acusaban de cobrar en exceso 3.600 M de $

Iberdrola esquiva la acusación de manipular precios en EEUU y se libra de una megamulta

Un juez federal del distrito de Massachusetts estima la petición de la eléctrica vasca de retirarle los cargos que le acusaban de inflar presuntamente el mercado de gas y de electricidad para beneficiarse

Foto: Sede de Avangrid, filial de Iberdrola, en EEUU
Sede de Avangrid, filial de Iberdrola, en EEUU

Iberdrola ha logrado salir airosa de un litigio que arrastraba desde 2017 en Estados Unidos. La jueza del Tribunal del distrito de Massachusetts, Denise J. Casper, estimó la petición de la filial de la eléctrica vasca, Avangrid, de retirar las acusaciones por manipular el mercado del gas con el objetivo de incrementar artificialmente los precios de la electricidad en Nueva Inglaterra.

Según los demandantes, el abuso de poder en el mercado de Avangrid y Eversource Energy, la otra empresa denunciada que ha sido absuelta, había permitido cobrar en exceso 3.600 millones de dólares (3.190 millones de euros al cambio) a los consumidores entre 2013 y 2016. En dicha acusación, el bufete de los demandantes llega a decir que nadie desde la crisis energética provocada por Enron en California, hace casi dos décadas, había manipulado los mercados energéticos así. Por ello, los supuestos perjudicados reclamaban una indemnización por daños y perjuicios, la devolución de los beneficios obtenidos, reparación en forma de restitución, la adopción de medidas cautelares y la condena en costas.

Sin embargo, ya en 2018, la Comisión Federal de Regulación de la Energía (FERC, por sus siglas en inglés), señaló, tras una investigación, que no había pruebas de que se hubiera actuado contra la libre competencia y por ello no adoptaría ninguna medida adicional. La presunta manipulación consistía, según los demandantes, en que las filiales de Iberdrola SCG y CNG incurrieron en prácticas de planificación de la capacidad de los gasoductos Algonquin Gas Transmisión (AGT) que dieron como resultado un aumento artificial del precio de la electricidad.

Con las conclusiones de la FERC, la firma presidida por Ignacio Sánchez Galán solicitó que se desestimaran todos los cargos, algo contra lo que se opusieron los demandantes. El 11 de septiembre de 2018, el Tribunal de Distrito ubicado en Boston estimó la petición formulada por Avangrid y rechazó todas las pretensiones de la acusación. De nuevo los denunciantes presentaron un recurso de apelación. Ahora, según el último escrito del tribunal al que ha tenido acceso El Confidencial, la juez sostiene que debe seguir el criterio de la FERC, por lo que asume que el tribunal no tiene potestad para entrar en la cuestión y absuelve a la eléctrica.

A la demanda colectiva de los consumidores se unió otra de PNE Energy Supply. Este proveedor mayorista de energía se sintió también perjudicado e "interpuso una demanda civil por infracción de las leyes de defensa de la competencia, en nombre propio y de aquellos que estuvieran en una posición similar, contra Avangrid y Eversource, alegando que sus respectivas filiales gasísticas habían manipulado ilegalmente el suministro de capacidad de los gasoductos en el mercado secundario de capacidad” explica Iberdrola al auditor, "con el fin de incrementar artificialmente los precios del gas natural y de la electricidad en Nueva Inglaterra".

El demandante afirmó que representaba a entidades que compraron electricidad directamente en el mercado eléctrico mayorista, que a su entender fue objeto de la presunta conducta contraria a la libre competencia de Eversource y Avangrid. De nuevo Iberdrola, a través de su filial estadounidense, solicitó la desestimación de todos los cargos sobre la base de la prioridad federal y de la ausencia de pruebas de una conducta contraria a la libre competencia, citando, entre otros motivos, los resultados de la investigación interna de la FERC y la desestimación de la demanda por parte del mismo Tribunal en septiembre.

Esta causa permanecía como uno de los litigios significativos abiertos contra la compañía, tal y como refleja la memoria de sostenibilidad de la compañía de 2018 certificada por el actual auditor de la empresa, KPMG.

Según explica ahora la propia Iberdrola, "estas acusaciones gravemente defectuosas de manipulación de precios ya han sido desestimadas en un tribunal federal, y fueron consideradas infundadas tanto por la Comisión Federal Reguladora de Energía de Estados Unidos como por la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos de Connecticut. Después de investigar las reclamaciones, las agencias reguladoras estuvieron de acuerdo con lo que hemos dicho todo el tiempo: que la gestión de SCG y GNC de sus carteras de gas natural era coherente con su obligación de proporcionar un servicio fiable a los clientes bajo todas las condiciones meteorológicas y de servicio".

De esta manera, Iberdrola se quita de encima un problema que podría haber hecho un grave roto en sus cuentas de haberse considerado las acusaciones y que además supone todo un estigma desde el punto de vista reputacional. No obstante, esta no es la primera vez que Iberdrola se encuentra con acusaciones de manipular el mercado para lucrarse con ello. En 2016, ya tuvo que hacer frente a acusaciones de manipulación en California.

En España, la compañía carga con una investigación penal que instruye el Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional por haber manipulado presuntamente el mercado eléctrico en 2013 para provocar un alza del precio de la luz. Esta causa aún sigue abierta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios