COBRARÁ UNOS OCHO MILLONES EN UN EJERCICIO

Sacyr premia a Manrique con un bonus millonario por cumplir el plan estratégico

El presidente, Manrique, aseguró en la junta general de accionistas que "Sacyr ha cumplido de manera anticipada los objetivos fijados hasta 2020, sobre todo, el capítulo financiero"

Foto: Manrique, presidente de Sacyr. (Reuters)
Manrique, presidente de Sacyr. (Reuters)

Los directivos de Sacyr, empezando por su presidente, Manuel Manrique, están de enhorabuena. Según han confirmado fuentes próximas a la constructora, sus principales ejecutivos van a cobrar un incentivo extraordinario por el cumplimiento de los objetivos operativos del ‘Plan Bonus Plurianual 2015-2018’ equivalente a casi tres años de sueldo fijo. Un periodo en el que la cotización de la compañía se ha mantenido estable y durante el que no repartió dividendos de forma regular hasta el pasado ejercicio.

El propio Manrique aseguró el pasado jueves en la junta general de accionistas que "Sacyr ha cumplido de manera anticipada los objetivos fijados hasta 2020, sobre todo el capítulo financiero y la recuperación del dividendo creciente". El primer ejecutivo de la constructora añadió que el grupo ha dado por superada una etapa delicada por las pérdidas de la inversión en Repsol y el colapso de la construcción en España. Por ello, ahora va a poder centrarse exclusivamente en conseguir contratos, elevar el peso del área de concesiones y analizar la entrada en las energías renovables.

Las palabras de Manrique no han hecho más que corroborar lo que Sacyr ya explicó en la memoria anual de 2018, en la que dijo que "los objetivos marcados estaban cumplidos" y que ahora tenía "nuevas metas para 2020” dentro del Plan Estratégico 2015-2020. La multinacional de la construcción y los servicios añadía que desde que se lanzara dicha hoja de ruta, el ebitda ha registrado un crecimiento anual acumulado del 23%, mientras que el resultado neto y el flujo de caja operativo han mejorado un 46% y un 76%, respectivamente.

Como el ebitda y el beneficio neto son las dos grandes métricas incluidas en el ‘Plan Bonus Plurianual 2015-2018’ con las que se mide si se han alcanzado los objetivos previstos, fuentes internas reconocen que los beneficiarios de este incentivo lo cobrarán en su totalidad. Según los detalles de este sistema extraordinario de retribución, Manrique, como presidente ejecutivo, tendrá derecho a recibir el 75% de su retribución fija anual de 2015, multiplicada por tres. Ese ejercicio, el presidente percibió 2,89 millones brutos.

Manrique, como presidente ejecutivo, tendrá derecho a recibir el 75% de su retribución fija anual de 2015, multiplicada por tres

De esta cantidad, 1,40 millones fueron el sueldo fijo y 1,39 millones, el variable. Por tanto, el presidente de Sacyr tendrá derecho a recibir un máximo de 3,15 millones (1,05 multiplicado por tres) adicionales a su remuneración habitual. En consecuencia, este año Manrique, que ha tenido problemas financieros en relación con sus deudas con Banco Sabadell y Banco Santander, percibirá cerca ocho millones de euros sumando la aportación que le hace la empresa a su plan de pensiones (1,37 millones en 2017).

Porque, aunque el periodo de cómputo finaliza dentro de año y medio, el consejo de administración tiene "la facultad de anticipar parte del pago en el caso de que la consecución de una parte relevante de los parámetros del Plan Estratégico 2015-2020 se produzca antes de la finalización del periodo".

Buen inicio del año

Por su parte, el resto de la cúpula directiva de Sacyr, que tiene un sueldo anual de 2,13 millones, podrá percibir hasta 4,81 millones de euros adicionales. “El incentivo se abona íntegramente en metálico en la fecha en la que el consejo de administración, a propuesta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, determine dicho importe tras analizar el cumplimiento de los objetivos”, sostiene la compañía, que agrega que actualmente se está evaluando el desempeño de cada uno de los beneficiarios.

Según la definición oficial, el fin último de este plan trianual ha sido incentivar al equipo gestor y alinear sus intereses con los de los accionistas, premiar su permanencia y ofrecerles un elemento retributivo en línea con las mejores prácticas del mercado”. Sin embargo, los intereses de los accionistas no han corrido en paralelo, ya que en la evolución de la cotización de Sacyr no se ha visto reflejada la consecución de los citados objetivos financieros. Apenas ha subido un 3,65% en un periodo en el que fue excluida del Ibex 35.

El año 2019 ha empezado mejor para Sacyr, que se ha apreciado ya un 23%, lo que ha elevado su capitalización hasta los 1.200 millones. No obstante, sigue muy lejos de los 35 euros que tocó a finales de 2006, en pleno 'boom' de la construcción y tras su entrada en el capital de Repsol.

La constructora se ha marcado para los dos próximos años que el negocio concesional genere el 85% de los flujos de caja, un crecimiento selectivo en el mercado anglosajón (EEUU, Canadá, Australia y Reino Unido), una estricta disciplina financiera y reducción de la deuda con recurso y la maximización del valor para el accionista.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios