encuesta a la dirección financiera deloitte

Optimismo en las empresas españolas: el 68% espera aumentar sus ingresos en 2019

105 directores financieros ofrecen su visión sobre el actual panorama económico, midiendo su preocupación y percepciones ante los principales riesgos y desafíos que se les plantean

Foto:
Autor
Tiempo de lectura6 min

¿Cómo se sienten las empresas de cara a sus resultados en el próximo año? ¿Y respecto a la marcha económica de Europa, la posibilidad de una crisis o la evolución de los ingresos a nivel global? La realidad muestra una dualidad: mientras las empresas españolas apuestan por una subida de sus propios ingresos, se mantienen muy alerta y con cierta preocupación ante la posibilidad de una crisis en la eurozona, impulsada, entre otras cosas, por el populismo.

Así lo revela la vigésima Encuesta a la Dirección Financiera de Deloitte, que ofrece la visión de 105 directores financieros sobre cómo están reaccionando las empresas ante el actual panorama económico, midiendo su preocupación y percepciones ante los principales riesgos y desafíos que se plantean. Según este informe, el 68% de los directores financieros españoles espera que la facturación e ingresos de su compañía suban en el próximo año, un 20% cree que se quedarán igual y apenas un 12% apuesta por la caída.

En este sentido, los españoles son más optimistas que la media europea en cuanto a la evolución de los ingresos de sus empresas (la media europea es del 60%), el margen operativo (45% frente a 40%) y el nivel y gasto de inversión (44% frente a 36%).

Preocupados por la situación económica

El optimismo en cuanto a los ingresos contrasta con otro hecho significativo: la percepción sobre la marcha de la economía se está resintiendo, o así lo demuestra el 51% de los encuestados: el 49% la considera regular y el 2%, mala o muy mala. Apenas un 49% cree que la evolución está siendo positiva.

En principio, esta situación de empate técnico podría verse con cierto optimismo, pero las tornas se dan la vuelta si miramos las cifras con perspectiva. En 2018, el 70% consideraba que la situación era buena, por lo que la caída es de 21 puntos porcentuales y deja claro hasta qué punto las empresas están en un momento más pesimista.

De hecho, este tono a la baja se demuestra si preguntamos a los directores financieros por la marcha de la economía española en los próximos 12 meses: el 52% de los encuestados apuesta por una recesión financiera en nuestro país o, al menos, un estancamiento, mientras que apenas el 25% cree que la economía española afrontará una fase de crecimiento.

Para Nuria Fernández, 'senior manager' de Deloitte y encargada del estudio en España, es normal que haya una mayor cautela en las opiniones de los encuestados respecto al año pasado, "especialmente por los signos macroeconómicos de los últimos meses. De todas maneras, en España hay otros factores que priman sobre este pesimismo. La clave está en las estrategias que adopten los líderes para afrontar los retos en un entorno cambiante y cada vez más exigente en cuanto a resultados".

En los mismos términos se expresa Pilar Cerezo, socia de Audit & Assurance de Deloitte y responsable del CFO Program en España, para quien "la dirección financiera tendrá que afrontar retos distintos en el medio plazo, desplazando sus funciones hacia actividades de análisis, predicción y apoyo a la toma de decisiones. En consecuencia, tendrá que liderar a medio plazo departamentos financieros muy diferentes a los actuales, lo que dará lugar a una brecha de talento, entre las capacidades actuales y las que se necesitarán en el futuro".

Por otro lado, el 37% de los directores financieros europeos espera un mayor margen operativo, porcentaje que alcanza el 40% en el caso de los de la eurozona. Un 36% de los encuestados en Europa espera aumentar el nivel de inversión, una cifra que sube hasta un 44% si atendemos únicamente a los encuestados en países de la eurozona. Esa cifra sigue sin llegar al 47% si miramos a nuestro país.

No ocurre lo mismo cuando hablamos de la plantilla de las empresas. El 30% de los directores financieros españoles espera aumentar el número de empleados en los próximos 12 meses, dos puntos porcentuales por debajo de la media en Europa y nueve si consideramos solo los encuestados en la zona euro.

¿Qué riesgos corren las empresas?

Las empresas tienen que mirar hacia el futuro y, de paso, evaluar y controlar los posibles peligros. En este caso, el apetito por el riesgo experimenta un descenso importante con respecto al nivel de hace un año, ya que solo un 30% de los encuestados en nuestro país (frente al 60% anterior) considera que es buen momento para asumir un mayor riesgo en sus balances.

La lista de riesgos la encabeza la posibilidad de una nueva crisis en la eurozona, con un 50% que la califica como de impacto alto en sus negocios. En segundo lugar, un 44% sitúa el deterioro del margen por falta de flexibilidad en precios. Por detrás de estos se encuentran el aumento de la polarización o el populismo, así como la incertidumbre económica global y política fiscal, con el 42% de encuestados que los califica como factores de alto impacto.

Otra de las preocupaciones crecientes está relacionada con el talento. En esta edición, no obstante, desciende hasta el séptimo lugar: el 39% de los directivos españoles califica el talento como un riesgo de alto impacto; el año pasado, esta opinión era sustentada por el 48%. Adicionalmente, señalan otros riesgos, como un posible aumento del proteccionismo, los tipos de cambio, los ciberataques contra compañías o gobiernos, los ataques terroristas en economías occidentales o un Brexit duro. Todos estos riegos son calificados como de impacto alto por entre el 30% y el 35% de los encuestados.

La Encuesta a la Dirección Financiera de Deloitte ofrece la visión de 105 directores financieros españoles sobre cómo están reaccionando las empresas ante el actual panorama económico, midiendo su preocupación y percepciones ante los principales riesgos y desafíos que se plantean. El cuestionario se realizó entre el 11 y el 25 de marzo de 2019 y también recoge algunos de los resultados de la encuesta realizada a nivel europeo a 1.473 CFO de 20 países, tanto de la Unión Europea como de fuera de la zona euro.

Esta encuesta se engloba dentro del Programa CFO, una iniciativa global de Deloitte cuya intención es acompañar a los directivos financieros en cada una de las etapas de su carrera profesional, ayudándoles a gestionar las complejidades de sus funciones, abordar los principales desafíos a los que deben hacer frente y adaptarse a los cambios estratégicos del mercado.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios