LA REALIDAD DEL 5G EN LA VIDA DIARIA

¿Diremos adiós a los 'smartphones' tal y como los conocemos con el 5G?

La llegada de la tecnología 5G supone no solo un avance sino también un cambio total de escenario. Así puede cambiar nuestras vidas, según los mayores expertos de la industria

Robots conectados que se encarguen de las tareas domésticas en los hogares, coches que se conducen de forma remota, drones para emergencias y logística o realidad virtual no solo para los videojuegos, sino entendida de manera amplia y con diversidad de funciones, son cuestiones que formarán parte de la realidad del día a día gracias a la tecnología 5G.

La quinta generación de redes de telefonía móvil hará posible la inteligencia artificial y el internet de las cosas, y que ambas tecnologías formen parte de nuestra vida cotidiana. En ese camino, según los expertos, cambiará nuestra realidad, llegando incluso a ver desaparecer los 'smartphones' tal y como los conocemos y disfrutando de nuevas experiencias que pasen por otros dispositivos. Todo para crear un modelo de negocio por valor de un trillón de dólares para 2020 que solo en Europa sumará 113.000 millones a su PIB actual y precisará en siete años de 2,3 millones de nuevos puestos de trabajo.

De estas cuestiones, de la posición de España en el desarrollo de esta tecnología y de las tareas pendientes que nos quedan por delante, si queremos ser punta de lanza de Europa, han hablado los asistentes al foro 'La realidad del 5G en la vida diaria', organizado por El Confidencial en colaboración con Atrevia, Cellnex y el Mobile World Capital Barcelona. Inaugurado por Nacho Cardero, director de El Confidencial, quien enfatizó la necesidad de adaptación de todos los sectores económicos a la quinta generación de redes, y por Asunción Soriano, CEO de Atrevia, contó con la presencia de Carlos Grau, director general del Mobile World Capital Barcelona; Albert Cuatrecasas, director general de Cellnex España; Federico Ruiz, director del Observatorio Nacional de 5G; Alicia Richart, directora general de la Asociación Digitales, y Narcís Cardona, director del iTeam Research Institute-UPV.

Soriano remarcó que ante el reto del 5G y de cómo esta tecnología afecta a nuestra vida cotidiana existen tres claves predominantes. La primera, la importancia de la inclusión, que este cambio no nos lleve a una sociedad de nuevas castas, que nadie se quede fuera y que todos, independientemente de nuestra condición, podamos entrar en el cambio. La segunda, la vigilancia y la escucha, que las administraciones y las empresas estén muy pendientes de cómo la sociedad adopta las tecnologías. Y en tercer lugar, la velocidad. “Las organizaciones, empresas e instituciones tenemos que prepararnos para adaptarnos, reaccionar rápido y tener músculo para dar respuesta a las demandas que vayan surgiendo ante el 5G”, declaró la CEO de Atrevia.

Un momento de la mesa redonda sobre la realidad del 5G en la vida diaria.
Un momento de la mesa redonda sobre la realidad del 5G en la vida diaria.

El 5G no solo nos permitirá navegar por internet a una velocidad mucho más alta, sino que tiene el poder de cambiar el mundo tal y como lo conocemos y nos afectará a todos en nuestros hogares, puestos de trabajo y relaciones sociales. Esta tecnología “puede lograr la competitividad de las zonas rurales, la eficiencia del consumo energético, la aparición de nuevos servicios —algunos de ellos muy visibles, como el vehículo autónomo o conectado—, el avance de entornos críticos, entre los que destaca la salud, pero también el entretenimiento y la introducción de nuevos modelos de comunicación como son los hologramas”, asegura el director general de Mobile World Capital, Carlos Grau.

Pero el 5G también cambiará las herramientas. Según Alicia Richart, terminaremos diciendo adiós a las pantallas de los móviles y tabletas para pasar a las 'smartglasses', gracias a las que trabajaremos con realidad aumentada y realidad virtual. Además, "pasaremos de un modelo B2B a uno B2B2X, donde X implica que estaremos conectados a millones de cosas". De hecho, "todo lo que se ha ido metiendo en el teléfono móvil va a ir saliendo del mismo. No necesitaremos estar mirando constantemente el móvil, la interfaz va a ser únicamente gestual", asegura Narcís.

Asunción Soriano, CEO de Atrevia.
Asunción Soriano, CEO de Atrevia.

Para todo ello, es esencial la inversión en infraestructuras. “Por sus características, el 5G necesita que las infraestructuras evolucionen, ya que los equipos necesitan más espacio, mayor alimentación y más fibra”, enumera el director general de Cellnex en España.

De lo que no cabe duda es de la gran inversión que las empresas de telecomunicaciones deberán realizar para que el 5G sea factible. Según las estimaciones, solo en España serán necesarios 6.000 millones de euros. Es por ello que Alicia Richart pide a la Administración Pública eliminar barreras y más capital para implantar las redes retrayendo la parte tributaria de cara a las subastas del primer semestre de 2020.

¿Qué papel juega España en el 5G?

Los asistentes al Foro de El Confidencial mantienen una posición unánime: España puede ser quien lidere el cambio gracias, entre otras cosas, a su despliegue de fibra, muy por encima de la media de los países europeos, lo que se traducirá en una transición más rápida y económica, pero también gracias a su liderazgo científico. “Las universidades y centros de investigación españoles están presentes, o lideran, en dos tercios de los proyectos de investigación y desarrollo de la Unión Europea, cuya inversión es de 700 millones de euros”, asegura el director del iTeam Research Institute de la UPV.

Albert Cuatrecasas, director general de Cellnex España, y Carlos Grau, director general de MWCapital.
Albert Cuatrecasas, director general de Cellnex España, y Carlos Grau, director general de MWCapital.

Para Cuatrecasas, "España no va a estar a la cola, tiene los deberes muy hechos". Además, es el único país europeo con dos grandes 'hubs' en el 'top 10' de ciudades. Juntas, Madrid y Barcelona suman 1.300 'startups'. “Con los pilotos que tenemos en marcha, ya somos primeros a nivel mundial en casos de uso. La batalla la va a ganar quien sea capaz de desplegar, medir y evaluar el beneficio y el ahorro. La oportunidad de España no es trivial, con los conocimientos que tenemos debemos ser capaces de despuntar. Otros países más pequeños han conseguido posicionarse otras veces, un ejemplo es el liderazgo de Israel en ciberseguridad”, añade Cardona.

Las universidades y centros de investigación españoles están presentes en dos tercios de los proyectos 5G de la Unión Europea

Por su parte, Federico Ruiz destacó el plan que está llevando a cabo España en torno a esta nueva red y nuestro “completo y líder ecosistema de empresas para aprovechar el 5G: operadores, pymes, 'startups', fabricantes e integradores”. Pero para poner en marcha esta red y que este liderazgo sea posible, el director del Observatorio Nacional de 5G insistió en la importancia de las políticas que adoptemos, una opinión que compartieron Carlos Grau y Alicia Richart. “Cualquier Gobierno debe preocuparse por los retos tecnológicos, pero con esta velocidad de adopción no siempre es fácil asumir estos cambios tan rápidos”, dijo la directora de la Asociación Digitales.

Un momento durante la mesa redonda.
Un momento durante la mesa redonda.

Aun así, Grau aboga por un código ético, por políticas basadas en recomendaciones regulatorias que permitan una sociedad mucho más inclusiva y que vigile el uso correcto o incorrecto que hacemos de la tecnología. Además de trabajar por la inclusión y el empoderamiento ciudadano para no dejar a ninguna generación atrás. “Anticipémonos y demos formación. España anualmente es el centro mundial tecnológico durante unos días gracias al MWC, debemos aprovechar el resto de días para asentar unas bases éticas alrededor de la sociedad del futuro que queremos”, declaró el director general del MWCapital.

Pero en realidad la pregunta que todos nos hacemos es cuándo llegará esta tecnología llamada a revolucionar nuestras vidas. Cardona recordó que pronto veremos cómo se empiezan a integrar las primeras piezas, ya que algunas operadoras han anunciado que saldrán este año con el 5G. Eso sí, “la integración completa no se podrá ver hasta dentro de cuatro o cinco años y llegará de manera paulatina, incorporando piezas poco a poco, de tal manera que la transición sea suave”.

Para Narcís Cardona, en cualquier caso, "el 5G es una red perfecta. Si conseguimos desplegar esta red con una tecnología ultraflexible capaz de absorber todo tipo de redes, ¿para qué necesitamos revolucionar eso o cambiar de generación? Cualquier cosa que venga detrás solo será una mejora de esta. "Habrá una red 6G pero no será radio, sino que se centrará en tecnologías fotónicas", concluyó Federico Ruiz.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios