EL ESTADO TIENE EL 61%

Ponce abre la puerta a retrasar otra vez la privatización de Bankia

El presidente del FROB recuerda que si las condiciones “no son adecuadas” para vender la participación del Estado, podrá dictaminarse otro retraso en el periodo de privatización

Foto: Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)
Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)

“La capacidad del Gobierno para volver a extender el periodo de privatización de Bankia es flexible”, asegura Jaime Ponce, presidente del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), algo que podrá acometer si las condiciones no son adecuadas.

Ponce considera que los dos grandes retos que afrontará el FROB a medio plazo son la privatización de Bankia y la liquidación del ‘banco malo’ o Sareb, para lo que aún queda un periodo más extenso de siete u ocho años. Con la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri el objetivo es maximizar las ayudas públicas, ha recordado el ejecutivo en su participación en el curso de finanzas sostenibles en Santander de la APIE, y reducir la presión de una fecha límite puede dar un respiro a la cotización y, sobre todo, ayudar a encontrar ventanas de colocaciones.

Aun así, Bankia cotiza cerca de mínimos, debido al castigo que sufre por su dependencia de los tipos de interés. El ‘precio del dinero’ en el 0% y las ratios negativas en facilidad de depósito (recargo sobre liquidez) y euríbor destrozan la capacidad de generar rentabilidad por parte del banco parcialmente nacionalizado, que trata de diversificar sus ingresos con el plan estratégico.

Esta guía, presentada en 2018, alcanza hasta 2020, con objetivos de alcanzar un retorno sobre fondos propios (ROE) de dos dígitos y superior al coste del capital (rentabilidad exigida por los inversores) gracias a un beneficio previsto de 1.300 millones de euros. Pero Goirigolzarri ya ha admitido dudas esta semana por primera vez de poder alcanzarlo, reconociendo que en algún momento “evaluarán” la proyección.

Mientras, además, los bajistas están lucrándose con el castigo a la acción ante el giro del BCE, que ha abierto la puerta a los tipos negativos y, sobre todo, ha retrasado las expectativas de que en algún momento llegue la normalización. Durante los últimos días se ha generado un debate sobre si los tipos bajos o negativos penalizan, o no, a la banca. El sector asegura que sí, mientras que desde el Banco de España y desde el BCE se cuestiona este argumento ya que defienden que gracias a la recuperación de la economía y del crédito, y la reducción de la morosidad, el efecto neto es positivo pese a que se deteriore el margen de intereses.

Ponce, como representante del máximo accionista de Bankia hasta el año que viene, cuando expirará su mandato, asegura mantener intacta la confianza en el equipo gestor de la entidad parcialmente nacionalizada y defiende también la tesis de que la curva de tipos bajos penaliza al banco. “Es difícil trasladarlo a los depósitos, como sí ocurre con los créditos”, arguye. Más contundente fue el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, que pidió acabar con este debate porque “es obvio” que perjudica, aunque se resignó: “Los tipos seguirán así mucho tiempo, así que hay que buscar vías alternativas de rentabilidad”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios