ANDALUCÍA SUMA MENOS DEL 5% DE LAS COTIZADAS

La CNMV 'se vende' en Sevilla para atraer a grupos familiares y cooperativas a la Bolsa

Sebastián Albella hace proselitismo ante 150 empresarios y directivos en Sevilla. La comunidad representa el 14% del PIB pero sus empresas recurren poco a la Bolsa para financiarse

Foto: Sebastián Albella, en su intervención en Sevilla. (Cámara de Comercio)
Sebastián Albella, en su intervención en Sevilla. (Cámara de Comercio)

Sebastián Albella, el presidente de la CNMV, acudió ayer a uno de los huesos más duros que le quedan por roer al negocio bursátil en España: Andalucía. Ante 150 empresarios y directivos reunidos en Sevilla por la Cámara de Comercio, el líder del supervisor desde hace dos años y medio vendió las bondades de la salida al mercado. Bien para vender parte del capital, bien para emitir deuda. La comunidad representa el 13% del PIB español pero de las 130 empresas que cotizan en promedio en España en los últimos años, sólo 10 tienen su sede social en Andalucía: Abengoa, Inmobiliaria del Sur, Unicaja Banco, Deoleo, Ezentis, Biosearch, Secuoya, Clever, Tier1 y ADL Bionatur. Las tres últimas, en el MAB, la 'guardería' del Continuo por dedirlo así.

"Obtener liquidez, profesionalizar la gestión, atracción y retención de talento, organización de la sucesión familiar... Yo añado a todos estos motivos que te cambia la vida en la empresa", enumeró Albella. El presidente del organismo se reunió tras el almuerzo-coloquio con el presidente de la Junta, Juanma Moreno. En la CNMV saben perfectamente que hay unas cuantas decenas de empresas en la comunidad que pueden estar interesadas en salir a cotizar o emitir bonos. "Es verdad que exige algo más de transparencia, que hay que comunicar la información relevante, que te hace una compañía más expuesta ante competidores y clientes, y que además es una decisión difícilmente reversible", añadió el presidente como cruz de la moneda.

La CNMV está promoviendo que aumente en España la financiación de las empresas a través de los mercados de capitales. En EEUU, ejemplificó, el porcentaje de financiación de las empresas a través de bonos en relación al PIB es el 40%. En Europa es el 10%, y en los países del sur como España, Portugal o Grecia, menos aún. ¿Por qué hay tan pocas cotizadas en la comunidad?, se le inquirió por parte del público. "Quizá aquí esté más acentuado el problema de la falta de tamaño de las pymes españolas. Tenemos que crear un marco que aumente el tamaño de las empresas, sería una política interesante".

El directivo cifró entre 80 y 100 millones la cantidad mínima a colocar para salir a cotizar al Continuo. Recordó además que de las 130 firmas cotizadas en España, en torno a 75 tienen más de 500 millones de valoración bursátil, una veintena entre 200 y 500, otras veinte entre 100 y 200, y el resto menos de cien millones. Ante quienes puedan estar dudando ante el Brexit, la guerra comercial de EEUU con múltiples países o la tensión en Oriente Medio, Albella reconoció que quizá estén coincidiendo en este momento más incertidumbres que en otros momentos. "Espero personalmente que vuelva la confianza", señaló.

Candidatos

Empresas como Cosentino, Dcoop, Ayesa o el líder rural Cajamar han manifestado públicamente en los últimos años su interés en salir a cotizar o estudiar esta opción en algún momento del corto o medio plazo. Cada una por sus motivaciones, incluso alguno como la cooperativa Dcoop pensando en cotizar en EEUU, pero todas ven en la bolsa un paso natural. Otras compañías tienen un tamaño que las haría claros candidatos, como la ingeniería fotovoltaica Prodiel (entre las diez mayores del mundo) o la cooperativa de distribución de fármacos Bidafarma, segunda de España.

Albella, en el centro, junto a altos cargos de la Junta y los presidentes de Rural del Sur y la Cámara. (Cámara de Sevilla)
Albella, en el centro, junto a altos cargos de la Junta y los presidentes de Rural del Sur y la Cámara. (Cámara de Sevilla)

Existe también otro grupo de cotizadas basadas fuera de Andalucía, pero que tienen aquí importantes activos. Es el caso de la estadounidense Atlantic Copper (propietaria de la fundición de cobre de Huelva) o la chipriota Atalaya Mining (que ha reabierto la mina de Riotinto). Quizá fuera planteable una cotización paralela en España: el 15% del capital de Atalaya está ya en manos españolas, por ejemplo. Igualmente, existen grandes grupos agroalimentarios privados como las aceiteras familiares Migasa o Acesur, la cárnica Famadesa, Persán, Covirán o la constructora Azvi susceptibles de usar instrumentos de financiación alternativos a la banca, o plantearse sacar capital al parqué.

En su intervención inicial, Albella aseguró: "Deberíamos tener cuidado en hacer reformas que puedan afectar de manera contundente a la CNMV. Tras 30 años de trayectoria nos hemos ganado una imagen de seriedad". Preguntado en el coloquio, el presidente reculó asegurando: "No hay ninguna reforma en el horizonte que pueda afectarnos dramáticamente". Si convenció o no al auditorio reunido en el hotel de lujo Alfonso XII de Sevilla, el parqué lo dirá en los próximos meses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios