DUEÑOS DEL GRAN CASINO DE BARCELONA

Los Suqué Mateu (Peralada) desembarcarán en la nueva Kelme con el chino Yuanxiang

Inverama, matriz del Grupo Peralada, espera al cierre del acuerdo de Riva y García con el inversor chino para capitalizar un préstamo de tres millones de euros

Foto: Miguel Suqué, CEO del Grupo Peralada. (EFE)
Miguel Suqué, CEO del Grupo Peralada. (EFE)

El lanzamiento de la nueva Kelme en España y Europa con respaldo financiero de la compañía china Jinjiang Yuanxiang Garments Weaving contará con un invitado de apellido catalán. La familia Suqué Mateu, propietaria de unas de las mayores fortunas de Cataluña a través del Grupo Peralada, tiene previsto incorporarse al accionariado de la empresa ilicitana para completar su estructura de capital. Será, en principio, una participación financiera, sin presencia en la gestión, según señalan a El Confidencial fuentes de la histórica enseña de ropa deportiva, que experimenta ahora una segunda vida en China al calor de la fiebre del país por el fútbol.

Los Suqué Mateu atesoran uno de los grupos empresariales familiares más importantes de Cataluña. Propietarios del Gran Casino de Barcelona, la enseña de automóviles deportivos y de competición a la carta Hispano-Suiza, activos industriales e inmobiliarios y varias bodegas, el juego es una de sus principales fuentes de facturación y representa más de la mitad de los ingresos de un grupo con más de 250 millones de euros de cifra de negocio en 2017. El salón de la Ciudad Condal es la joya de la corona de la división de juego, que incluye también casinos en Tarragona, Chile o Argentina con hoteles asociados.

Los dueños del Gran Casino de Barcelona y el Grupo Peralada tienen tres millones invertidos en la matriz de Kelme en España a través de préstamos

Representantes de la burguesía catalana no afín al soberanismo, el grupo empresarial está ahora dirigido por los hermanos Miguel y Javier Suqué Mateu tras el retiro del patriarca, Artur Suqué, y el fallecimiento de su madre, Carmen Mateu, hija del expresidente de La Caixa y exalcalde de Barcelona Miguel Mateu Pla. La entrada en el proyecto de Kelme se produce por la vinculación que la familia tiene con el empresario Borja García-Nieto, expresidente del Círculo Ecuestre de Barcelona y presidente del grupo financiero Riva y García.

Borja García-Nieto y Carlos García, con Ke Yongxiang en la inauguración de la 'flagship store' en Fujian.
Borja García-Nieto y Carlos García, con Ke Yongxiang en la inauguración de la 'flagship store' en Fujian.

Los Suqué han colaborado en la financiación de proyectos de gestión del despacho barcelonés, que a finales de la pasada década tomó el control de Kelme como gestor del fondo capital riesgo de la Generalitat valenciana Tirant Inversión, dentro del fallido proceso de rescate de la histórica marca deportiva ilicitana. La sociedad matriz del Grupo Peralada, Inverama, mantiene suscritos con Riva y García préstamos por valor de cinco millones de euros que tienen como garantía acciones de Spinnaker Invest, un fondo de capital riesgo con participaciones en empresas tecnológicas como Scytl, la firma especializada en control de voto a través de internet, pero también la entrada en el capital de New Milennium Sports y Paw Sports.

New Millennium es la mercantil que explota la empresa deportiva Kelme. Inverama le prestó tres millones de euros con un tipo de interés del 4% más euríbor. A su vencimiento en julio de 2017, estaba prevista la capitalización del préstamo con la intención de tomar el control del 25% de Kelme, según las condiciones que figuran en la memoria de 2017 de Riva y García, adelantadas por Alicante Plaza. Esta capitalización todavía no se ha producido, de hecho se fijó un nuevo plazo de vencimiento en octubre de 2018, aunque está acordada por las partes, según señalan fuente de Kelme a El Confidencial. La clave para encajar el nuevo reparto accionarial está relacionada con el proceso de fusión con Jinjiang Yuanxiang Garments Weaving, la empresa que lidera el inversor chino Ke Yongxiang y que factura ya más de 80 millones de euros con los productos de Kelme en China.

Riva y García está negociando en la actualidad la concentración de la sociedad propietaria de la marca española con el dueño de la licencia para China y Asia, dispuesto a aportar capital con el objetivo de reforzar los lazos con su aliado español y relanzar los productos de la enseña en el mercado europeo. La intención es que el inversor asiático sea mayoritario en la nueva Kelme, aunque la actual estructura y la participación española se mantendrán, tanto en lo que se refiere a la gestión como en la política comercial europea, que ahora encabeza el director ejecutivo, Carlos García Cobaleda. La nueva estructura societaria incluirá, por tanto, el capital de Yongkiang y el de la familia Suqué Mateu, además del porcentaje que conserve el Grupo Riva y García.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios