte de esta intensa política de incorporaciones, el despacho sabe que todavía tiene un reto pendiente en lo que al equipo se refiere: las mujeres. "Somos conscientes de que tenemos pocas en la sociatura en España", apunta Riaño. El abogado afirma que no tiene la sensación de que existan barreras, pero también admite que la realidad es que algo pasa. "Creo que es por la maternidad. En esa fase, hay un gap que afecta a sus carreras profesionales". Y aquí habla de la responsabilidad compartida entre madres y padres, especialmente estos últimos. "Los padres recientes del despacho se han cogido el permiso".

La firma, consciente de los problemas de conciliación que caracterizan al sector, lanzó en 2016 una propuesta oficial de medidas de flexibilidad en el trabajo. "Tenemos que ir hacia un sistema de flexibilidad, de teletrabajo", señala Riaño, quien se manifiesta también contrario a la cultura del presentismo en la oficina. Y aquí se asoma el espinoso debate sobre el registro de la jornada laboral, un asunto que ya estudia el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE). "Estoy a favor de todo mecanismo que sirva para detectar el fraude, pero tiene que tener sentido y que se adapte a los nuevos tiempos y formas de trabajar".

Nace la Fundación HSF

Además de cumplir 10 años en España, este año el despacho ha puesto en marcha la Fundación Herbert Smith Freehills, una iniciativa para "contribuir a eliminar las barreras a la inclusión para que la diversidad sea una realidad en un futuro próximo", según se especifica en su página web. La oficina de Madrid lanzó su iniciativa de diversidad e integración en 2012.

La fundación tiene dividida su actividad en cinco áreas: pro bono, voluntariado, proyectos sociales, iniciativas de responsabilidad social corporativa (RSC) y 'gender equity matters' (GEM). También ha lanzado este año la convocatoria HSF Integra'19, para financiar proyectos de inclusión de asociaciones, fundaciones y empresas sociales.

¿El objetivo final? Cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre los que se encuentran el final de la pobreza, la igualdad de género, la reducción de las desigualdades y el crecimiento económico.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios